"Desde el primer minuto FCCMA ha reorganizado los servicios adecuándolos a las circunstancias"

17.05.2020 | 00:58
Carmelo Aguas envía un mensaje de tranquilidad a la población explicando las medidas adoptadas por FCC para combatir el Covid'19 cedida

Con presencia desde hace más de 60 años en Navarra, FCC Medio Ambiente se ha convertido en todo un referente en la gestión de servicios públicos de recogida, tratamiento de residuos y limpieza viaria, gracias a su dedicación y compromiso con el bienestar al servicio de la Administración y la ciudadanía.

En la actualidad, la empresa trabaja para el Ayuntamiento de Pamplona con la limpieza viaria; para la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona con la Recogida de Residuos Urbanos y la gestión de los lodos de la Depuradora de Arazuri y bajo la tutela de los ayuntamientos de Noáin y Ansoain limpiando sus calles, así como para la Mancomunidad de la Ribera con la recogida y el tratamiento de los residuos.

Carmelo Aguas, gerente de la Delegación Gipuzkoa-Navarra, expresa que este éxito se debe en gran parte "a las muchas horas de trabajo dedicadas a cada concesión y al esfuerzo de un magnífico grupo de profesionales que se esmera día a día para que sus propuestas sean las mejores. Sólo así pueden ganarse los concursos. Porque hasta el más mínimo detalle cuenta". Asimismo, el director general de la empresa envía un mensaje de "tranquilidad" a la población explicando al detalle las medidas que han tomado para paliar el coronavirus en las calles y en los espacios comunes de convivencia y cómo están desarrollando los servicios de limpieza.

El servicio de limpieza, recogida y tratamiento de residuos es esencial para el bienestar de las personas que conviven en una ciudad y más en estos días, en los que hay que combatir la presencia de del coronavirus Covid 19. ¿Qué medidas han puesto en marcha para contribuir a paliar la pandemia?

Las medidas han sido numerosas y variadas en atención a las diferentes áreas de gestión.

Se han incrementado los baldeos y se han introducido desde el principio desinfectantes como el hipoclorito siguiendo las instrucciones que cada momento ha ido dando la autoridad competente en la materia. Se han colocado bolsas en papeleras donde no había; se ha incrementado la limpieza y desinfección de todo tipo de mobiliario como pasamanos, ascensores, marquesinas... así como los accesos de puntos críticos como fueron al comienzo del confinamiento las farmacias, establecimientos de alimentación, centros de salud, etc.

En la recogida de residuos se han intensificado las labores de desinfección de los contenedores dado que del mobiliario urbano existente es el único que se ha seguido utilizando a diario y por el conjunto de la población. Uno de los objetivos enmarcado en nuestra misión en esta crisis "contribuir a erradicar la pandemia" ha sido transmitir tranquilidad a la ciudadanía y, a su vez, confianza a nuestro clientes; las administraciones públicas. E, incluso, en algunos sitios de la mano de las Administraciones competentes, hemos ampliado el radio de actuación acudiendo a municipios que carecían tanto de medios materiales como personales. Ello ha sido posible a la cesión de los medios materiales por parte del Ayuntamiento de Pamplona y la organización y cesión de medios de la Mancomunidad para acudir a municipios comprendidos en su ámbito dentro de la RBU. Un servicio especialmente valorado por los representantes de dichos municipios. Esto mismo hicimos en los 17 municipios integrados en la Mancomunidad de la Ribera comenzando por Tudela el mismo día 20 de marzo.

¿Qué medios disponen para realizar su actividad?

Contamos con más 300 vehículos (camiones recolectores, cisternas, barredoras, baldeadoras, furgonetas) y entorno a unas 600 personas en Navarra. Por su parte, en Gipuzkoa tenemos unos 300 vehículos y unos 1.000 trabajadores en plantilla.

Tener esta presencia tanto en Navarra como en Gipuzkoa es lo que nos permite dar respuesta casi inmediata a las necesidades que surgen no previstas en la gestión ordinaria como ha sido el caso del Covid-19. Como la ampliación del ámbito de actuación tanto en la Mancomunidad de la Comarca de la Ribera como en la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona comentada anteriormente.

¿Cómo ha resultado la colaboración con los Ayuntamientos en los qué trabajan?

Hemos desarrollado la hoja de ruta conjuntamente, como no puede ser de otro modo. Nosotros somos adjudicatarios de servicios públicos y, como tal, el cliente (la Administración) es quien manda. Otra cosa es que nosotros por nuestro know how y nuestra disponibilidad seamos proactivos y desde el minuto cero hayamos propuesto a la Administración una reorganización de servicios adecuada a las circunstancias sobrevenidas. Nuestro papel es el de proponer soluciones antes de que se nos planteen los problemas y mostrar plena disponibilidad ante lo que se nos pueda solicitar. Son muchos años de relación contractual basada en la confianza por la profesionalidad demostrada a lo largo del tiempo.

¿Han recibido algún tipo de formación la plantilla para desempeñar sus funciones de limpieza?

