El covid trae nuevas quejas de consumidores navarros: anulación de vuelos y fallos en autocaravanas

Portabilidades o cambios en el contrato de luz, también entre las quejas frecuentes que ha llegado a Irache este año

26.12.2020 | 17:46
Un pasajero consulta información sobre su vuelo en el aeropuerto Suárez-Barajas

Las cancelaciones de vuelos, portabilidades para el cambio de compañía telefónica, tratamientos dentales o cambios en el contrato de luz son algunas de las quejas más frecuentes que han llegado a la Asociación de Consumidores de Navarra Irache a lo largo de 2020, año en el que ha recibido más de 11.000 consultas y reclamaciones.

Por ejemplo, según ha explicado la asociación, han sido muchas las personas que han acudido a Irache porque el vuelo que habían contratado finalmente se suspendió, en la mayor parte de las ocasiones a consecuencia del estado de alarma por la pandemia de Covid-19 y de los cambios que este conllevó en algunas compañías.

"A buena parte de los afectados sólo se les informó de la posibilidad de un cambio de fechas o de la posibilidad de obtener un bono a canjear por otro vuelo pero no de su derecho a recuperar el dinero de los billetes", ha destacado la asociación.

Otra consulta que este año se ha dado "con mucha frecuencia" ha sido la de clientes, especialmente de Dentix, por tratamientos dentales sin concluir.

"Muchos no han conseguido contactar con la clínica o esta no les ha dado ninguna respuesta. Cuando el cliente ha conseguido contactar, en algunos casos le han dado cita pero en ella han hecho algo rutinario y no han progresado en el tratamiento. En estas circunstancias, el afectado se encuentra con falta de piezas dentales u otros procesos sin concluir, con las consecuencias que esto puede producir: daño estético, dificultades para masticar y comer todo tipo de alimentos, molestias", ha explicado Irache.

En relación con los cambios de compañía telefónica, "aunque deberían ser sencillos, no siempre es así". "Muchos consumidores han acudido a Irache porque, meses después de cambiarse, han visto un cargo de 100 o 150 euros por parte de la compañía anterior. Al parecer, le han cargado una penalización, pero no siempre está justificada ni el consumidor la aceptó al contratar o le han cobrado toda y no la parte proporcional que correspondía", ha explicado.

También ha habido muchos casos de personas que han aceptado la contraoferta de su compañía y han cancelado la portabilidad antes de que la nueva operadora comenzase a prestarle el servicio. Sin embargo, en este compás de espera la "nueva" compañía ya instaló en casa el cableado y el router, por ejemplo, y ahora le cobra por ello 90 o 100 euros, aunque el consumidor al final no vaya a ser cliente.

Muchos vecinos han acudido también a la asociación para asesorarse sobre la posibilidad de llevar a cabo obras de reforma o rehabilitación, ya sea en su vivienda habitual o en el edificio comunitario. Quieren saber cuántos vecinos tienen que apoyar las obras, qué obligación de pago hay o, en el caso de viviendas particulares, qué pasos deben dar antes de aceptar los trabajos. En estos casos también hay personas que acuden a la asociación después de realizada la reforma porque están disconformes con el resultado o con el tiempo que ha durado la reforma.

También hay consultas por eliminación de barreras arquitectónicas a través de rampas, elevadores o ascensores o por la instalación de elementos como toldos, cierres o aires acondicionados en balcones y fachadas.

SUELO Y GASTOS HIPOTECARIOS

Este año han seguido llegando a Irache personas para ver si tenían cláusula suelo en su préstamo hipotecario. En muchos casos, también han preguntado por la posibilidad de reclamar los gastos hipotecarios de forma conjunta. En Irache ya se han recuperado más de 4,5 millones de euros para afectados por estas cláusulas.

PROBLEMAS EN EL VEHICULO DE SEGUNDA MANO

Han llegado a Irache también muchos compradores de vehículos de segunda mano. Generalmente, han descubierto problemas que no conocían en el coche, que han podido suponer reparaciones de más de 2.000 euros, y quieren saber qué pueden hacer. En estos casos, la situación cambia si lo han comprado a otro particular o en un establecimiento.

Si es el primero de los casos, el usuario deberá demostrar que hay "vicios ocultos". Si se compra en un establecimiento, habrá que estudiarlo desde la garantía de bienes de consumo. Este año se han dado con más frecuencia las consultas por problemas al adquirir autocaravanas, donde a los problemas propiamente mecánicos, menos frecuentes, se han sumado los que tienen que ver con las prestaciones del vehículo como "vivienda".

En el ámbito de los seguros en caso de accidentes de coche, uno de los problemas más frecuentes es que el seguro "quiere pagar poco". "Esta situación se da especialmente cuando el consumidor decide reparar por su cuenta y posteriormente pasa la factura al seguro. Es muy frecuente que en estos casos la compañía ofrezca menos dinero porque contaba con un presupuesto de reparación menor. También sucede con daños en la vivienda, generalmente por filtraciones de agua", ha añadido la asociación.

En este sentido, la confusión aumenta cuando, aunque el responsable del accidente sea otro vehículo, el afectado tenga que negociar con su propia aseguradora para obtener la indemnización correspondiente, debido a los convenios entre compañías. Se da también con habitualidad que el seguro quiera declarar siniestro total cuando el consumidor considera que el coche se puede reparar.

Por otro lado, siguen acudiendo a Irache compradores de vivienda porque se encuentran con "sorpresas desagradables" al entrar en su casa. En las nuevas, los problemas más repetidos son las humedades, problemas en parqués y suelos por las juntas de dilatación o filtraciones en radiadores. Si se trata de una vivienda nueva, en función del defecto se contará con uno, tres o incluso diez años (si es estructural) para reclamarlo. Si es una vivienda de segunda mano, donde además de humedades hay quejas por el estado de electrodomésticos o mobiliario, habrá que ir al derecho civil y a los vicios ocultos.

CAMBIO EN LAS CONDICIONES DE LA LUZ

Otro problema habitual son los cambios en las condiciones de los suministros de luz o gas. Generalmente los contratos tienen un año de duración, prorrogable si ninguna de las partes dice nada. Muchas personas han acudido a Irache porque, meses después de que transcurra este primer año, se dan cuenta de que las facturas han subido.

Generalmente la compañía les ha comunicado las nuevas condiciones por escrito, bien sea en una carta a tal efecto o en una información incluida en la propia factura. "Muchos de ellos no reparan en estos cambios. Otros se muestran indignados con que lo que pactaron hace un año ya no sirva para nada. Generalmente, el precio de la energía sube y, en ocasiones, incluso introducen servicios vinculados que antes no había y que pueden suponer ocho o diez euros más al mes. Lo cierto es que la única opción que tiene el consumidor es buscar otras ofertas mejores en el mercado y cambiar de compañía", ha señalado Irache.

ALQUILER: QUIEN PAGA LA REPARACION

Son frecuentes las consultas sobre alquileres de vivienda, tanto por parte de propietarios como de inquilinos. "Generalmente, los problemas suelen ser por ver quién tiene que pagar la lavadora, el lavavajillas o la caldera que se ha estropeado. También sobre si pueden subirle la renta de año en año", ha apuntado la asociación.

Otras dudas que se repiten tienen que ver con el aval del alquiler. Generalmente los problemas llegan cuando acaba el arrendamiento, el propietario considera que hay daños que antes no estaban y se queda la fianza. Muchos inquilinos no lo ven justificado o creen que el importe de lo dañado era menor. Este año también ha habido consultas relativas al estado de alarma y nuevas situaciones arrendaticias que este ha traído, según ha explicado Irache.