Trump amenaza a Irán con el uso de “fuerza grande y abrumadora”

Teherán acusa a Washington de mentir cuando asegura estar dispuesto a negociar

09.02.2020 | 16:52
Despegue de un caza en la pista de despegue y aterrizaje del portaaviones ‘Lincoln’ en el Pérsico.

Washington - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó ayer a Irán de que su país responderá con "una fuerza grande y abrumadora" a cualquier ataque contra objetivos estadounidenses, poco después de que su asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, tendiera la mano para dialogar. En un hilo de tuits, el mandatario volvió a elevar el tono hacia los iraníes. "La muy ignorante e insultante declaración de Irán hecha pública hoy solo muestra que no entienden la realidad. Cualquier ataque por parte de Irán contra cualquier estadounidense será respondido con una fuerza grande y abrumadora. En algunas áreas, abrumadora significa erradicación", afirmó Trump en Twitter. El mandatario recordó que su país no olvida "el uso" por parte de Irán de artefactos explosivos y de bombas antiblindados que, aseguró, "han matado a 2.000 estadounidenses y herido a muchos más", sin ofrecer más precisiones. Y subrayó que "el liderazgo de Irán no comprende las palabras amable o compasión, nunca lo ha hecho. Lamentablemente, lo que entienden es Fuerza y Poder, y EEUU es de lejos la Fuerza Militar más poderosa del mundo, con 1,5 billones de dólares invertidos durante los últimos dos años".Agregó que "el maravilloso pueblo de Irán está sufriendo y sin ninguna razón en absoluto. Su liderazgo gastó todo su dinero en el Terror".

Sus palabras se producen poco después de que Bolton declarara en Jerusalén, donde se encuentra de visita, que Trump "mantiene la puerta abierta a negociaciones reales" con Irán sobre la cuestión nuclear. En una rueda de prensa, Bolton explicó que el nuevo diálogo debe lograr "poner fin de forma verificable y completa al programa de armas nucleares iraní, a su desarrollo de sistemas de misiles balísticos, a su apoyo al terrorismo internacional y al resto de su comportamiento maligno en todo el mundo. Todo lo que Irán tiene que hacer es entrar por esa puerta".

No obstante, para Teherán, las sanciones impuestas el lunes por Washington a su líder supremo, Alí Jameneí, demuestran que EEUU miente cuando dice que quiere negociar y suponen el final de la diplomacia para ambos países. Así se expresó ayer el presidente iraní, Hasan Rohaní, en una declaración publicada en la web oficial de su oficina. "¿Los estadounidenses no quieren negociar? Si son honestos, ¿por qué sancionan al ministro de Exteriores de Irán al mismo tiempo que pretenden que quieren negociar? Entonces es evidente que mienten", dijo Rohaní.

espera A su juicio, EEUU debería esperar un tiempo para ver si su pretensión de negociar es verdadera o falsa y avisó de que el límite de "la paciencia" de la República Islámica pasa por no violar sus líneas rojas, es decir, las fronteras del país.

"Cuando un avión cruza nuestras fronteras, ha cruzado nuestra línea roja y tenemos derecho a defendernos", destacó Rohaní, y añadió que Irán no busca humillar a EEUU, pese al derribo de un dron estadounidense el jueves pasado en el golfo Pérsico. "No buscamos humillar a EEUU, pero esta acción ha creado un gran espíritu en la nación iraní y ha demostrado que tenemos las capacidades necesarias para contrarrestar la amenaza de los enemigos", afirmó Rohaní.

La tensión entre ambos países ha ido en aumento desde que Washington se retirara el año pasado del acuerdo nuclear con Teherán, pero ha alcanzado nuevas cotas desde abril, cuando Trump decidió no renovar las exenciones a la compra de petróleo iraní. - Efe

la fecha

Irán romperá el día 7 más compromisos del acuerdo nuclear. El Gobierno de Irán prevé adoptar el 7 de julio nuevas medidas con las que desvincularse de los compromisos adquiridos con el acuerdo nuclear de 2015, al considerar que no se han dado los suficientes pasos como para garantizar la supervivencia de dicho pacto. El secretario del Consejo Superior de Seguridad Nacional de Irán, Ali Shamjani, ha asegurado que las potencias europeas que también suscribieron dicho acuerdo -Francia, Reino Unido y Alemania- no han hecho lo suficiente para salvar un texto del que se desvinculó hace más de un año EEUU.