Angiología

Elimine la sudoración sin dolor

La hiperhidrosis en las manos y en los pies puede eliminarse con un tratamiento ambulatorio no invasivo

14.05.2022 | 08:38
Dispositivo de iontoforesis con corriente pulsada y el doctor Jiménez Arribas.

La hiperhidrosis consiste en una sudoración excesiva, fundamentalmente de las palmas de las manos y las plantas de los pies, aunque también puede afectar a otras localizaciones, como axilas, cuero cabelludo, etc.

¿Por qué se produce?

El mecanismo no es totalmente conocido, pero es cierto que se constata un aumento de la actividad simpática de las glándulas sudoríparas. Esto ocasiona aumento de la sudoración, frialdad, etc.

¿Es grave?

La hiperhidrosis no es grave, pero es sumamente limitante. Afecta enormemente al entorno físico, social y emocional. Las personas que la sufren refieren que actos como escribir, dar la mano, hablar en público, usar determinados tipos de calzado, etc., les resultan muy complicados y ello afecta a su calidad de vida.

Teniendo en cuenta que es un problema que aparece mayoritariamente en personas jóvenes, nos podemos hacer una idea de su importancia. En definitiva, se trata de un problema infravalorado y, por tanto, insuficientemente tratado.

¿Tiene tratamiento?

Tradicionalmente se ha recurrido a la sección de la cadena simpática a nivel axilar. Este método, conocido como simpatectomía, se considera definitivo (aunque está documentada la reaparición del cuadro o incluso la hipersudoración compensatoria). Es un método agresivo, que requiere una intervención quirúrgica con anestesia general. Es un método que se puede realizar a nivel axilar, pero a nivel lumbar son mayores sus complicaciones que sus beneficios, por lo que no es útil para la hiperhidrosis plantar.

Más recientemente se ha utilizado la toxina botulínica. Aunque es un método con buenos resultados a nivel axilar, la inyección de la toxina en las plantas de los pies o en las palmas de las manos es muy dolorosa. Sus efectos se limitan a la duración de la toxina, esto es, unos 3-6 meses.

Por último, la iontoforesis pulsada es un método completamente no invasivo, que no requiere pinchazos ni el uso de anestesia, y elimina la hipersudoración de las palmas de las manos y las plantas de los pies.

Consiste en sumergir las manos o los pies en una solución a la que se le aplica una corriente eléctrica con una intensidad concreta. Se puede añadir además algún agente anticolinérgico. El tratamiento consiste en 10 sesiones de 12/15 minutos, y habitualmente se empiezan a notar los efectos tras 4/6 sesiones. Es un tratamiento ambulatorio e indoloro (salvo, en ocasiones, un pequeño escozor). Posteriormente, es recomendable hacer una o dos sesiones de mantenimiento para perpetuar los resultados.

Después de cada sesión se hace vida completamente normal, aunque es muy útil una buena hidratación de las zonas tratadas.

¿Qué hago con mi problema de sudoración excesiva?

Es esencial una consulta médica para realizar una valoración especializada, confirmar que es una sudoración focalizada, descartar causas orgánicas y planificar el tratamiento de una forma individualizada.

Si desea eliminar su problema de hiperhidrosis de una forma no invasiva e indolora, puede acudir a la consulta del Dr. Jiménez Arribas. Le ofrecerá un asesoramiento personalizado, el tratamiento acorde a su problema concreto y un seguimiento a lo largo del mismo.

noticias de noticiasdenavarra