Inmovilizado en Barcelona el yate de 85 metros de eslora de un oligarca ruso

La embarcación Valerie, valorada en 140 millones de dólares y con bandera de las islas de San Vicente, está vinculada con Sergei Chemezov

15.03.2022 | 11:07
El yate Valerie.

El superyate 'Valerie', vinculado al oligarca ruso Sergei Chemezov, valorado en 140 millones de dólares y de 85 metros de eslora, ha sido inmovilizado en Barcelona en aplicación de las sanciones aprobadas por la UE contra Rusia, el régimen de su presidente, Vladímir Putin, y los cabecillas de su entramado económico.

Así lo han confirmado a Efe fuentes conocedoras de la situación, que han precisado que el yate, atracado en Barcelona para tareas de mantenimiento y reparación, tiene bandera de las islas de San Vicente y las Granadinas y se encuentra en un astillero de la ciudad.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha revelado hoy, en una entrevista en La Sexta, que la Dirección General de la Marina Mercante ha ordenado este lunes retener el barco para contrastar su propiedad, en la que es la primera intervención española dirigida contra multimillonarios rusos próximos a Putin.

Sánchez ha explicado que este tipo de operaciones no son sencillas porque estos grandes propietarios de origen ruso emplean habitualmente sociedades interpuestas que dificultan el rastreo e incautación de sus bienes.

Pese a ello, se ha mostrado convencido de que tras este yate inmovilizado "vendrán más".

"Tenemos que actuar de manera contundente con Putin, con su régimen y con los oligarcas", ha zanjado.

En este caso, el yate estaría vinculado, a través de un complejo entramado de sociedades, con el magnate Sergei Chemezov, consejero delegado de la empresa de armamento Rostec Corporation y muy próximo al presidente ruso.

El 'Valerie' se halla en los astilleros de la empresa MB92, que ha rehusado comentar la información por motivos de confidencialidad.

La compañía se ha limitado a señalar que está "cooperando con las autoridades y seguirá haciéndolo". "El cumplimiento activo de cualquier normativa aplicable es imperativo para MB92 Group", ha subrayado.

En las instalaciones de esta empresa se encontraba también el superyate My Solaris, vinculado al oligarca ruso Roman Abramóvich, que abandonó la pasada semana Barcelona, donde llevaba desde finales de 2021 para ser sometido a tareas de mantenimiento.

Por los astilleros de MB92 han pasado las mayores embarcaciones de lujo del mundo, algunas de ellas vinculadas a conocidos magnates rusos, como los propios Abramóvich o Sergey Victorovich Chemezov, si bien las banderas de estos barcos son de conveniencia y figuran como propiedad de diversas sociedades.

Otro yate retenido en Calvià

Por otra parte, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha retenido también este martes de manera provisional el yate ruso 'Lady Anastasia' en Port Adriano, en el municipio de Calvià.

Por el momento, se procederá a recabar información que confirme la titularidad real del buque. En concreto, se constatará si la propiedad, tenencia o control del buque corresponde o no a una persona física o jurídica incluida en la lista de personas o entidades del paquete de medidas sancionadoras.

La retención provisional se ha comunicado al titular de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria, a las instituciones dedicadas a la prevención de blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo y a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para que puedan llevar a cabo las actuaciones de verificación. Si se comprueba que pertenece a una persona o entidad sancionada por el Consejo Europeo, se procederá a su inmovilización.

En declaraciones a Europa Press, la directora de Explotación de Port Adriano, Isabel Teruel, ha indicado que en el 'Lady Anastasia' no ondea ninguna bandera rusa y la propiedad de la embarcación está a nombre de una empresa, aunque se trata del mismo barco que el operario ucraniano trató de hundir en febrero.

Cabe recordar que el empleado fue detenido días después por agentes de la Guardia Civil. Al parecer, el operario vio por televisión un misil crucero ruso en un bloque de pisos en el que había civiles. Por ello, regresó al yate donde trabaja e informó a otros miembros de la tripulación, también ucranianos, de sus intenciones de hundir la embarcación para que la abandonaran. Fueron los propios miembros quienes detuvieron sus intenciones.

Además, fuentes policiales consultadas por Europa Press aseguran que hay localizado un tercer buque en Melilla. Se trata de yates cuya titularidad no está vinculada a una persona física, de ahí que se abra ahora un procedimiento para tratar de esclarecer si, como se cree, son empresas interpuestas las que camuflan la propiedad real, a cargo de oligarcas rusos.

Ante la invasión rusa de Ucrania, la Dirección General de la Marina Mercante del Gobierno del Estado ha pedido a los puertos españoles información sobre las embarcaciones de bandera o propiedad rusa atracados en sus instalaciones, para evaluar el impacto que tendrían las posibles sanciones en el ámbito del tráfico marítimo.

En este sentido, el Gobierno de España está recogiendo información del número de embarcaciones con bandera rusa o armadores rusos superiores a 24 metros que se encuentran en las instalaciones de los puertos españoles.

noticias de noticiasdenavarra