El Gobierno de Navarra: "Las lluvias han superado las previsiones"

Remírez explica que los mayores problemas el viernes se dan en el norte y Comarca de Pamplona, y se espera que la gran riada llegue en próximas horas a Peralta, Funes y Falces

10.12.2021 | 11:11
Una persona con su coche inundado en la Rotxapea.

El consejero de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior del Gobierno de Navarra, Javier Remírez, ha afirmado que la situación provocada por las inundaciones es "francamente sensible derivada de los episodios de lluvias con altísima intensidad que hemos tenido en las últimas horas, unos episodios de lluvias que han superado todas las previsiones". ÚLTIMA HORA DEL TEMPORAL 

Remírez ha afirmado, en declaraciones a los medios de comunicación, que "se está trabajando de manera intensa y coordinada con todos los recursos del Gobierno de Navarra, de las entidades locales y del Gobierno del Estado, y la prioridad es atajar esta situación y minimizar en lo posible todos los daños que se puedan producir".

El consejero ha subrayado que "la prioridad es evitar daños personales y no se han producido hasta ahora, aunque se ha intervenido en algún pequeño rescate". "En general la responsabilidad ciudadana y los trabajos de los servicios de emergencia han evitado daños personales, pero estamos todavía pendiente de evaluar los daños materiales", ha señalado.

Según ha explicado Remírez, "la zona más complicada está en el norte de Navarra y la Comarca de Pamplona, en todo lo que tiene que ver con el entorno del río Arga y es lo que nos preocupa".

Aunque todavía tienen que actualizarse las previsiones meteorológicas, Remírez ha dicho que se estima que "durante esta mañana con las lluvias menos intensas se reduzca esa situación en la Comarca de Pamplona pero estamos todavía pendientes de actualizar las previsiones meteorológicas, que son cambiantes".

El Gobierno de Navarra está en contacto con los ayuntamientos de Lesaka, Bera, Baztan y Comarca de Pamplona, y también ya con los de Peralta, Funes y Falces, que "es donde se pueden dar las situaciones más sensibles en las próximas horas". "La prioridad es trabajar con previsión en la zona media y en la zona sur, y también miramos a la zona del río Ega en Estella porque también se prevén dificultades", ha explicado.

La directora general de Interior, Amparo López, ha apuntado que "ahora el problema ya no va a ser tanto la precipitación que caiga sino la punta de los ríos". "Esta noche hemos sufrido en la zona norte la subida en el Bidasoa, a las 15 horas se espera que la zona de Estella sea más afectada y a la noche o madrugada irá a Peralta, Funes y Falces", ha dicho. En el eje del Ebro, a la espera de información de la Confederación Hidrográfica del Ebro, se espera que la crecida llegue el sábado.

De momento, la cuenca del Aragón, debido a que los embalses de Itoiz y Yesa estaban en situaciones muy bajas, tiene menos complicaciones.

Ante esta situación general, López ha explicado que "se ha reforzado el servicio de Bomberos, especialmente el rescate acuático, también se han movilizado vehículos de índole forestal por si hay que acudir a rescates, y Policía Foral también se ha reforzado, al igual que todos los grupos de voluntarios".

Amparo López ha afirmado que "cuanto menos nos movamos, cuanto menos bienes estén expuestos a este exceso de agua, más seguros estaremos todos".

Por su parte, Javier Remírez ha pedido "tranquilidad, estamos trabajando de manera intensa, de manera coordinada, la prioridad es todo lo que tiene que ver con evitar los daños personales y a partir de ahí trabajar de manera coordinada con entidades locales y del Gobierno del Estado para trabajar en la línea de reducir al mínimo las situaciones".

Sobre la queja del alcalde de Pamplona, Enrique Maya, de falta de previsión por parte del Gobierno de Navarra, Javier Remírez ha señalado que "ahora es el momento de trabajar, la prioridad del Gobierno de Navarra no va a ser ahora polemizar sino trabajar con las entidades locales". "Estamos en contacto permanente con distintos ayuntamientos, hemos recibido total colaboración y no tenemos la más mínima queja, al contrario. Ya llegará el momento del diagnóstico, pero creo que la ciudadanía lo que pide es que nos pongamos a trabajar, que no nos centremos en debates estériles sino que trabajemos en la gestión de la emergencia. Ya llegará el momento de hacer el diagnóstico, de dirimir las responsabilidades de cada cual, con el afán siempre de mejorar", ha dicho.

Sobre la salida de agua del embalse de Eugi, Javier Remírez ha afirmado que "había unas previsiones iniciales que se han visto superadas y eso entra dentro de la gestión de los fenómenos meteorológicos". "Hace apenas un mes estuvimos visitando el embalse de Eugi y el de Yesa y estaban los dos en las cotas más bajas desde 1995. Ha llovido en los últimos días lo que no ha llovido en los últimos meses. La tierra está tan seca que no es capaz de asumir el agua como en situaciones normales y todo esto produce un cúmulo de circunstancias", ha dicho.

Así, ha insistido en que "hemos trabajado con unas previsiones que teníamos encima de la mesa, esas previsiones se han visto superadas y ahora nos toca gestionar esta situación". "Son cuestiones que pueden pasar, que no nos gusta que pasen, y por supuesto también tenemos que mejorar las previsiones, pero la ciencia no es exacta porque si no no se producirían esos fenómenos", ha afirmado.

noticias de noticiasdenavarra