Evolución de la pandemia en Navarra

Coronavirus Navarra, última hora | La primera semana del año sin restricciones cierra con mejora en todos los indicadores clave

140 positivos el domingo zanjan 7 días con un 39% menos de casos, menos ingresados y menos muertes

21.02.2022 | 07:43
Sanitarias atendiendo a un paciente en la UCI.

Navarra cierra la séptima semana consecutiva con descenso de casos de Covid-19, tras sus primeros seis días del año sin restricciones propias de la Comunidad, y con mejora en todos los indicadores clave: contagios, personas hospitalizadas y decesos. El 20 de febrero se registraron al menos 140 nuevos casos de infección por esta enfermedad, según el primer dato diario facilitado por el Departamento de Salud, que ponen fin a una semana con un 39,5% menos de positivos que la anterior (2.096-3.463). Los del domingo están por debajo de los 278 de hace 7 días y de los 469 de hace 14. El sábado se notificaron 161 pero con nuevos autotest la cifra asciende a 170.

En hospitales también se ha reducido la presión en la última semana. Actualmente hay 128 personas hospitalizadas, sin variación en las últimas 24 horas, 15 en la Unidad de Cuidados Intensivos. La semana pasada eran 148 las personas ingresadas, 20 en UCI. En cuanto a los fallecimientos, se han contabilizado 8 decesos esta pasada semana, sumando el deceso notificado ayer, mientras que la anterior fueron 20.

DATOS DIARIOS POR MUNICIPIOS Ayer Pamplona acumuló solo 38 casos positivos, según el avance del Gobierno foral. Destacan los 11 de Rochapea, los 7 de San Juan, los 4 de Txantrea y los 3 de Ermitagaña. Tras la capital navarra, Villava-Atarrabia informó de 7 casos, Barañáin de 6, Sarriguren y Mutilva registraron 5, Tudela, Berriozar, Mendavia y Orkoien 4, Allo, Noáin y Murchante 3, Ansoáin, Artika, Arguedas, Burlada, Gorraiz, Estella-Lizarra, Beriáin, Huarte y Viana 2...:

Casi la totalidad de los virus analizados en los últimos días corresponden a la variante ómicron, y continúan detectándose pocos casos de posible variante BA.2. Durante toda la pandemia se ha confirmado con covid-19 más de un tercio de la población de Navarra. Este porcentaje oscila entre el 21% en mayores de 75 años y el 45% en el grupo de 15 a 34 años.

Desde el comienzo de la pandemia hasta el pasado 13 de febrero de 2022 se han registrado en Navarra más de 8000 reinfecciones probables. Las personas que han pasado la enfermedad tienen un riesgo menor de volver a infectarse. El riesgo de reinfecciones es aproximadamente la décima parte que el de una nueva infección. No obstante, esta ventaja se reduce con el transcurso del tiempo desde la primera infección, por lo que las personas que han pasado la covid-19 pueden volver a padecerlo.

La vacunación completa en Navarra muestra una efectividad del 91% para prevenir hospitalizaciones y 95% con la dosis adicional. La efectividad de las vacunas para prevenir todas las infecciones es menor, y por ello, los vacunados han de mantener también medidas preventivas complementarias para no infectarse y no contagiar, destaca Salud Pública en sus informes epidemiológicos. Entre las personas correctamente vacunadas que llegan a infectarse la probabilidad de necesitar ingreso hospitalario es un 90% menor, y la de ingresar en UCI un 95% menor. Este efecto de reducción de la gravedad de la infección se mantiene en los casos debidos a la variante ómicron.

Desde el comienzo de la vacunación en Navarra se estima que se han prevenido por efecto directo de la vacunación más de 200.000 infecciones, 10.000 ingresos hospitalarios, 1.100 ingresos en UCI y 1.600 defunciones. A este impacto hay que sumar el efecto indirecto de reducción de la circulación del virus por la inmunidad de la población.

Recomendaciones

Mientras exista circulación del coronavirus, gripe u otros virus respiratorios, cada persona debe poner los medios para
evitar contagiarse y transmitir la infección, combinando las siguientes medidas, recalca el Gobierno de Navarra:

1) Vacunación. La vacunación completa reduce mucho el riesgo de presentar enfermedad grave, y moderadamente el riesgo de infección ante un contacto con un caso. La dosis adicional mejora apreciablemente la protección, lo cual puede ser decisivo en las personas de más riesgo.

2) Distancia física interpersonal. El mantener una distancia interpersonal de más de metro y medio minimiza el riesgo de transmisión. Cuando no puedan mantenerse estas condiciones debe utilizarse mascarilla.

3) Uso de mascarilla, protege principalmente a la persona que la usa, y también a las personas de su entorno. Se debe mantener su uso en situaciones en las que se coincide con personas no convivientes habituales en espacios cerrados, o en espacios abiertos, si no se mantiene la distancia interpersonal. Complementar la vacunación con otras medidas preventivas, como el uso de mascarilla, es fundamental por parte de las
personas más vulnerables y de sus contactos estrechos.

4) Priorizar las actividades al aire libre y ventilación natural permanente y cruzada en los espacios cerrados.

noticias de noticiasdenavarra