Esparza fracasa en su intento de torpedear las negociaciones del PSN para formar gobierno

Na+ intenta ir a pleno antes de la investidura para debatir la política lingüística

09.02.2020 | 18:10
Javier Espazar (Na+), ayer en el Parlamento flanquedado por las charlas de miembros del PSN y Podemos.

pamplona - El portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, intentó ayer torpedear las negociaciones entre el PSN, Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra con varias iniciativas que su grupo llevó a la Mesa y Junta de Portavoces del Parlamento.

En concreto, Navarra Suma presentó una proposición de ley y una moción para pedir la derogación del decreto del euskera en la Administración. Para ello solicitó un pleno extraordinario que tendría que darse antes de la investidura. Con ello, tal y como reconoció el propio Esparza, pretenden que el PSN tenga que posicionarse sobre temas "que no comparte con los grupos con los que está negociando para formar un gobierno".

soluciones y no confrontación Sin embargo, el resto de grupo ya advirtió de que las proposiciones de ley necesitan de un informe del Gobierno, que ahora en funciones no puede emitir. Sin olvidar, que celebrar un pleno para debatir una ley sin que se hayan constituido aún las comisiones parlamentarias no es lo habitual. Por ello, desde el PSN, Ramón Alzórriz, llamó a "respetar los tiempos".

Respecto a los temas que pueden generar diferencias en las negociaciones para formar gobierno, Alzórriz, subrayó que lo que se busca en las mesas de trabajo es "reducir los enfrentamientos y llegar a consensos por el bien común". "No estamos por la confrontación permanente, sino por buscar soluciones entre unas posiciones y otras", subrayó en referencia al intento de la derecha de provocar tensiones entre los grupos que negocian el Acuerdo Programático para un gobierno progresista. Negociaciones en la que Alzórriz "ve clara la vocación de acuerdo" entre los grupos.

reventar las negociaciones La estrategia de Esparza, también manifestada por él mismo, es "demostrar que Navarra Suma y el PSN tienen más cosas en común que con el resto de partidos" con los que negocia. Y ante la negativa de los socialistas, al menos de momento, a dar sus votos a la derecha como ha solicitado en Madrid el propio Esparza, Navarra Suma intentó ayer generar enfrentamiento e inestabilidad en medio de las negociaciones para un acuerdo programático.

Algo que el portavoz de Geroa Bai, Koldo Martínez, definió como "una pelea de gallos entre la popular Ana Beltrán y Javier Esparza por parecer los más españoles de idioma único". Frente a esto Martínez pidió "seriedad" y recordó que el Decreto foral que Navarra Suma quiere debatir de forma urgente antes de la investidura, se aprobó en 2017, "han tenido tiempo, pero lo que quieren es entorpecer los trabajos para formar un gobierno con el PSN", señaló Martínez.