214 alcaldes exigen al senado mayor control de armas

Piden a los senadores su regreso de vacaciones para valorar dos proyectos aprobados por la Cámara Baja
La Asociación del Rifle se resiste y advierte a Trump de que perderá apoyos

09.02.2020 | 23:32
Residentes de El Paso protestan contra el racismo tras los últimos tiroteos.

Washington - Más de 200 alcaldes estadounidenses reclamaron ayer a los miembros del Senado que regresen de las vacaciones para valorar dos proyectos de ley de control de armas aprobados por la cámara baja, después de los tiroteos registrados en El Paso (Texas) y Dayton (Ohio), con 31 víctimas mortales.

"Los trágicos eventos en El Paso y Dayton el pasado fin de semana son solo los últimos recordatorios de que nuestra nación ya no puede esperar a que nuestro Gobierno federal tome las medidas necesarias para evitar que las personas que no deberían tener acceso a las armas de fuego puedan comprarlas", indican los 214 alcaldes en una carta. Entre los firmantes de la misiva -enviada al líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, y al demócrata de mayor rango de esa cámara, Chuck Schumer- se encuentran los alcaldes de El Paso, Dee Margo, y de Dayton, Nan Whaley, así como los responsables de otras ciudades que han sufrido tiroteos masivos en los últimos tiempos.

En febrero, la Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, aprobó una ley según la cual el Gobierno federal debería hacer un control de antecedentes penales de todos aquellos que quieran comprar un arma, incluidos los que las adquieren en internet o en festivales de armas. Actualmente, a nivel federal, ninguna ley obliga a hacer controles de antecedentes a quienes venden armas en Internet o en esos festivales.

El segundo proyecto de ley aprobado por la Cámara de Representantes busca ampliar el tiempo que una persona tiene que esperar para comprar un arma. Ahora, el FBI tarda unos tres días en hacer control de antecedentes, por lo que, en general, cualquiera puede adquirir una pistola en ese tiempo.

Críticas al NRA Por su parte, la Asociación Nacional del Rifle de EEUU (NRA, en sus siglas en inglés) salió ayer al paso de las críticas que le han hecho después de que Trump se haya mostrado abierto en las últimas horas a endurecer el control de armas. "La postura de la NRA es que aquellos que han sido hallados por un juez como un peligro para sí mismos o para otros no deben tener acceso a las armas de fuego. (...) Pero debe haber pruebas reales y no podemos sacrificar los derechos constitucionales de nadie sin el debido proceso", indicó este grupo, de marcado signo conservador. La NRA, uno de los grupos de presión con más poder de EEUU, publicó este comunicado en Twitter después de que Trump dijera este miércoles que está "muy a favor" de ampliar los procesos de verificación de antecedentes previos a la compra de armas.

Varios medios locales han asegurado en las últimas horas que Trump ha mantenido contactos con los líderes del Congreso para fortalecer los controles para la tenencia de armas ante la creciente presión social generada por los últimos tiroteos indiscriminados.

El Paso (Texas) y Dayton (Ohio) fueron los escenarios el pasado fin de semana de los últimos grandes tiroteos en EEUU, que se saldaron con 21 y 9 víctimas mortales, respectivamente.

Ante esta situación, la NRA defendió ayer que la gran mayoría de las ventas de armas en Estados Unidos, incluyendo las que se efectúan por internet y en las populares ferias de armas, ya están sujetas a verificaciones de antecedentes contundentes. "De hecho, ninguna de las propuestas actuales de verificación de antecedentes habría evitado estas tragedias", apuntó la organización.

De acuerdo a medios locales, el presidente ejecutivo de la NRA, Wayne LaPierre, advirtió ya el martes a Trump que su apoyo a un mayor control de armas "no sería popular" entre sus partidarios. - Efe

noticias de noticiasdenavarra