Coronavirus en Navarra: Induráin confía en que en marzo haya al menos 41.000 personas vacunadas

Señala que el proceso de vacunación no debe ser una "competición entre CCAA o países", sino que es "una carrera de fondo, en la que Navarra estará donde tiene que estar"

19.01.2021 | 14:44
La consejera Santos Induráin, en la comparecencia de esta martes en comisión parlamentaria.

La consejera de Salud del Gobierno de Navarra, Santos Induráin, ha señalado que, con las dos vacunas autorizadas hasta el momento -Pfizer y Moderna- se podría llegar a marzo en Navarra con en torno a 41.000 personas vacunadas, con más de 82.000 dosis, "en caso de que no haya más incidencias de suministros y Pfizer, como ha prometido, recupere el ritmo de producción y compense las restricciones del 50% de esta semana". Asimismo, ha indicado en una comisión de Salud del Parlamento que hasta el lunes se habían vacunado ya de la primera dosis 6.669 residentes (el 76%) y 4.370 trabajadores de los centros sociosanitarios (el 74,4% de un total de 5.871 de población diana), además de 290 personas del grupo de grandes dependientes.

Según ha indicado Induráin, "falta por ver si Pfizer retoma al menos el ritmo normal la siguiente semana con lo que como en todo hay que ser muy precavidos ya que es fundamental garantizar esa segunda dosis a cada paciente".

La consejera ha sostenido que "la vacuna es una herramienta muy importante contra la covid-19, pero ni es la única ni borra a las demás", por lo que "no nos puede llevar a relajar o descuidar otras medidas de protección y prevención  tanto en el ámbito individual como colectivo".

Induráin, que ha destacado la "enorme complejidad" del sistema de vacunación, ha señalado que el proceso que no debe ser una "competición entre CCAA o países", sino que es "una carrera de fondo, en la que Navarra estará donde tiene que estar".

La consejera ha indicado que "el objetivo estratégico del plan nacional de vacunación Covid-19 habla de llegar al 90% de los centros sociosanitarios, el 70% del personal sanitario y sociosanitario y el 85% de las personas con más de 65 años".

Se ha iniciado la vacunación en el ámbito sociosanitario, ha dicho, unas 13.000 personas. Se inició el 27 de diciembre, termina la primera dosis el 21 de enero y la segunda el 12 de febrero. De 8.800 residentes, hasta ayer habían recibido la primera dosis 6.669 (76%) y ayer comenzó la segunda dosis en El Vergel y El Mirador. En cuanto a trabajadores, de 5.871 se han vacunado 4.370 (74,4%). La aceptación en este ámbito, ha dicho la consejera, es "muy alta", del 98%.

En cuanto a grandes dependientes, ha señalado que "son unos 2.000 a los que hay que suma cuidadores/convivientes (más de 562 del SAD) con los que se puede llegar a una población diana de unas 6.000 personas". Se inició la vacuna el 15 de enero y se ha vacunado a 290 personas de un total de 2.032 (14,2%).

En el ámbito sanitario, hay 16.000 profesionales en centros públicos y privados, además de unos 2.000 profesionales de mutuas, odontólogos, fisioterapeuta, farmacéuticos... La primera dosis se puso el 15 de enero y se espera finalizar la vacunación el 22 de marzo. Se han vacunado hasta ahora 2.261 personas, en función de unos "criterios de priorización".

En cuanto a los mayores de 64 años, ha dicho que están incluidos en la segunda fase de vacunación, que comenzará en marzo. "Solo pensando en personas de más de 70 hay 94.865 navarros; entre 70 y 79 años son 53.498; de 80 a 89 suman 32.788 y más de 90 hay 8.601", ha dicho. Otros subgrupos serían personas con condiciones de riesgo, personas que viven o trabajan en comunidades o entornos cerrados, personas de trabajos esenciales...

Según ha dicho, "no está definido aún el criterio aunque parece que hay acuerdo en comenzar como tarde entonces con población mayor de edad, que se puede desagregar en función de la edad (en principio parecen claros que son prioritarios a la vista de datos epidemiológicos, sanitarios y de fallecimientos los mayores de 80 años, pero falta concretar la segmentación dentro del marco común interautonómico) y también con personas con condiciones de riesgo, con priorización según la evidencia en función de la patología".

