Martín, Mateo, Nahia y Ane son los nombres más frecuentes entre los nacidos en Navarra en 2021

Resultados de los datos provisionales de la Estadística de Nacimientos de la Comunidad foral

06.05.2022 | 10:16
Niños andando en bici por Pamplona.

Martín, Mateo, Julen, Nahia, Ane e Irati son los nombres más frecuentes entre los nacidos y nacidas en Navarra en 2021, año en el que se utilizaron 997 nombres distintos para 2.454 niñas y 949 para 2.605 niños.

Estos resultados se han obtenido a partir de los datos provisionales de la Estadística de Nacimientos de Navarra en el año 2021 elaborados por el Instituto de Estadística de Navarra (Nastat).

Nahia es el nombre más utilizado para las nacidas en 2021, un nombre que desde 2007 siempre ha estado entre los 6 más comunes, exceptuando el año pasado. En 2021 se ha puesto este nombre a 37 niñas, seguido de Ane e Irati con 36 casos, y Lucía a continuación con 35 asignaciones. Las siguientes posiciones las ocupan June y Sofía con 33 y 31 casos, respectivamente.

En el caso de los niños, el nombre preferido es Martín con 47 asignaciones y se sitúa entre las cuatro primeras posiciones desde 2016. Mateo se sitúa en segunda posición con 46 y Julen en tercera posición con 37. Tras ellos, los más utilizados son Hugo y Leo con 35 denominaciones cada uno.

Entre los diez nombres más utilizados, como novedad respecto a los registrados en años anteriores, destaca entre las niñas la entrada de Julia y Lara, que en el año 2020 ocupaban la vigesimoprimera y vigesimoquinta posición, respectivamente.

Con respecto a los niños, se incorporan Hugo, Enzo, Javier y Markel, que se encontraban en el decimosegundo, vigesimoprimer, vigésimo y trigesimotercer lugar en el año anterior.

En sentido contrario, entre los nombres que desaparecen de las primeras diez posiciones, para las niñas, destacan Valeria y María, que descienden 22 y 10 posiciones, respectivamente y para los niños destacan Aimar, que desciende 11 posiciones, Ibai, 17 posiciones y Ander, 9 posiciones.

La diversidad de nombres que se escogen para niñas es más amplia que la de los niños. En 2021, se han registrado 997 nombres femeninos distintos para 2.454 nacidas mientras que en el caso de los niños se alcanzan 949 nombres para 2.605 nacidos.

En la zona Noroeste de Navarra, los nombres más comunes para niña y niño son Laia y Aiur respectivamente mientras que en la zona del Pirineo destacan las denominaciones de Ane y Diego. En Pamplona los nombres más repetidos son Nahia y Mateo y en la zona de Tierra Estella, June y Oier.

Los nombres más frecuentes en la zona de Navarra Media Oriental son Ainara y Aiur, mientras que en la Ribera Alta Claudia y Javier y, por último, en la zona Tudela destacan las denominaciones de Lucía y Leo.

Del total de 1.946 nombres distintos registrados en el año 2021, el 31,5% son nombres compuestos, 3,6 puntos menos que el año anterior. En el caso de los nombres masculinos el porcentaje se eleva al 36,7% mientras que para los nombres femeninos se sitúa en el 26,6%.

En la lista de los cien primeros nombres, ninguno de ellos es compuesto. Se aprecia una extensa variedad en las combinaciones posibles a la hora de asignar nombres compuestos, ya que apenas se producen repeticiones. Por cada cien nacimientos con nombres compuestos, 99 utilizan denominaciones diferentes.

El uso de nombres compuestos es una elección más frecuente entre la población extranjera ya que del total de niños y niñas con nombres compuestos, en el 86% de los casos alguno de los padres ha nacido en el extranjero.

Las familias en las que ambos tienen origen americano siguen siendo las que más prefieren estos nombres y proceden principalmente de Ecuador, Perú, República Dominicana, Bolivia y Nicaragua.

Por otro lado, quienes menos utilizan nombres compuestos son las familias en las que ambos progenitores son de origen asiático. Además, del total de nacimientos con nombres compuestos, en el 73,1% de los casos al menos uno de los progenitores también tiene nombre compuesto.

Existen diferencias en la elección de nombres según el país de nacimiento de los progenitores. Los cuatro primeros nombres asignados por progenitores de procedencia española coinciden con los primeros puestos de los nombres más frecuentes en ambos sexos, aunque en diferente orden.

Los nacidos con un ascendiente español y otro extranjero reciben nombres como Alaia, Martina y Sofía para ellas o Diego, Enzo e Izan para ellos.

Tanto niñas como niños con ambos progenitores extranjeros adoptan nombres que, preferentemente, son de origen extranjero. Destacan Amira, Aya, Sara y Valentina para las niñas, junto con Adam, Amir, Anas y Mohamed para los niños.

Además, en este último caso, y teniendo en cuenta el continente de origen, se observa que prevalecen las opciones de nombres frecuentes del lugar de origen. Por ejemplo, entre la población de procedencia africana la clasificación de nombres más frecuentes la encabezan Amira, Lina o Nour como nombres femeninos y Adam, Amir o Mohamed entre los masculinos.

Entre las personas procedentes de algún país europeo, los nombres más frecuentes para las niñas son Sofía, Anna o Raya y para los niños Gabriel, Daniel o Dominic.

Los nombres más comunes entre las madres de los bebés nacidos en 2021 fueron prácticamente los mismos que el año anterior, pero en distinto orden: María, Laura, Cristina, Maite, Beatriz, Amaia, Marta, Raquel, Sara y Ana.

En cuanto a los padres, los nombres más repetidos fueron Javier, David, Mikel, Daniel, Iñigo, Iñaki, Francisco Javier, Xabier, Alberto y Miguel.

En general, los padres, no ponen sus nombres a los hijos. Sólo un 2,8% de los nacidos varones se llama como su padre y los principales nombres son Javier, Miguel y Antonio.

Por otro lado, un 0,6% de las niñas se llama igual que su madre y los nombres más comunes en estos casos son Aurora, Divina y Fatou.

La costumbre de poner el nombre del padre o la madre a los descendientes está más extendida entre las parejas de origen español. Representan un 78,2% del total de casos de homonimia.

Por otro lado, la entrada en vigor de la reforma de la ley de Registro Civil (junio 2017) ha permitido que el apellido materno pueda ser el primero a asignar a un nuevo nacido en condiciones de igualdad respecto a la transmisión del apellido paterno.

Esta opción va creciendo paulatinamente y frente a un 2,1% de niños y niñas que en 2010 tomaban el apellido materno en primer lugar, en la actualidad nos encontramos un 5,3%.

El primer apellido más común de los nacidos en Navarra en 2020 es Jiménez, seguido de García, Pérez, Martínez, Rodríguez, Fernández y Sánchez, entre otros.

Aunque éstos únicamente suponen un 7,9% del total ya que existen más de 2.800 primeros apellidos distintos entre los nacidos.

noticias de noticiasdenavarra