Navarra no ve necesario adelantar el toque de queda

El Ejecutivo foral no se opone a que las Comunidades Autónomas puedan adelantar la limitación a las 20 horas

20.01.2021 | 12:20
Pamplona, vacía con el toque de queda en vigor.

El vicepresidente primero y consejero de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior, Javier Remírez, ha insistido este miércoles en que Navarra no ve necesario rebajar el horario del toque de queda entre las 23 h y las 6 h, aunque ha sido una cuestión que "ha estado encima de la mesa". Ha precisado que el hecho de que muchas empresas navarras tengan horario de salida a las 22 horas crearía confusión sobre quién se moviliza para llegar a casa, y que además la información epidemiológica no apunta que esta pudiera ser una medida determinante para reducir significativamente los contagios.

El portavoz del Gobierno ha afirmado que el Ejecutivo foral no tiene "ningún problema" en que se habilite a las Comunidades Autónomas para que adelanten el toque de queda a las 20 horas, aunque por el momento Navarra no aplicaría ese posible adelanto.

Remírez ha explicado, en la rueda de prensa posterior a la sesión de Gobierno, que el Ejecutivo foral "se siente cómodo ahora mismo con las medidas que hemos tomado dentro del marco actual del Real Decreto Ley de estado de alarma". "No obstante, somos sensibles y no tendríamos ningún problema en que se habilitaran mayores franjas para disponer de mayor espacio de tiempo, siempre que sea una cuestión de opción, no de obligación", ha afirmado.

Insistiendo en esta idea, ha asegurado que "no tenemos ningún problema en que se habilite como opción, no como obligación, para que las Comunidades puedan iniciar la limitación nocturna a las 20 horas, pero no es la decisión que tomaría Navarra, porque se siente cómoda en el escenario que revisamos ayer", en concreto, el cierre del interior de los establecimientos de hostelería y la limitación de los espacios privados a la unidad convivencial.

El portavoz del Gobierno foral ha señalado que "estamos hablando de realidades diferentes en las Comunidades, la situación a nivel de incidencia, de positividad o de presión asistencial, y está bien que existan las herramientas que te den una flexibilidad para adaptarse a la realidad de cada Comunidad, siempre lo hemos defendido así, buscando el máximo grado de consenso pero a la vez teniendo las herramientas adecuadas para adaptarlas a nuestra situación, con lo cual no vemos ningún problema al respecto".

Remírez ha señalado que el Ejecutivo foral ha adoptado "unas medidas quirúrgicas, muy concretas, que van al núcleo del problema, que en este caso son espacios interiores donde se concentran personas que exceden la unidad convivencial, y situaciones en las que se pueden relajar las medidas preventivas, esas son las medidas que nos han funcionado en octubre y noviembre, y la diferencia es que ahora pretendemos anticiparnos". "Son las medidas que consideramos adecuadas pero no cerramos las puertas en función de la evolución de la situación a tomar otras medidas más rígidas o más flexibles", ha dicho.

Volviendo al toque de queda, ha señalado que del análisis que se hace tanto desde el ámbito de salud como de seguridad pública su modificación en este momento "no se considera una cuestión que pueda actuar para reducir la curva de la pandemia". "Creemos que la limitación 23 a 6 horas es adecuada. Estuvo encima de la mesa las 22 horas, pero entre las 22 y las 23 horas en Navarra, comunidad con fuerte peso industrial, son muchos los navarros que salen de su puesto de trabajo y por tanto puede inducir a confusión acerca de qué personas se están movilizando para volver a sus casas. Con esa hora de diferencia no habría mayor problema", ha explicado

noticias de noticiasdenavarra