La Policía Foral atendió a un turista europeo de avanzada edad con un corte accidental en la espalda esta pasada madrugada en la habitación de un hotel de Berrioplano donde se encontraba hospedado. Los agentes llevaron a cabo una primera atención del herido, le taponaron la herida y le vendaron la zona con cinta compresiva.

Las autoridades recibieron el aviso de la recepción del establecimiento a las 04:00 horas. El cliente, que se hospedaba solo, había sufrido un importante corte en la zona del omoplato con un vaso de cristal y había sangrado abundantemente, como se puede comprobar en las imágenes, dejando un enorme charco de sangre en la habitación.

Tras las atenciones de la Policía Foral, los servicios médicos se hicieron cargo del herido y lo trasladaron al Hospital Universitario de Navarra para tratar la herida.