DISPONIBILIDAD DE LA VACUNA

La planificación, de momento, se ha hecho en base a las vacunas de Pfizer y Moderna, a la espera de que puedan llegar otras vacunas. En Navarra, ha detallado, el sistema puesto en práctica se basa en combinar la administración de las dosis que vayan llegando cada semana con el mantenimiento de una reserva estratégica de al menos dos días -"una vez observado que hay una cierta continuidad de suministros cada semana"- para solventar, ha dicho, cualquier tipo de incidencia y garantizar la segunda dosis en el caso de estas vacunas.

Sobre la Pfizer, ha informado de que cada semana en principio remiten 6 bandejas que darían 5.850 dosis aunque se deja cierto margen para sacar más rentabilidad a cada vial en una sexta dosis en determinadas condiciones de seguridad. "El cálculo más conservador nos lleva a pensar que en este trimestre vamos a poder gestionar cerca de 73.000 dosis para más de 36.000 personas a razón de dos dosis por persona", ha apuntado.

De la vacuna de Moderna llegan desde el Ministerio con una cadencia y por el momento cantidad diferente, ha expuesto la consejera, quien ha precisado que fueron 500 dosis la pasada semana; 800, la próxima; 2.000 el 1 de febrero y 5.900 el 25. "Con esto saldrían 9.200 dosis que darían para 4.600 personas (dos por persona)", ha señalado.

QUIÉN VACUNA

La consejera ha explicado que en esta etapa primera están administrando vacunas una decena de equipos específicos móviles y están formados dos enfermeras y un técnico. Reciben el apoyo durante dos meses al menos de un hospital de campaña móvil cedido por Europa que hoy está ubicado en Oronoz-Mugaire.

Además, ha detallado que las instalaciones de Refena han reforzado tanto en dispositivos materiales como en recursos humanos sus dotaciones para, "además de realizar las PRC y la serología, servir de punto centralizado de vacunación masiva de lunes a domingo pensado, en esta fase del plan, sobre todo para personal sanitario y sociosanitario del Pamplona y su Comarca, aunque las citas llegan más allá geográficamente".

Están también los hospitales, "diez puntos de vacunación de gran capacidad en seis hospitales públicos y privados". En esta fase están pensados para vacunar a sus propias plantillas. "Y los 134 centros de salud y consultorios son susceptibles de transformarse en puntos de vacunación o de gestionar este proceso pueblo a pueblo, barrio a barrios, cuando llegue a la fase de población general", ha dicho, para añadir que "de momento no se prevé su utilización con esta finalidad (salvo en algunos casos de grandes dependientes) y sus plantillas (como profesionales de primera línea de riesgo) se están vacunando por un sistema distinto".

Induráin ha comentado que se queda "con la extraordinaria aceptación que la vacuna está teniendo entre los diferentes colectivos a los que se ha ofertado mediante citas". "Es muy superior al 90%, casi del 95%, lo que es muy esperanzador y alentador", ha afirmado.

En el turno de los grupos, la socialista Patricia Fanlo ha señalado que "la vacunación en Navarra no es una carrera de 100 metros, es una maratón". "Las prisas son malas consejeras, hay que asegurar y garantizar la eficacia de la vacunación en la población más vulnerable", ha indicado.

Desde Navarra Suma, Cristina Ibarrola ha pedido "transparencia absoluta" en este tema y ha señalado que "la ciencia ha hecho su trabajo y el Gobierno de Navarra debería haber estado a la altura y responder con la máxima celeridad a la vacunación". "No solo es una carrera de fondo, la velocidad importa", ha manifestado, para criticar que "ni se ponen mil al día ni todas las que llegan y Navarra tiene medios de sobra".

La parlamentaria de Geroa Bai Ana Ansa ha manifestado que "tenemos que llevar al máximo nivel nuestra capacidad de autogobierno en este tema" y ha añadido que "el número de vacunas que llegan a Navarra es insuficiente para cumplir el número que necesitamos para verano". "Las vacunas llegan a un ritmo lento", ha expuesto.

Txomin González, de EH Bildu, ha mostrado su preocupación por que parece que "hablamos de periodos de vacunación muy largos". "Es importante que se respeten las competencias que tiene Navarra", ha indicado, para señalar "que en marzo el 90% de la población navarra seguirá en riesgo de contagio".

Por parte de Podemos, Mikel Buil ha destacado que se haya incidido en la vacunación en las residencias, por lo que ha apoyado "la estrategia" seguida. Se ha mostrado de acuerdo con la reserva estratégica, "gran parte del problema va a estar en el abastecimiento".
noticias de noticiasdenavarra