Lanzan carteras en El Sadar para protestar por el Medio Día del Club

09.02.2020 | 19:59
Recogen carteras del campo de El Sadar.

La afición de Osasuna lanzó decenas de carteras sobre el césped de El Sadar en la visita ante el Real Madrid para protestar por el Medio Día del Club. Sergio Herrera, guardameta de Osasuna, se dispuso a retirar las carteras, intentando dejar cuanto antes limpia su área para poder comenzar el duelo ante los blancos.

Osasuna salió a morder desde el primer minuto a un Real Madrid herido tras su eliminación en la Copa ante la Real Sociedad y que volvía a Pamplona después de tres años. En el minuto 3 de partido, José Arnaiz dispuso de la primera ocasión de gol para el equipo local, pero su disparo se marchó cerca de la escuadra izquierda de Courtois.

El primer gol del partido llegó como más le cuesta a Osasuna, a balón parado. Rubén García puso un centro medido desde el córner y Unai García se adelantó a un jugador que muy pocas veces falla en acciones defensivas como Casemiro. Se lanzó en plancha y cabeceó el esférico al fondo de las mallas con un remate cruzado. El Sadar enloqueció.

La primera parte fue avanzando con un Real Madrid que quiso hacer valer su ley a través de jugadores de calidad como Modric, Isco o Benzema, quienes no se vieron acompañados por Bale, que después de cuatro partidos sin convocar demostró una falta de ritmo considerable.

En el minuto 33, Isco empató el encuentro con un remate de volea ante el que Sergio Herrera nada pudo hacer. El Madrid se fue adueñando de la posesión del balón a raíz del empate y cinco minutos después Modric sirvió un balón a la cabeza de Casemiro, que cruzó el esférico al primer palo y allí apareció Ramos para poner el 1-2 en el marcador antes del descanso.

El equipo de Zidane salió con algo más de intensidad en la segunda parte, buscando transiciones rápidas con las que sorprender al conjunto navarro. El técnico vasco de Osasuna, Jagoba Arrasate, puso sobre el césped a su nuevo delantero Enric Gallego para tratar de empatar el partido con juego directo.

El hombre más activo del encuentro por parte de los rojillos fue Rubén García, quien actuó como delantero y después como segundo punta.

Los minutos se fueron sucediendo sin grandes ocasiones hasta que en el 69 García disparó con violencia a puerta, pero el balón, que iba dentro, lo despejó a córner Varane.

Con un Osasuna volcado sobre el campo madridista llegó el gol que finiquitó el partido. Un mal pase de los locales hacia su portería fue recogido por Benzema para encarar a David García, esperar a Lucas Vázquez y servirle un balón perfecto para que anotase el 1-3, solo ante Sergio Herrera.

Jovic marcó el cuarto de su equipo en una contra dirigida por Valverde en el tiempo añadido. Un triunfo claro del Real Madrid le afianza en la primera posición de la Liga.