La comisión de personal del SNS-O denuncia el "veto" a sus propuestas

Aseguran que la "obcecación de la administración en seguir contratando personal de las listas cortas"

30.12.2020 | 12:06

La comisión de personal del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea (SNS-O) ha denunciado la posición "unidireccional y de veto que la Administración ha adoptado ya por defecto" ante cualquiera de sus propuestas.

Así lo indica en un comunicado en el que señala que los sindicatos que conforman esta comisión han constatado, una vez más, que la dirección de profesionales "no ha tenido la intención de, ni tan siquiera, valorar" las mejoras propuestas en cuestiones como contratación o vacaciones para que el personal del SNS-O mejore sus condiciones laborales.

En su opinión, la "obcecación de la administración en seguir contratando personal de las listas cortas (para periodos breves), en lugar de estabilizar las plantillas, aunque sea con personal temporal, por un mínimo de seis meses, no responde a las necesidades reales en el actual contexto pandémico".

Y es que, remarca, "esta crisis no iba a ser breve y todavía quedan muchos meses por delante hasta que la situación originada por la covid-19 se acerque a desaparecer".

Además, según apunta, desde la comisión se solicitó que el personal pudiera cogerse las vacaciones acumuladas durante el 2020, que debido a la pandemia no han podido disfrutar a pesar de ser un derecho fundamental, durante todo el 2021 en lugar de solo durante el primer semestre.

Sin embargo, añade, la dirección de Profesionales "tampoco ha tenido a bien concretar al trasladar esa decisión a las direcciones de cada ámbito, algo que supone una clara indiferencia por la plantilla que tiene a su cargo por los agravios comparativos que va a generar".

En este sentido recuerda a la Administración que debe cuidar a sus trabajadores respetando sus derechos sobre "conciliación de vida familiar a través de una mejor gestión organizativa en las unidades de sus centros, así como saber hacerla efectiva y eficiente sin ir en detrimento de la plantilla, como está ocurriendo durante los últimos meses".

A eso añade que es obligación de la Administración comunicar y negociar con los agentes sociales cualquier cambio que se produzca en las condiciones laborales de los trabajadores del servicio sanitario.