Navarra retrasa la apertura de discotecas y reduce el aforo en actos taurinos

En festejos taurinos podrá haber un máximo de 400 personas sentadas, en coherencia con otras limitaciones sobre espectáculos y espacios de ocio y hostelería

07.06.2020 | 14:13
Interior de la discoteca Ozone.

Pamplona. Navarra ha sumado a su abanico de medidas restrictivas en la fase 3 de la desescalada, que comienza mañana lunes, limitaciones en la apertura de discotecas y la organización de festejos taurinos.

En concreto, ha informado el Gobierno de Navarra, se retrasa la reapertura de discotecas, que sí podrán poner terrazas, y se reduce el aforo máximo de actos taurinos a 400 personas sentadas, en coherencia con otras limitaciones anteriores sobre espectáculos y espacios de ocio y hostelería.

El Plan de Transición de Navarra hacia la nueva normalidad llega a una fase más avanzada mañana lunes. Tras el trabajo conjunto entre el Ministerio de Sanidad y el Gobierno de Navarra, ya se anunciaron el pasado viernes algunas de las particularidades adoptadas en la Comunidad Foral de cara a esta fase 3 en diferentes ámbitos.

Así, aunque se amplían los aforos de terrazas (75 %) y usos de mesas en el interior de bares (dos tercios de su capacidad), no se podrán servir consumiciones en la barra.

También se retrasa la reapertura de discotecas y otros locales de ocio, que sí podrán instalar terrazas si las tienen. Esta cuestión ha sido regulada en una orden foral de la consejera de Salud firmada este domingo al conocerse ayer que el BOE autorizaba ya desde el arranque de la fase 3 estos locales, al mismo tiempo que daba vía libre, con unas condiciones superiores a las navarras (800 personas en lugar de 400) a los festejos taurinos.

Navarra, en cambio, sí ha levantado algunas limitaciones provenientes de la fase 2 como el cierre de peñas y sociedades gastronómicas o el tope de 15 personas para grupos en diferentes actividades (ahora serán 20), mientras que apela a esperar al menos hasta la última semana de junio, y en función de la evolución de la pandemia, para la apertura de piscinas recreativas y para la realización de ludotecas, campamentos urbanos y de verano.

De entrada, la llegada a la fase 3 conlleva la suspensión de las franjas horarias, que habían quedado reducidas a las establecidas para personas mayores, con discapacidad o con patologías previas. Ahora se trata de poner en marcha las alternativas más favorables a su autocuidado o al cuidado que necesite cada persona.

La fase 3 también supone, en general, una ampliación de los aforos respecto a los contemplados en la fase 2, mayor para los espacios al aire libre que para los cerrados, con mayor ocupación de los espacios públicos, en terrazas (siempre que no superen el 75 % de su capacidad), comercios (al 50 %) y visitas a museos (también al 50 %).

En el ámbito laboral, por su parte, se sigue promoviendo el teletrabajo y también que las empresas elaboren protocolos para la reincorporación de su personal a la actividad presencial.
noticias de noticiasdenavarra