Un secreto a voces

La difusión de la denuncia fue recibida sin sorpresa en Estella y desde el colegio se afirmó que no tienen nada que ocultar

09.02.2020 | 02:30
José San Julián Luna.

Pocos fueron los que se sorprendieron en Estella al conocer la noticia y es que las frases más recurrentes fueron "esto ya se sabía" y "ya era hora de que alguien se atreviera a sacarlo a la luz". Lo cierto es que los abusos y sobre todo los malos tratos que, según los testigos, sufrían algunos de los alumnos de José San Julián Luna eran conocidos en Estella-Lizarra.

A nada que se pregunta en la calle las respuestas son esas y es que fueron muchos los alumnos que pasaron por el centro y muchos también los que tienen constancia o al menos habían oído hablar de este tema. Quienes le conocieron aseguran que era una especialista cogiendo del lóbulo de la oreja a sus alumnos y tirando hacia arriba, lo mismo que de las patillas. De los abusos hay menos testigos, pero sí testimonios en primera persona.

La noticia adelantada por Estella Noticias y publicada también por DIARIO DE NOTICIAS corrió de voz en voz y sobre todo de móvil en móvil. Muchos aseguran que por fin ha visto la luz. De hecho, cuando en 2009 el colegio celebró sus 50 años ya comenzaron a escucharse voces al respecto, algunos incluso cuestionaban que hubiera algo que celebrar y quien acudió a la fiesta pero recordando que "hubo personas (por supuesto que no todas y mucho menos la mayoría, porque hay quien no fue víctima y tiene muy buen recuerdo) que habían sufrido y mucho en ese centro escolar".

"muchos se sienten más libres" El concejal de Educación, Tito Martínez, preguntado por la denuncia realizada por Koldo aseguró ayer que consideraba que no era quién para valorar lo hechos, aunque eso sí destacó la valentía del denunciante. "Hoy hay gente que se siente más libre. Muchos necesitaban sacarlo", explican.

En los corrillos este era el tema recurrente y de hecho algunos recordaron que San Julián tenía hasta un refrán. "Te agarraba de la oreja y te decía: elige torta, chifón o chafada y te pegaba con la mano abierta". También recordaron que una vez aparecieron unas pintadas en unas tapias subiendo al colegio en la que se increpaba al sacerdote.

En el colegio ayer fue un día normal, sin que los alumnos preguntasen sobre el tema. El gerente del centro, José Cruz Asarta, aseguró que no se puede comentar nada por el momento. "Sabemos que hay una denuncia porque lo hemos visto en la prensa, pero no hemos recibido nada. Lo hemos puesto en conocimiento de la diócesis y en el momento en el que sepamos algo o tengamos algo que decir o que dar información, lo haremos. No tenemos nada que ocultar", señaló el gerente a este periódico.

A pesar de que José San Julián era muy conocido en Estella, lo cierto es que, quitando un episodio en el que un exalumno se lo encontró en la plaza de Los Fueros, después de ser trasladado del colegio en 1973 casi se le perdió la pista aunque al parecer se quedó en Navarra. Su fallecimiento se produjo hace 25 años, apuntó ayer el Arzobispado.