Los reclusos pudieron grabarse vídeos pero se quedaron sin ‘kit tecnológico’

Dirigentes de ERC, JxCat y EH Bildu escoltan a los líderes encarcelados en el Congreso al recoger sus credenciales

09.02.2020 | 09:50
Los presos del ‘procés’, recogiendo sus actas. EFE

madrid - Diputados de ERC, JxCat y EH Bildu escoltaron a los cuatro presos del procés que acudieron ayer al Congreso para presentar sus credenciales como diputados electos y en ese recorrido de poco más de una hora pudieron charlar con ellos e incluso hacerse fotografías y grabarse vídeos. Oriol Junqueras, de ERC, y Jordi Sànchez, Josep Rull y Jordi Turull, de Junts, que se encuentran en prisión preventiva en la cárcel de Soto del Real, entraron en cuatro coches directamente al párking de la Cámara, donde desde primera hora de la mañana se desplegó un fuerte dispositivo policial.

A las 10.04 horas los cuatro subieron a la primera de las salas habilitadas por el Congreso para realizar los trámites pertinentes antes de recoger sus respectivas actas de diputados, para las que deben cumplimentar hasta tres declaraciones escritas: de bienes, de actividades y de intereses económicos. Nada más salir de los ascensores, diputados de ERC, JxCat y Bildu les recibieron entre aplausos y se pudo ver a algunos de ellos abrazarse con sus compañeros, todo ello en medio de una gran nube de periodistas y gráficos.

Enseguida, entraron en la sala Lázaro Dou, la primera de ellas, para presentar toda la documentación, un espacio en el que ya estaba casualmente el exministro de Justicia Rafael Catalá y en el que el trasiego de diputados fue continuo. Entre otros se pudo ver entrar al número dos' de ERC, Gabriel Rufián, acompañado por varios de sus compañeros de bancada; a a todos los diputados de Junts y a parlamentarios de EH Bildu, como Jon Iñarritu o Marian Beitialarrangoitia. También acudió a la sala el exportavoz parlamentario del PDeCAT Francesc Homs, abogado en la causa del 1-= como coordinador de las defensas de los miembros posconvergentes. El Tribunal Supremo había recalcado que los presos independentistas no podían tener contacto con medios de comunicación ni mantener reuniones de trabajo durante su estancia en la Cámara, si bien en el interior de la primera sala los funcionarios se mostraron muy laxos.

Es más, pudieron hacerse fotografías y grabar vídeos que, posteriormente, colgaron en las redes sociales. Con los medios no hablaron directamente. Tan sólo Rull respondió con un molt be (muy bien) cuando se le preguntó cómo había ido todo. El primero en completar la primera parte de los trámites fue Junqueras. A continuación, entraron en una segunda dependencia donde posaron para la fotografía que el Congreso cuelga junto a la ficha personal de cada diputado.

A ninguno de los cuatro se les hizo entrega, como sí se hace con el resto de diputados electos, del kit tecnológico, que consta de un iPad y un iPhone, ni tampoco la habitual cartera de piel del Congreso. Todos estos enseres quedarán en manos de sus respectivos grupos parlamentarios. Tras realizar todo el papeleo bajo supervisión de la Policía de la Cámara baja, los cuatro abandonaron las instalaciones sobre las 11.10 horas de la mañana para regresar a la prisión de Soto del Real. - E. P.