Medio centenar de personas censuran el "maltrato y abandono" a perros de caza

Pamplona acoge una concentración convocada por la Plataforma No a la Caza

03.02.2020 | 06:16
Algunas de las personas que secundaron la movilización estatal acudieron con sus perros.

pamplona - Medio centenar de personas se concentraron ayer en Pamplona para rechazar la caza y censurar "el maltrato y abandono" a los perros que se usan para esta práctica.

La movilización, que respondía a una convocatoria a nivel estatal de la Plataforma No a la Caza, tuvo lugar a mediodía en la plaza Consistorial. Medio centenar de personas, acompañadas muchas de ellas por sus perros, se concentraron alrededor de varias pancartas colocadas en el suelo con los mensajes No a la caza con galgos y otras razas o Violencia no es respeto. También se portaron carteles con los mensajes Esto es sadismo, Esto es abuso o No es control de especies, es asesinato, y se corearon consignas como No a la caza, Maltrato animal al Código Penal y Con el sufrimiento yo no me divierto.

Los convocantes leyeron un comunicado en el que afirmaron que "el balance anual de la afición a la caza en España es de 30 millones de animales muertos, 850.000 licenciados salen a cazar sin contar a los furtivos". Criticaron que "gran parte del territorio nacional es coto de caza, algunas administraciones otorgan dinero público para esta actividad" y aseguraron que "270 especies de vertebrados se han extinguido a causa de la caza". Asimismo, afirmaron que "300 millones de cartuchos que se disparan cada temporada se dejan en el campo", lo que supone "cinco mil toneladas de plomo", que es "un metal altamente contaminante y provoca la muerte a decenas de miles de aves acuáticas". Además, dijeron que "los cazadores llenan nuestros montes de trampas, cepos y lazos de los que cualquier animal puede ser víctima".

También se refirieron a los perros de caza que definieron como las "otras víctimas" y aseguraron que "más del 40% de los perros sufren maltrato o abandono". "Una cifra muy elevada teniendo en cuenta que sólo el 2% de la población del Estado tiene licencia de caza", subrayaron. Al respecto, afirmaron que "50.000 galgos son asesinados cada año en España. Son ahorcados, les atraviesan con palos, les inyectan lejía o los queman vivos".

"Esto tiene que acabar, ya vale de impunidad, ya basta que desde las administraciones e instituciones esta práctica se siga permitiendo y que algo tan cruel se siga considerando un deporte", concluyeron. - E.P.