Canadá, Australia y Japón se suman a las sanciones a Rusia por reconocer a las regiones prorrusas

Anuncian sanciones económicas contra Rusia siguiendo el ejemplo de la UE, de EE.UU. y de Reino Unido

23.02.2022 | 07:32
Un soldado ucraniano desplegado en la región de Donbás

Australia ha anunciado este miércoles la primera ronda de sanciones contra Rusia después de que Moscú reconociera la independencia de las autoproclamadas repúblicas separatistas de Donestsk y Lugansk, en el este de Ucrania, y ordenara el despliegue de militares rusos en esos dos enclaves.

El primer ministro, Scott Morrison, detalló que Australia prohibirá la entrada a ocho miembros del consejo de seguridad ruso, a quienes les aplicará sanciones financieras, además de sanciones contra industrias de diversos sectores como la energía, minería e hidrocarburos de Donestsk y Lugansk, así como instituciones bancarias como el VEB y el banco militar ruso, entre otras.

El Gobierno australiano enmendará las regulaciones sobre las sanciones autónomas de 2011 que se aplican a Crimea y Sebastopol para expandirlas a Donestsk y Lugansk, según explicó Morrison en una rueda de prensa en Sídney tras una reunión del Comité de Seguridad Nacional.

"La invasión de Ucrania ya ha comenzado. Esta invasión es injustificada, no provocada e inaceptable", dijo Morrison, al asegurar que "los australianos siempre se enfrentan a los matones, y nosotros nos enfrentaremos a Rusia".

Australia sigue con esta medida los pasos de sus aliados como Estados Unidos, Reino Unido y la Unión Europea, junto a quienes trabajará para identificar a otras personas que pueden estar sujetas a futuras sanciones.

El Gobierno de Australia, un aliado histórico de EE.UU., ha expresado en varias oportunidades que no tiene intención de desplegar tropas en el este de Europa porque tiene que mantener la seguridad en el Indopacífico, aunque contempla la posibilidad de proporcionar equipo militar si se agudiza la crisis.

Japón anuncia sanciones 


El primer ministro de Japón, Fumio Kishida, ha dicho este jueves que su país implementará una serie de sanciones contra Rusia después de que Moscú reconociera la independencia de las autoproclamadas repúblicas separatistas, y ordenara el despliegue de efectivos militares en ambos enclaves.

En una comparecencia ante los medios, Kishida condenó nuevamente la "violación del derecho internacional" de Rusia y adelantó que se suspenderán visados y congelarán fondos de esos dos territorios separatistas ucranianos, a los que se someterá a un embargo comercial, además de bloquear las nuevas emisiones de deuda soberana rusa en los mercados nipones.

El primer ministro añadió que si la situación empeora, Tokio adoptará medidas adicionales "lo antes posible" en colaboración con el resto de países miembros del G7.

Kishida urgió además a Rusia "a retornar al proceso para resolver la crisis mediante las negociaciones diplomáticas" e insistió en que su Gobierno hará todo lo posible para proteger a los japoneses que aún residen en Ucrania después de que Tokio pidiese a todos sus nacionales hace 10 días que abandonasen el país europeo.

Canadá considera que Rusia incurre en una "provocación descarada"


El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, ha anunciado este martes una batería de sanciones económicas contra dos bancos rusos y la prohibición de comprar deuda rusa y realizar tratos financieros con las regiones separatistas en respuesta al reconocimiento ruso de las regiones ucranianas de Donetsk y Lugansk.

"No se equivoquen, esta es una nueva invasión de un estado soberano y es absolutamente inaceptable", ha recalcado Trudeau, tal y como recoge CBC NEWS, ante la decisión del presidente ruso, Vladimir Putin, de anunciar la independencia de las autoproclamadas repúblicas en la región del Donbás.

A su juicio, "las provocaciones descaradas de Rusia son una amenaza para la seguridad y la paz en el mundo", por lo que estas sanciones permanecerán vigentes hasta que se restablezca la integridad territorial de Ucrania".

La "primera ronda de sanciones" anunciadas por Trudeau incluye prohibir a los canadienses todos los tratos financieros con Lugansk y Donetsk, no permitir comprar deuda soberana rusa, así como la prohibición de tratar con dos bancos rusos respaldados por el Estado. Ottawa también interpondrá sanciones contra los miembros del parlamento ruso que votaron para reconocer las regiones separatistas.

Este mismo martes, el Gobierno de Canadá convocó al embajador ruso en Ottawa, Oleg Stepanov, para abordar la situación tras reconocimiento por parte de Rusia de la independencia de las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk.

noticias de noticiasdenavarra