Artundo apela al sentido común y dice que Navarra está bien posicionada para la fase 1

Chivite defiende prorrogar el Estado de Alarma, y con ello el control de la movilidad

06.05.2020 | 00:12
La posibilidad de pasear y practicar está llenando los espacios de la vía pública. JAVIER BERGASA

pamplona – El director de Salud del Gobierno foral, Carlos Artundo, aseguró ayer que "todos tenemos claro" que la Comunidad Foral "está en unas buenas condiciones de partida para poder acometer" la transición hacia la próxima fase (1) de "la nueva normalidad", un avance que se va a afrontar con "prudencia, participación y asimetría foral" y cuya estrategia en Navarra, destacó, "está basada en la confianza" en la ciudadanía.

La presidenta del Gobierno, María Chivite, en una comparecencia anterior valoró que el control de la movilidad de la ciudadania ha sido uno de "los criterios fundamentales" para afrontar desde el punto de vista sanitario la crisis del covil-19, por lo que defiende su prórroga. Chivite, que apuesta por un modelo asimétrico, anunció que prevé pedir al Gobierno central que Navarra pase a la fase 1 por considerar que cumple con los criterios para ello.

Artundo explicó en rueda de prensa el proceso que se va a llevar en Navarra ante el Ministerio de Sanidad para preparar el paso de la fase 0 (la actual) a la fase I. Para ello, dijo que hoy miércoles se remitirán al Ministerio de Sanidad los indicadores forales desde el punto de vista epidemiológico y sanitario. Añadió que para jueves o viernes "esperamos poder tener las discusiones con el Ministerio de Sanidad respecto a la situación de Navarra y las capacidades del sistema sanitario, que no son pocas"; y será el sábado, "según la idea que se nos ha trasladado", cuando se produzcan las órdenes ministeriales con las comunidades que pasan a la fase 1.

Por ello, y para "respetar los plazos y procedimientos", evitó pronunciarse sobre si cree que Navarra está en condiciones para pasar a la fase 1, si bien remarcó que "todos tenemos claro que Navarra está en buenas condiciones de partida". En cuanto a cómo se va a afrontar la desescalada, destacó que las "claves" para una "buena transición" serán "la prudencia, la participación y la asimetría foral cuando haya datos objetivos que lo permitan".

de manera gradual y asimétrica En este sentido, apostó por "tener la inteligencia de aplicar las medidas de una manera gradual y teniendo en cuenta las diferentes realidades", ya que no es igual la situación de un pueblo del Pirineo o la Amescoa que de un barrio de Pamplona. De este modo, "puede haber medidas que no sean las mismas en unos lugares u en otros", precisó. Asimismo, consideró "clave" para este nuevo periodo "la implicación de las entidades locales y del conjunto de la sociedad civil", y disponer de "un sistema de información y monitorización muy preciso y fino", que "nos permita ir conociendo día a día la situación de la pandemia en cada una de las zonas básicas y municipios". Con ello se busca "reaccionar lo más rápidamente posible en el caso de que se produzca un brote o situación complicada que haya que atajar". "Si hay que tomar medidas las tomaremos con toda la responsabilidad, evidencia y rotundidad", dijo.

gobernanza de esta fase Por otro lado, el director de Salud se refirió a la "gobernanza" de esta fase de transición, es decir como se va a organizar la transición. Así, precisó que "el núcleo duro de la transición reside en el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (INSPL) que tiene tres ejes: la epidemiología, la promoción y la prevención, y la salud laboral" cuya gestión se refuerza con grupos de expertos punteros de la UPNA y Navarrabiomed que van a reforzar su trabajo". En segundo lugar señaló que se cuenta con la Comisión para la Transición en Navarra, que la integra un grupo, pequeño para que pueda ser operativo, de personas "que representan a sectores y ámbitos importantes de la sociedad civil". Y aseguró que cuenta con personas con "una valía incuestionable". Destacó que habrá decisiones que se tendrán que tomar en el Parlamento de Navarra. Por último añadió que se cuenta con un grupo de asesores externos que "nos ayudan y acompañan en función del conocimiento de lo que está pasando en otros países. "Son ámbitos distintos, con funciones diferentes".

Artundo insistió en la responsabilidad individual, el sentido común y la marudez para afrontar la pandemia y evitar contagios. Subrayó que es fundamental guardar la distancia de 2 metros entre las personas, lavarse las manos, no tocarse. "Ya habrá tiempo para abrazarse, ahora toca la distancia", dijo al tiempo que destacó el comportamiento ejemplar de la mayoría de la población. Nuestra estrategia es confiar en la gente que ha demostrado "sentido común y madurez" aseguró aunque también advirtió de que serán penalizadas las "pocas personas que pongan en riesgo lo común".

claves

La confianza en la gente, la estrategia. El director general de Salud, Carlos Artundo, aseguró que "nuestra estrategia" para avanzar en la transición a la "nueva normalidad" es confiar en la gente"; destacó que "la sociedad ha dado una lección de ciudadanía"; y manifestó que "las pocas personas que pongan en riesgo lo común, serán panalizadas".

Como se va a organizar la transición. El director de Salud explicó que el núcleo duro de la transición radica en el INSPL, con los datos epidemiológicos, la promoción y prevención, y la salud laboral como ejes, y las decisiones que aprobará el Parlamento de Navarra. Añadió que cuentan con la Comisión para la transición en Navarra, integrada por asesores representantes de distintos ámbitos sociales y un grupo de asesores externos que les ayudan en función de los conocimientos que tienen de lo que está ocurriendo en otros lugares.

Los parámetros e indicadores que se tienen en cuenta. Artundo precisó que los indicadores a tener en cuenta para que una CCAA pueda avanzar a otra fase en la transición están recogidas en orden ministerial. En cuanto a medios sanitarios se regula el número de camas de UCI (1,5 a 2 por cada 10.000 habitantes) y de camas de agudos. Se fijan otros parámetros que tienen que ver con la situación de la pandemia, la movilidad y economía. En la orden ministerial publicada en el BOE el domingo 3 de mayo se fijaban medidas ya conocidas como las relativas al uso de mascarillas (transporte); levantamiento de suspensión de obras; condiciones que deben reunir comercios, práctica deportiva o archivos, etc; así como la orden que regula la fase 1 sobre condiciones para la actividad en hostelería, comercio minorista, visitas a familia o reuniones sociales.

Asimetría en la implantación. Artundo explicó que asimetria en la implantación de las nuevas fases significa que puede haber medidas que no sean exactamente iguales para un territorio (pueblo pequeño) y otro (barrio muy poblado) pero no se ha concretado más.

"Navarra pedirá al Gobierno central el pase a la fase 1 de la desescalada al cumplir los criterios para ello"

maria chivite

Presidencta del Gobierno de Navarra

"Para avanzar es clave la implicación de las entidades locales y del conjunto de la sociedad civil"

carlos artundo

Director general de Salud