La búsqueda de un lateral no se frena

Mercado/ El club no esperará a Manu Sánchez y ya trabaja en otras opciones para el carril zurdo

28.08.2020 | 07:56
Estupiñán, contra el Celta

Osasuna no va a echar el freno en la búsqueda de un lateral izquierdo. La paralización de la llegada de Manu Sánchez, lateral procedente del Atlético de Madrid, no va a hacer que se trastoquen demasiado los planes de la dirección deportiva rojilla, que no esperará al club colchonero y continuará buscando futbolistas para ocupar ese puesto, vacío tras las regresos a sus clubes de los cedidos Pervis Estupiñán (Watford) y Toni Lato (Valencia).

Lo cierto es que la situación de Osasuna, a pesar de este contratiempo –la llegada del joven madrileño se iba a hacer oficial esta semana– solo cambia el número de jugadores a incorporar. Al no haber futbolistas propios de esa posición en la plantilla, el club no había dejado de buscar opciones a pesar de la inminente llegada de Manu Sánchez, que ahora parece lejana. Aunque de momento solo congelada, la decisión de los madrileños de vender a Caio Henrique al Mónaco por alrededor de 8 millones –ayer se hizo oficial– hace que se dependa de la decisión del Cholo, que se debate entre quedarse con el defensor de 20 años, incorporar a otro carrilero zurdo o quedarse solo ante el peligro con Renan Lodi y el posible parche de Saúl Ñíguez. Las dos últimas decisiones son las que acabarían con la cesión de Sánchez a Osasuna, con la intención de que se curta en Primera.

No obstante, y a pesar de que se seguía trabajando en otros hombres para la demarcación, esta opción era la que mas satisfacía tanto a Arrasate como al organigrama técnico, ya que se le había seguido durante mucho tiempo, llegando a verlo en directo en una decena de ocasiones –incluso viajando a Cerro del Espino–, y el de Berriatua había quedado contento con su actuación contra Osasuna en el Wanda, que supuso su debut en la categoría.


BAILE DE NOMBRES


Antes del de Manu Sánchez, nombre que no sonó hasta que la operación estaba casi completada, se relacionó a una gran lista de laterales izquierdos con Osasuna, algunos tras el interés del club rojillo y otros en boca de partes interesadas.

De menores a mayores posibilidades, entre los candidatos a ocupar el flanco izquierdo de la banda de El Sadar ha estado, por ejemplo, Fran García, de 21 años. De la cantera del Real Madrid, sonó con fuerza al principio, pero desde Osasuna rápidamente desmintieron que hubiesen preguntado por él.

Otro nombre es Pablo Pérez. El andaluz, de 19 años, es jugador del Sevilla Atlético y, aunque no ha debutado con el primer equipo, ha sido un fijo en los entrenamientos de Lopetegui. Desde la ciudad hispalense se informó hace un mes que Osasuna había preguntado por una cesión, pero desde entonces solo se ha sabido que su proyección ha llamado la atención de grandes clubes que incluso deben estar dispuestos a pagar su cláusula de rescisión.

Kévin Rodrigues, de la Real Sociedad (26 años), no fue una de las preferencias de Osasuna, pero las posibilidades estuvieron ahí. Sin embargo, la intención del jugador de salir traspasado y no vivir otra nueva cesión –estuvo el año pasado en el Leganés– hizo que la opción se enfriase.

Mucho más interés, y fue mutuo, tuvo Alessandro Tripaldelli. El italiano del Sassuolo, de 21 años, fue también uno de los primeros en este baile de nombres, pero se dejó de tener noticias sobre él y su posible llegada.

EL PERFIL ESTÁ CLARO


Joven, a ser posible con experiencia en la Liga y que llegue en calidad de cedido. Éstas son las características que marcan el perfil claro de futbolista que se busca para ocupar el lateral izquierdo de Osasuna. Hasta ahora todos los nombres de la lista de candidatos cumplen al menos dos de estas tres variables, y lo que se busca continúa cumpliéndolas.

El club quiere repetir el gran éxito que tuvo el préstamo de Pervis Estupiñán –anhelo de muchos aficionados pero que ha saltado a otro nivel de cotización tras su gran temporada en Pamplona– e intentar, tras cumplir el año, convencer al club de origen y al jugador de quedarse. De momento, no se frena para que antes del inicio de Liga –fechado para dentro de dos semanas– el hueco del lateral izquierdo esté cubierto.

LOS NOMBRES

Manu Sánchez. La incorporación del lateral del Atlético de Madrid estaba casi cerrada, pero el club colchonero, que hizo ayer oficial la venta de Caio Henrique al Mónaco (cifrada en unos 8 millones de euros), ha paralizado la cesión a la espera de la decisión del Cholo sobre si contar con él o hacer una incorporación en esa demarcación.

Alessandro Tripaldelli. Del Sassuolo, Osasuna mostró interés por él y él por recalar en Pamplona, pero las negociaciones parecen haberse enfriado.

Kévin Rodrigues. El lateral de la Real Sociedad, cedido en el Leganés el año pasado, quiere salir traspasado y no a préstamo, lo que reducía sus opciones de ocupar el carril zurdo de El Sadar.

Pablo Pérez. Se preguntó al Sevilla por él al término de la campaña, hace ya casi un mes, pero tiene demasiados pretendientes que incluso podrían llegar a pagar su cláusula de rescisión.

Fran García. Aunque su nombre sonó con fuerza al principio, lo cierto es que Osasuna no preguntó ni mucho menos negoció con el Real Madrid por él.

SIN LATERAL IZQUIERDO


ÍÑIGO PÉREZ, UN PARCHE YA UTILIZADO

Jugó en el carril zurdo en Primera y Segunda. El centrocampista Íñigo Pérez ya sabe lo que es jugar en el lateral izquierdo. Fue usado como parche este mismo año, en enero contra el Valladolid, un encuentro para el que Pervis Estupiñán estaba sancionado; Toni Lato, refuerzo en el mercado de invierno, llegó lesionado; y Endika Irigoien, del Promesas, sufría una contusión en la rodilla. En este mismo mes, pero en 2019, el de la Txantrea también salió en el once inicial para ocupar ese flanco, propiedad de un Clerc sancionado. Bielsa también lo utilizó en esa posición en el Athletic, recuperando una plaza en la que también jugó con el filial.

noticias de noticiasdenavarra