Los contagios semanales de covid-19 bajan un 40% en Navarra y mejoran todas las zonas

Las muertes, como consecuencia tardía de la incidencia en semanas pasadas, siguen aumentando

11.11.2020 | 16:49
Una sanitaria atiende a un paciente en la UCI de la Clínica Universidad de Navarra.

Los contagios por coronavirus han descendido en Navarra en la última semana (del 2 al 8 de noviembre) un 40 % y la disminución se da en todos los grupos de edad y en todas las áreas de salud, según el último Informe Epidemiológico del Instituto de Salud Pública.

CONSULTA EL INFORME COMPLETO

Desde el 21 de octubre están en vigor en la Comunidad Foral medidas como la limitación de movimientos al perímetro del territorio y el cierre de la hostelería, restricciones que se han prorrogado hasta el 18 de noviembre.



En el citado informe se apunta que la transmisión y los ingresos por SARS-CoV-2 "han descendido notablemente", pero las defunciones por covid-19 "todavía siguen aumentando, al ser consecuencia tardía de los aumentos de incidencia en semanas pasadas", al tiempo que considera que las medidas adoptadas en pasadas semanas para reducir los contagios "parecen estar siendo efectivas".

En total se han confirmado en la última semana 2.373 casos por PCR o antígeno (360 por 100.000 habitantes), el 64% sintomáticos y el 69% contactos de otros casos confirmados, ha dicho en conferencia de prensa la directora gerente del Instituto, Marian Nuin.

Ayer se detectaron 238 positivos tras realizar en el sistema público de salud 3.459 pruebas (2.535 PCR y 924 test de antígenos), con un 6,9 % de positivos y se contabilizaron cinco muertes.

Nuin ha destacado los descensos en la transmisión en domicilio y 'otros' (que incluye los contactos con amigos y familiares no convivientes, aunque suponen todavía el 61 % de los casos, mientras que al ámbito laboral y escolar se asocian el 6,2% de los contagios.



Las tasas sin embargo todavía superan las 400 infecciones por cada 100.000 habitantes en los grupos de edad entre 15 y 54 años, al que le siguen los mayores de 75 años, con 389 casos por 100.000.

Otros datos del informe muestran que el 71% de los niños menores de 5 años y el 72% de los de 5 a 14 años habían adquirido la infección en el ámbito domiciliario, frente al 14% y 15% del medio escolar, respectivamente.

Ha destacado que la semana pasada hubo 180 ingresos hospitalarios por covid-19, un 29% menos que la semana anterior (255), pero sin embargo las defunciones aumentaron de 35 a 46, lo que puede deberse al ascenso de contagios en semanas precedentes.



En este contexto, la consejera de Salud, Santos Induráin ha adelantado que la situación en los próximos puentes de diciembre probablemente estará "más cerca de la restricción que de la normalidad", aunque aún quedan unos días de margen para tomar decisiones.

"Se está valorando desde un punto de vista técnico, con indicadores y de manera participada, pero bajar la curva cuesta mucho y queda aún un largo camino" para conseguirlo, ha dicho en conferencia de prensa.

LA MAYORÍA DE CONTAGIOS, EN CASA

Un 47 % de los contagios de covid-19 en Navarra se producen en los domicilios y solo un 6,2 %, en los ámbitos laboral y escolar, según el Informe Epidemiológico Semanal facilitado por el Gobierno foral.

El 64 % de estos nuevos casos eran sintomáticos y el 69 % habían sido contactos de otros casos confirmados.

Han descendido los contagios en todos los ámbitos, con bajadas notables en la transmisión en el domicilio, y en la categoría de 'otros', que incluye los contactos con amigos y familiares no convivientes, supone el 61 % de los casos.

No obstante, todavía el 47 % de los contagios se produjeron en ámbito domiciliario, y se elevó al 61 % al sumar los contagios de la categoría de 'otros' que incluye a amigos y familiares no convivientes. El ámbito laboral y escolar se asoció con el 6,2 % de los contagios.

La incidencia ha descendido en las tres Áreas de Salud, con bajadas pronunciadas en las Áreas de Pamplona (202 por 100.000) y Tudela (358 p or 100.000), y ligero en el Área de Estella (299 por 100.000).

Como conclusiones, el último Informe Epidemiológico señala que la transmisión y los ingresos por SARS-CoV-2 han descendido notablemente en Navarra, pero las defunciones todavía siguen aumentando, al ser consecuencia tardía de los aumentos de incidencia en semanas pasadas.

Según el Informe, las medidas introducidas en las pasadas semanas para reducir los contagios parecen estar siendo efectivas.