bandera roja en el litoral vasco

La presencia de bacterias fecales por las lluvias obliga a prohibir el baño en Zumaia, Getaria y Saturraran

El Departamento de Sanidad detecta índices microbiológicos contaminantes en los arenales de Santiago, Gaztetape y Mutriku
Los técnicos volverán a medir el nivel de calidad afectado por el desbordamiento de las redes de saneamiento debido a las intensas trombas de agua

10.02.2020 | 00:08
Una pareja accede a la playa de Santiago, en Zumaia, junto a un cartel instalado por el Ayuntamiento en el que se informa de la prohibición

Sanidad detecta índices microbiológicos contaminantes en los concurridos arenales de Santiago, Gaztetape y Mutriku.

donostia - Se izó la bandera roja, a pesar de que la mar estaba en calma. Altos niveles de contaminación en las aguas obligaron a restringir el acceso a tres arenales guipuzcoanos. Hasta nueva orden queda prohibido el baño en la playa de Santiago, en Zumaia; Gaztetape, en Getaria, y en la mutrikuarra de Saturraran. Los análisis recogieron índices microbiológicos que superaron los límites aconsejables, para disgusto de cientos de usuarios que no desaprovechan un solo día en un territorio en el que se cotizan al alza los rayos de sol.

El Departamento de Salud realiza la vigilancia sanitaria de las zonas de baño costeras. El resultado analítico de las muestras de las aguas tomadas el lunes para determinar los parámetros microbiológicos reveló niveles de contaminación por E.coli, una bacteria fecal que se encuentra normalmente en el intestino del ser humano y de otros animales y que, según técnicos consultados por este periódico, habría acabado por contaminar las playas debido al desbordamiento de las redes de saneamiento provocado por las intensas lluvias de estas semanas atrás.

Con los resultados de las muestras no tardó en activarse el protocolo habitual para evitar afecciones entre los usuarios.

El Departamento de Salud del Gobierno Vasco trasladó inmediatamente a los tres consistorios costeros y socorristas la necesidad de extremar las medidas de seguridad. La bacteria detectada es la causa más frecuente de infección urinaria e infecciones respiratorias.

El alcalde de Zumaia, Iñaki Ostolaza, confirmó a este periódico que durante toda la jornada fue necesario izar la bandera en Santiago y extremar la precaución. "Es la primera alerta de estas características que recibimos en lo que va de verano. Al parecer, según han comentado los técnicos del Consistorio, las fuertes lluvias han podido probar que el Urola arrastre restos biológicos hasta la desembocadura".

avenidas de agua Los análisis han detectado la presencia de bacterias provenientes, al parecer, de las redes de saneamiento que han terminado en el mar como consecuencia de las avenidas de agua provocadas por las intensas tormentas. Es algo que pudo comprobar el Departamento de Salud, que aconsejó prohibir el baño en la playa de Santiago, a la espera de los resultados de las nuevas pruebas que se conozcan hoy.

La playa de Santiago se encuentra situada en la desembocadura del río Urola, por lo que recibe directamente todos los sedimentos que arrastra el afluente a su paso. Se localiza a las afueras de la población en dirección hacia Getaria siguiendo la carretera N-634.

El río, una vez que alcanza el mar siguiendo el curso de las corrientes del Golfo de Bizkaia, toma dirección este. Eso explica que no se haya visto afectada la playa de Itzurun, la otra playa de Zumaia ubicada junto al casco urbano, un arenal de gran valor geológico que se integra en el flysch de Deba y Zumaia. "Ha sido una faena para muchos bañistas porque, aunque la de Itzurun es más conocida, a la de Santiago suelen acudir también muchos usuarios. Esta vez se han quedado con las ganas de un baño en una jornada soleada de las que aquí no se pueden desaprovechar", lamentaba Ostolaza.

El agente contaminante se trasladó hacia la playa de Gaztetape, en Getaria, donde los socorristas recibieron la alerta a primera hora de la mañana, como confirmaron a este periódico tanto desde el Consistorio de la localidad costera como de Cruz Roja. "Estamos a la espera de nuevo aviso", aguardaban expectantes.

El responsable de seguridad de este arenal intuía que la prohibición se mantendría vigente, "al menos hasta hoy", a tenor del tiempo necesario para evaluar con detenimiento las nuevas muestras de agua tomadas.

entre mutriku y ondarroa También hubo que tomar medidas de precaución en Mutriku. Los niveles de contaminación alcanzaron la localidad costera, paradójicamente, una de las zonas de Euskadi con las aguas más limpias y con mayor interés naturalístico. Así, la bandera roja hubo de izarse en la playa de Saturraran, donde el municipio limita al oeste con Ondarroa.

Aunque es la primera vez que se detecta estos niveles de contaminación en los tres arenales este verano afectados, no es la primera vez que ocurre. Cruz Roja recordaba ayer que el año pasado hubo que tomar medidas similares en la playa de La Concha, a la altura del Pico del Loro, así como en las localidades costeras de Mutriku, Orio y Hendaia, donde este fin de semana ha vuelto a izarse la bandera por el mismo motivo.

Una docena de playas, desde Biarritz a Hendaia, han sido cerradas tras las abundantes lluvias caídas y el consiguiente riesgo de contaminación. Las autoridades galas optaron por cerrar las playas de Donibane Lohizune, Hendaia, Bidart y Biarritz.

Esta serie de medidas ha llegado a provocar cierta confusión entre los usuarios, llegando a darse rienda suelta a todo tipo de rumores. Tanto es así que Ayuntamiento de Hondarribia y Cruz Roja desmintieron que "en ningún momento" se ha cerrado la playa de la localidad.