Hemos realizado alguna contratación nueva en atención a la reorganización de servicios que hemos puesto en marcha. Desde el minuto cero, ya el viernes 13 de marzo, constituimos un Comité de Crisis para planificar, coordinar y controlar todo lo relativo a la gestión de la crisis. En este órgano es donde se han adoptado todas las medidas de prevención, instrucciones operativas y EPIs aparejados a cada puesto de trabajo. Dicho Comité se ha reunido diariamente, incluidos sábados y domingos, dado que la regulación en esta materia ha sido tal, que las decisiones no podían postergarse siendo la adaptación al cambio el factor fundamental que ha regido dicha gestión. Un auténtico equipo, al que también quiero agradecer su esfuerzo y dedicación.

Se ha impartido la información y formación necesaria haciendo hincapié en la importancia que siempre y, ahora más que nunca, tiene la seguridad y salud de las personas. Los EPIS más comunes y diferentes por las características de esta crisis sanitaria han sido las mascarillas, guantes, protección ocular y trajes Tyvek. Al comienzo de la crisis uno de los problemas fundamentales fue la escasez de este tipo de equipamientos, por lo que nos tocó ser creativos y buscar alternativas para que nuestro personal saliera seguro a desempeñar su trabajo. Colocamos mamparas separadoras en los vehículos, contratamos a un taller de Irún la elaboración de mascarillas reutilizables específicas para nuestras plantillas, etc.

¿Han detectado algún caso de Covid'19 entre los trabajadores?

No. Afortunadamente no hemos tenido ningún contagio en el trabajo. Las medidas que se han tomado desde el minuto cero parece que han dado resultado. El esfuerzo en prevención ha sido enorme, sobre todo en los primeros días donde había escasez o directamente inexistencia de EPIs. A día de hoy, hay 7 personas de baja, 5 trabajadores sensibles/ vulnerables y dos personas en cuarentena por haber estado en contacto con casos confirmados. Entendiendo que la salud engloba el ámbito físico, mental y social se entregaron mascarillas para los familiares de los trabajadores hechas ad hoc por el taller de Irún. Asimismo, entregamos un envase con gel hidroalcohólico de uso individual a cada empleado.

La parte humana y solidaria de vuestra empresa también ha quedado presente durante estos días agradeciendo con vuestra presencia en centros hospitalarios de Pamplona y Tudela al personal sanitario. ¿Cómo habéis vivido ese reconocimiento?

La respuesta del conjunto de nuestras plantillas, oficinas, plantas, calle, está siendo magnífica. Hay quien ha manifestado que está viniendo a trabajar con una mayor motivación sabiendo que su trabajo es esencial. Es curioso, porque siempre lo ha sido, pero en estas ocasiones se hace más patente. Queremos agradecer y reconocer públicamente su trabajo, su esfuerzo y sobre todo su actitud. Las caravanas de aplausos han sido iniciativas surgida desde los propios trabajadores/as y apoyadas por la Dirección en respuesta a lo que estábamos recibiendo del sector sanitario y también a las muestras de cariño que nos encontramos en los contenedores a través de dibujo infantiles dándonos ánimo y agradeciendo nuestra labor. Y, por supuesto, en respuesta a esos aplausos que también nuestro operarios/as han recibido desde los balcones. Iniciativas que demuestran, una vez más, que contamos con una gente estupenda.

Por último, también nos gustaría comentar la campaña solidaria que FCC junto a "la Caixa" hemos puesto en marcha: Ningún hogar sin alimentos. Dicha campaña consiste en una donación voluntaria de 6 euros de cada empleado/a, doblando la cuantía por parte de la empresa. El destinatario de esta donación es el Banco de Alimentos con el que desde la RBU de Pamplona también venimos colaborando en las Grandes Recogidas desde hace años. Es muy duro pensar en el siglo XXI y en un país como el nuestro que pueda haber personas sin alimento, pero es una realidad y no sólo debemos colaborar de este modo sino en la medida de lo posible evitando que se den estos supuestos. Como empresa tenemos el deber de mantener el empleo y con ello generar actividad económica y así hacer que otros sectores más afectados por los efectos de esta crisis puedan salir a flote. Esto también forma parte de la Responsabilidad Social de la Empresa.

¿Qué mensaje le gustaría trasladar a los ciudadanos que tienen que hacer uso de la vía pública y de su mobiliario?

En primer lugar, un mensaje de ánimo a todas aquellas personas que por un motivo u otro están sufriendo con especial crueldad los efectos de esta crisis, bien por motivos de salud, bien por motivos económicos. En segundo lugar, un mensaje de agradecimiento por las muestra de cariño y ánimo que hemos recibido.

Y por último, transmitir tranquilidad y confianza porque las labores de desinfección que estamos llevando a cabo tienen como objetivo que nadie se contagie por el contacto con dicho mobiliario. Nuestra misión en estos momentos es contribuir a erradicar la pandemia, por lo que estamos a disposición de lo que el cliente nos requiera en todo momento. Y si algo se me permite pedir sería que cuando vayan a depositar la basura no dejen de pensar en quien va posteriormente a retirarla, hoy y siempre. Esas personas que día a día acuden a sus puestos de trabajo con el objetivo de que su ciudad esté libre de virus, limpiando y desinfectando las calles y el mobiliario. Personas a las que también tenemos que proteger y velar por su seguridad y salud entre todos.