ELA reclama parar actividad y avisa del riesgo para Navarra que supone el brote tras acusar a la empresa de ocultar información

27.08.2020 | 20:39
Reunión de la dirección y propietarios de Uvesa

El sindicato ELA, mayoritario en la empresa Uvesa de Tudela (8 ELA, 5 CCOO y 4 UGT), ha pedido la "inmediata" paralización de la actividad tras saber que las pruebas realizadas el martes arrojan un total de 175 positivos que se unen a la veintena que se habían registrado en agosto en esta misma planta.

Ante estos datos, ELA ha manifestado que la situación supone "un riesgo inminente para la salud de los trabajadores y trabajadoras de la planta, para sus familias, así como un riesgo para el conjunto de la sociedad Ribera".

Según ha continuado en un comunicado, la empresa en la que trabajan más de 800 personas, entre contratos propios y subcontratas, es un matadero de aves que por sus características, de temperatura y trabajo en cadena, son "ideales para la propagación del virus, tal y como se ha demostrado en otros lugares del mundo".

ELA ha indicado que "la dirección de la empresa, a pesar de los requerimientos que los delegados han hecho en varias ocasiones sobre información a la empresa así como la realización de pruebas a los trabajadores advirtiendo de que un matadero de aves no puede quedarse en los protocolos genéricos, nunca ha tratado esto con la seriedad que requería y ha estado ocultando al comité información hasta que la noticia ha explotado en la prensa".

A su juicio, "Uvesa ha jugado con la salud de los trabajadores y lejos de ser una excepción nos da la impresión que en la industria de la Ribera y en el resto de Navarra es común anteponer los criterios productivos y económicos, a los criterios sanitarios".

Por último, ha exigido a la autoridad sanitaria que "de no tomar Uvesa la decisión de paralizar la planta sea ésta la que imponga el criterio sanitario y o bligue a paralizar la actividad la mayor brevedad posible, hasta que se garantice la seguridad para la plantilla y sus familias". Ha pedido también que las consecuencias de esa paralización sean asumidas por Uvesa y "no la paguen los trabajadoras y trabajadores ni propios ni los dependientes de las subcontratas".