"No suple una clase presencial; se trata de avanzar el temario y mantener el hábito de trabajo"

Dos profesores de ESO y Bachillerato explican su experiencia de atención 'on line'

23.03.2020 | 01:08
Koldo Bermejo, profesor del IES Pedro de Ursúa de Mendillorri, y Arantza Canal, profesora del Sagrado Corazón, teletrabajando desde su casa.

pamplona – "No nos cabe duda de que el comportamiento de los centros va a ser ejemplar y que el compromiso de la docencia nos va a permitir afrontar estas fechas con garantías". El director general de Educación, Gil Sevillano, sabía de lo que hablaba cuando pronunció estas palabras el día en que se anunció el cierre de los centros educativos. El profesorado y alumnado navarro están dando un ejemplo de solvencia y responsabilidad a la hora de afrontar el proceso de enseñanza-aprendizaje a distancia. La formación en nuevas tecnologías que muchos docentes han recibido en los últimos años unida a que los receptores son nativos digitales facilita este proceso. "Somos conscientes de que no suple una clase presencial; se trata de avanzar un poco en el temario, mantener el hábito de trabajo y que el alumnado vea que seguimos detrás", asegura Arantza Canal, profesora del colegio Sagrado Corazón, de Pamplona.

Una de las habitaciones del domicilio de esta vecina de Zizur parece desde el pasado lunes una sala de profesores. Y es que su marido Koldo Bermejo también ejerce la docencia, en concreto en el IES Pedro de Ursúa de Pamplona. Cada uno con su portátil y rodeados de libros y apuntes de sus asignaturas, esta pareja se está adaptando a la nueva situación de teletrabajo. "Para el profesorado que tenemos soltura con las tecnologías nos ha resultado más sencillo, pero lo cierto es que, en general, nos ha pillado bastante bien preparados. Desde hace un tiempo, Educación ofertó cursos para tener unas aulas virtuales a través de GoogleEducation y ha habido bastante formación", afirma Bermejo para añadir que "cuando se anunció el cierre nos dieron una formación exprés sobre videoconferencias".

el aula en casa Ambos docentes se levantan a la misma hora, como si fueran a sus centros escolares, y comienzan a trabajar a las 8.30 horas. "Mantenemos el horario del instituto. Si tengo una hora con un grupo de 8,30 a 9.30 h. estoy conectado. En unos casos hago una videoconferencia y me preguntan vía chat o a través del aula virtual y en otros les envío unos vídeos y un cuestionario para que lo respondan en 30-40 minutos", explica este profesor de Tecnología e Informática, que reconoce que, en general, el alumnado está siendo muy disciplinado.

En Sagrado Corazón también están trabajando a través de la plataforma GoogleEducation y casi todo el alumnado se conecta, aunque no sea justo a la hora, el día en que tienen cada asignatura. "Desde hace años estamos funcionando con GoogleClassrrom, poníamos materiales y ellos trabajaban. El viernes recibimos la consigna de que desde el lunes íbamos a hacer atención educativa desde casa. Intentamos hacer el mismo horario que en el cole, de 8.30 a 14.30 horas", explica Canal. En su caso no realiza videoconferencias sino que intercambia tareas a través del Classroom, prepara power point y les envia audios explicando las distintas diapositivas... "Se conectan cuando quieren y lo ven. Durante esas seis horas estoy a piñón y voy respondiendo a todas las preguntas. En el cole igual tengo 4 horas lectivas y el resto las uso para preparar, corregir pero el teletrabajo es diferente y tenemos que ir ajustando", reconoce.

Ambos son conscientes de que las clases, como pronto, no se retomarán hasta el 20 de abril. ¿Qué pasa si se prolonga y llega las evaluaciones?. "Se pueden hacer exámenes, no al estilo tradicional porque tienen los apuntes delante, pero se puede hacer otro tipo de ejercicios evaluables. Habrá que ser imaginativos. Nos van a poner a prueba y saldrán ideas buenas y otras que no servirán de nada. Un situación excepcional de la que seguro algo aprendemos", augura Bermejo. En cuanto a las familias que no tienen ordenador en casa, este profesor asegura que "el mismo viernes contactamos con ellas y se les ha prestado un portatil del centro. Todo el alumnado de 1º y 2º de ESO de Navarra tiene un chromebook y teléfono móvil tienen casi todos. Las apps que usamos se pueden descargar en móvil, pueden contestar en un cuaderno y enviar una foto. Estamos apañando".

En general, las familias y el alumnado están tranquilos salvo en 2º de Bachillerato donde hay "más nervios" por la EvAU. "El equipo directivo y las familias agradecen nuestro esfuerzo ya que los chavales están mínimamente atendidos. Lo estamos intentando y seguro que iremos mejorando", asegura Canal. "Lo que sí nos está llegando es que están un poco agobiados porque les estamos ahogando a tareas", coinciden. "Debemos bajar un poco el pistón, ser conscientes de que esto no suple una clase presencial; se trata de avanzar un poco el temario, mantener el hábito de trabajo y que vean que seguimos detrás de ellos".

"Hacemos el mismo horario, de 8.30 a 14.30h, y el alumnado se conecta cuando quiere y ve los materiales"

Arantza canal

Profesora de Sagrado Corazón

"En mi instituto se han dejado ordenadores a los estudiantes que no tenían para poder realizar la atención 'on line"

koldo bermejo

Profesor del IES Pedro de Ursúa