El PSN pacta con Navarra Suma hacer del PAI un modelo educativo al margen de sus socios de Gobierno

Los socialistas aceptan las enmiendas de la derecha para salvar la ley de estabilización de 350 plazas con requisito de inglés. La ley contraviene el acuerdo programático, que apuesta por consolidar el PAI pero sin ser modelo lingüístico

28.04.2022 | 12:19
Esparza y Chivite, en el Parlamento de Navarra.

El PSN ha pactado con Navarra Suma hacer del PAI (el programa de aprendizaje en inglés) un modelo lingüístico. El compromiso es genérico y a futuro, pero supone un cambio en la línea estratégica de Educación en contra del criterio de los socios del Gobierno de Navarra.

Este compromiso es el preciso que los socialistas han pagado al principal grupo de la oposición a cambio de su apoyo a la ley del PAI, que busca estabilizar 350 plazas de docente con requisito de inglés. Una norma controvertida que a la que se han opuesto Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra. Pero también la mayoría sindical, que ve "inseguridad jurídica" y una "discriminación" para los docentes sin el título de C1 de inglés.

El PSN ha aceptado además otras dos enmiendas de Navarra Suma. Una para limitar el traslado de los docentes que logren plaza para el PAI, que no podrán cambiar su plaza por una con requisito exclusivo de castellano o de euskera. El objetivo, aseguran los proponentes, es garantizar que aquellos que logren plaza por esta vía se queden en el programa de inglés. "El PSN se abrocha a su programa electoral porque no nos han dejado acordar en el acuerdo programático", ha justificado su portavoz, Inma Jurío.

La segunda enmienda, también aprobada, busca que el Gobierno dote a las familias que apuesten por el PAI "los mismos derechos" de quienes cursan el modelo D, de forma que se financie el comedor y el transporte a los alumnos que quieran estudiar en un centro con el programa PAI si no está implantado en su localidad de residencia.

Dudas jurídicas


La ley ha contado con el apoyo del PSN y de Navarra Suma, que han señalado la importancia de estabilizar al profesorado que imparte clases en inglés, que sufre una interinidad cercana al 70%. Pero que han defendido además la reforma como un paso importante para consolidar el programa de enseñanza de lenguas extranjeras en Navarra. "Este es un paso necesario, pero no es suficiente. Es necesario convertir el PAI en un modelo. Por una vez no escuchen a sus socios y cumplan su programa", ha reclamado el portavoz de Navarra Suma.

Y así lo ha hecho el PSN, que da por buenas las enmiendas de la derecha que, en el fondo, no cambian en el objetivo de la ley ni condicionan la labor del departamento de Educación, más allá de que tendrá que habilitar fórmulas para todo el alumnado pueda cursar PAI el próximo curso en todo el territorio, aunque la diferencia de horas en inglés entre un centro con PAI y otro sin él apenas sea de una o dos horas semanales

Los socialistas han negado además que la ley genere inseguridad jurídica. Lo han hecho además apelando al autogobierno y a los derechos históricos de Navarra en Función Pública. La normativa estatal impide exigir el conocimiento del inglés como requisito, pero el PSN sostiene que la Lorafna avala la creación de un cuerpo docente propio, este sí, con requisito de lengua extranjera.

Una vía que no acaba de convencer al Ministerio de Educación, que los últimos dos años ha negado todas las alternativas que le habían planteado desde Navarra. Está por ver ahora si el Estado hace la vista gorda con un Gobierno con el que comparte sigla, o acaba llevando al Tribunal Constitucional la norma. El PSN confía en que no ocurra y que, si finalmente ocurre, habrá acuerdo previo entre Gobiernos para evitar un litigio que pondría en cuestión todo el proceso de estabilización.

El problema es que el recurso lo podrían plantear también 50 diputados (un requisito que solo cumplen Vox y PP), o la propia Abogacía de Estado a instancia de los sindicatos. Una posición que las centrales de ámbito estatal, UGT y CSIF están valorando. Ambas son contrarias a crear un cuerpo docente de ámbito autonómico que podría ser un precedente para el futuro también en otras comunidades.

Críticas y enfado de los socios


Ninguno de los reparos que en sus socios ha logrado cambiar la posición socialistas, que ha tramitado la ley por la vía de urgencia, en apenas dos semanas. Y eso que por medio estaba la Semana Santa. Una rapidez que han vuelto a criticar Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra, que han reprochado al PSN que recurra al comodín de la derecha para imponer su criterio en las discrepancias internas.

En esa línea ha incidido María Solana, de Geroa Bai, que en los últimos días ha mantenido un duro cruce de reproches con el PSN en general, y con el consejero Carlos Gimeno en particular. "Es cínico y falso apelar al autogobierno. Utilizan el autogobierno como un atajo", ha reprochado la parlamentaria de Geroa Bai, que ha denunciado que el acuerdo programático no incluye lo que recoge la ley. "Y mucho menos la redacción final pactada con Navarra Suma", ha criticado Solana, que ha acusado al PSN de gestionar el departamento de Educación "como si fuera un Gobierno monocolor cualquiera".

También Podemos ha votado en contra de la ley, lamentando que se haya tramitado de forma precipitada y que se haya renunciado a buscar un "acuerdo amplio" con los socios del Gobierno así como con las fuerzas sindicales. De los tres socios del Gobierno, dos han votado en contra, así como los otros dos socios parlamentarios, I-E y EH Bildu.

En ese sentido, Bakartxo Ruiz ha sido especialmente crítica, y ha denunciado que la ley se haya tramitado "sin diálogo, de forma precipitada y sin seguridad jurídica". La portavoz de EH Bildu ha advertido además de la dificultad práctica de hacer del PAI un modelo educativo propio, y que ha considerado inviables. Ruiz ha avanzado ya que pedirá la comparecencia de Gimeno para que explique cómo piensa gestionar este nuevo escenario.

noticias de noticiasdenavarra