Navarra avanzará desde este lunes un peldaño en la "transición hacia una nueva normalidad"

La Comunidad Foral sigue adelante en la desescalada al haber contenido la epidemia y a contar con un sistema sanitario capaz de reaccionar ante rebrotes

08.05.2020 | 21:38
La consejera Santos Induráin ha acompañado a María Chivite en la comparecencia.

PAMPLONA. Navarra podrá, a partir de este lunes, avanzar un peldaño en la llamada "Transición hacia una nueva normalidad", tal como lo define el plan para la desescalada del Ministerio de Sanidad.

La fase 1 o inicial de este Plan, a la que Navarra accede tras cumplir con los indicadores exigidos tanto de nivel de control de la epidemia como de solvencia del sistema sanitario, supone algunos cambios en las actividades permitidas. El objetivo es ir reduciendo progresivamente el nivel de confinamiento y transitar hacia una nueva normalidad, minimizando el riesgo de transmisión y de nuevos brotes de la epidemia.

La Presidenta de Navarra, María Chivite, y la consejera de Salud, Santos Induráin, han comparecido a última hora de esta tarde para valorar el paso de la Comunidad Foral a la siguiente fase del Plan. En este sentido, la Presidenta Chivite ha destacado el esfuerzo realizado para avanzar en la desescalada por el personal sanitario y sociosanitario, así como de toda la ciudadanía, a quien ha apelado a mantener la prudencia y no caer en un exceso de confianza.

Así, el Gobierno de Navarra insiste en la necesidad de seguir avanzando con prudencia y contando con la corresponsabilidad de la ciudadanía para evitar nuevos contagios, a cuyos contactos estrechos se realizará también a partir de la próxima semana una PCR dentro de la estrategia general de diagnóstico.
De hecho, el Departamento de Salud está reforzando con recursos humanos y soportes técnicos su sistema de detección temprana y seguimiento de casos en el que la coordinación de Atención Primaria y Salud Pública será "tan importante como la capacidad inmediata de incrementar las camas de agudos y los puestos de UCI por si diera un repunte".

El paso de fase se traducirá en una mayor flexibilidad –pero aún con limitaciones- en actividades sociales (reuniones sociales o familiares, actos religiosos, turismo€), comerciales (tiendas, terrazas de bares€) y de movilidad (vehículos particulares y colectivos). La unidad territorial base para este cambio de fase es toda Navarra. No obstante, Salud plantea en su informe la posibilidad de contemplar otras áreas menores (municipio, zona básica€) para fijar ritmos y especificidades en futuras etapas dentro del contexto de trabajo con el Ministerio, que este mismo fin de semana concretará la normativa que articula los detalles de las actividad del paso a la fase 1, información que aparecerá en su web.

Entre ellas se encuentran las limitaciones de aforo y las recomendaciones de medidas preventivas, que buscan minimizar el riesgo de posibles contagios. Así, impedir la ocupación de la capacidad completa de establecimientos comerciales o terrazas de bares tiene como objetivo posibilitar que se mantenga la distancia de seguridad de dos metros entre las personas usuarias, así como entre los trabajadores y trabajadoras. La limitación del número de personas que se reúnan en una casa o en una terraza persigue el mismo objetivo, así como minimizar los contactos entre no convivientes.

No obstante, desde el Departamento de Salud se recomienda extremar las precauciones individuales que pueden tomarse, como la distancia de seguridad de dos metros y el uso indicado de mascarillas, sobre todo cuando no es posible guardar esa distancia. También se recuerda la importancia de lavarse bien las manos con frecuencia con agua y jabón o con gel hidroalcohólico; y se subraya muy especialmente que la principal medida de prevención en esta fase es no salir de casa si se tiene fiebre o síntomas respiratorios. En ese caso, debe llamarse al centro de salud. Tampoco debe abandonarse el domicilio si se está en aislamiento o en cuarentena por ser contacto estrecho de una persona enferma con COVID-19.