Osasuna realiza una sesión de recuperación a dos días de recibir al Barcelona

Los jugadores de Osasuna han realizado varios partidos de fútbol-tenis en un suave entrenamiento después de pasar las pruebas PCR

04.03.2021 | 13:02
Torró, celebrando un punto en el fútbol-tenis.

Los jugadores de Osasuna han realizado una suave sesión de entrenamiento este jueves para preparar el encuentro del sábado ante el Barcelona. Después de someterse a los test PCR, la plantilla rojilla ha llevado a cabo una sesión de fútbol-tenis de apenas 45 minutos para recuperar tras el intenso entrenamiento del miércoles, en el que se disputaron varios partidillos.

Richard Sanzol ha trabajado a parte con los porteros Sergio Herrera y Juan Pérez. Los dos guardametas han entrenado el juego con los pies y varias salidas a balones aéreos. Los otros dos porteros de Osasuna, Rubén Martínez e Iñaki Álvarez, siguen con el proceso de recuperación de sus lesiones -una fractura en la mano en el caso del gallego y una lesión muscular en el joven portero navarro-. Además de los dos porteros, han realizado trabajo específico Iñigo Pérez y Facu Roncaglia. Por su parte, el Chimy Ávila ha completado la sesión junto al resto de sus compañeros dentro de su plan de readaptación.

En el campo pequeño, la plantilla rojilla ha realizado varios rondos, partidos de fútbol-tenis y algunos pases en largo en un entrenamiento suave, corto y con un ambiente distendido. Al finalizar, Kike Barja, el autor del tanto en la última victoria ante el Alavés, ha trabajado la finalización de cara a portería junto a Adrián, que ha mostrado sus dotes como portero.

Osasuna recibe al Barcelona este sábado a las 21.00 horas con la intención de continuar su buena dinámica en esta segunda vuelta y seguir sumando para acercarse al objetivo de la salvación. El conjunto rojillo realizará mañana viernes su último entrenamiento y, posteriormente, Jagoba Arrasate ofrecerá una convocatoria en la que no se esperan novedades.

Por su parte, el conjunto culé llega a El Sadar con la intención de no despegarse de la lucha por el título de Liga. Y afronta el partido con la moral alta tras haberse clasificado para la final de la Copa este miércoles al derrotar al Sevilla en la prórroga. El conjunto culé tuvo que pagar un gran peaje para pasar la eliminatoria: el esfuerzo añadido de 120 minutos de fútbol a gran intensidad y la lesión de Piqué, que será baja ante Osasuna.