Intratables en casa

17.12.2019 | 19:14

Promesas 3 - Calahorra 0

PROMESAS Iván Martínez, Samuel, Endika, Liza, Santafé, Calvillo, Barbero, Marcos Mendes (Jose Hualde, m. 45), Javi Martínez (Aranguren, m. 78), Herrando y Aimar (Zabarte, m. 45).

CALAHORRA Gorka Alegría, Chacopino, Echaide (Carralero, m. 49), José Ramón (Manjón, m. 64), Jorge Fernández, Adrien Goñi, Alberto González, Yasin, Cristian (Andrés Barrera, m. 49), Sergio Parla y Joan Rojas.

Goles 1-0, m. 43: Calvillo;2-0, m. 53: Barbero;3-0, m. 59: Hualde..

Árbitro Sergio Usón (C. Aragonés), asistido por Sergio Ferrando y Cristian Lixandru. Amonestó a los visitantes Cristian y Sergio Parla. Expulsó al local Samuel Goñi (minuto 45) y al visitante Joan Rojas (minuto 76), ambos por doble cartulina amarilla.

Estadio Instalaciones deportivas de Tajonar

TAJONAR - Osasuna Promesas se mostró, una vez más, intratable en su feudo.

Los hombres de Castillejo ganaron y golearon a un Calahorra que pudo disfrutar de casi media hora con un jugador más, tras la expulsión de Samuel Goñi. Pero nada más lejos de la realidad, con inferioridad numérica el conjunto rojillo fulminó y sentenció a los riojanos en los primeros diez minutos del segundo tiempo, con goles de Barbero -pichichi en solitario del grupo II- y Hualde tras una soberbia asistencia de Liza desde el área local.

Empezó el choque con el respeto consensuado entre dos equipos que llegaban empatados a puntos, la no derrota se valoraba más que la victoria y acorde con ese mantra se sucedió una primera parte de aproximaciones varias pero sin ocasiones en las áreas.

No fue hasta los últimos minutos de la primera parte cuando Oier Calvillo decidió, porque el guipuzcoano tiene esa potestad, adelantar a Osasuna con un remate desde el vértice del área que acabó en la escuadra, inapelable, e inalcanzable para Gorka. Ni un minuto había pasado cuando el colegiado expulsaba a Goñi por segunda amarilla tras extralimitarse en una entrada.

Con un hombre menos encaraba Castillejo una segunda parte en la que optó por protegerse de las acometidas rivales con los cambios de Hualde y Aranguren.

El plan era replegarse y salir a la contra, dicho y hecho: Osasuna se torno en un ciclón imparable y en menos de diez minutos, Barbero, tras una jugada colectiva en la que Hualde se la daba a Irigoyen de tacón y este asistía, y el mismo Hualde, que convertía un pase que calcó lo visto entre Ter Stegen y Griezmann, sentenciaban a un Calahorra que lo intentó pero se vio superado por unos chavales con alma de veteranos.