Desalojados más de 100 jóvenes de una fiesta ilegal en una bajera en Pamplona

08.02.2020 | 17:59
Incluso se habrían contratado varias actuaciones de DJ´s.

PAMPLONA. Sobre las 00:30 horas de hoy se han recibido varias llamadas en la central de coordinación de Policía Municipal 092 advirtiendo sobre la presencia de un grupo muy numerosos de jóvenes en la plza. del Búho del barrio de La Milagrosa, los cuales causaban molestias importantes al vecindario.

Al lugar se han desplazado tres patrullas ya que se contabilizaban unos 150 jóvenes congregados en la zona.

En dicha plaza se ha localizado una bajera como lugar de reunión de los jóvenes ya que se había publicitado a través de las redes sociales una fiesta para la cual se habrían contratado varias actuaciones de DJ´s.

Cuando los policías se acercaron a la puerta no escuchaban ruidos en su interior, pero tras varias llamadas insistentes consiguieron que les abrieran y permitieran su acceso para realizar una inspección.

La sorpresa llegó cuando en su interior localizaron a varios grupos de jóvenes distribuidos en varias estancias. En una de ellas, cerrada con puerta, localizaron a un grupo muy numeroso a oscuras y en silencio para no ser descubiertos. En total fueron desalojados 100 jóvenes de ambos sexos de la bajera, buena parte de los cuales menores de edad.

En una de las estancias se descubrió una barra de bar para servir consumiciones alcohólicas que los jóvenes pagaban, y en otra se localizó una cabina de DJ´s totalmente equipada donde 4 personas estaban manejando los aparatos electrónicos y el sistema de luces instalado, En el registro realizado también se incautaron 24 bolsas de marihuana que fue decomisada.

Los policías también se incautaron de numerosos carteles anunciadores donde se publicitaba la fiesta: Lugar, hora del evento, artistas y precio de la entrada y de las consumiciones.

En el lugar se identificó al responsable y organizador del evento, un menor de edad de Pamplona de 16 años.

La intervención policial finalizó con el desalojo del local, en el que se contabilizaron 100 personas. Una vez que el local quedó totalmente vacío se procedió al cierre de la puerta de entrada y al precinto de la misma.

Policía Municipal ha realizado un exhaustivo informe sobre los hechos sucedidos, del cual también se le dará conocimiento al Área de Urbanismo para que evalúe los posibles incumplimientos en los que se haya podido incurrir por parte del organizador o propietario del local.

En la inspección que Policía Municipal realizó del local se pudo comprobar la ausencia de cualquier medida de seguridad o higiénica, ya que carecía de ventilación y de cualquier otro elemento necesario para obtener la correspondiente autorización administrativa.

Desde Policía Municipal se manifiesta el riesgo al que se han visto expuestos los jóvenes que se encontraban en el interior de la bajera, ya que de haber ocurrido algún incidente en su interior (cortocircuito, humo o cualquier situación de pánico) podría haber desembocado en una situación muy peligrosa ya que el local carecía de cualquier medida de seguridad y en su interior se hacinaban gran cantidad de jóvenes.