La gran exposición sobre Elcano llega "contra viento y pandemia"

Con un año de retraso, San Telmo acoge la mayor muestra en torno a la primera vuelta al mundo

25.06.2021 | 23:56

Al igual que le ocurriese en el siglo XVI a la expedición liderada por Magallanes y Elcano, la mayor exposición realizada hasta el momento en torno a la primera circunnavegación también ha tenido que luchar contra sus propias inclemencias. Con un año de retraso, El viaje más largo desembarca "contra viento y pandemia" en el Museo San Telmo de Donostia y lo hace con nuevos documentos sobre el marino getariarra que no fueron expuestos en Sevilla, su primera sede.

"Contra viento y pandemia hemos podido llegar aquí. No ha sido fácil, pero al igual que lo hizo Elcano nosotros también hemos podido terminar el viaje", indicó ayer José Andrés Torres Mora, presidente de Acción Cultural Española (AC/E), el organismo detrás de la exposición, en la inauguración de la muestra en Donostia. Tras presentarse en 2019 en Sevilla, El viaje más largo tenía previsto llegar a San Telmo hace un año, pero la situación sanitaria lo impidió. Finalmente, hasta el 24 de octubre, la mayor muestra realizada hasta el momento sobre la primera vuelta al mundo se podrá ver en Gipuzkoa.

Lo hace además añadiendo nuevo material a la ya nutrida colección de documentos, la mayoría originales de hace 500 años y que salen por primera vez del Archivo General de Indias, gracias a los cuales la exposición, "al igual que ocurrió con la expedición, se va transformando". "Tras celebrar los cinco siglos de la partida, era el momento de poner en valor el hito de Juan Sebastián Elcano y desear que para su sexta conmemoración haya una galaxia o una estrella que también lleve su nombre", apuntó Antonio Fernández Torres, uno de los tres comisarios junto a Guillermo Morán Dauchez y Braulio Vázquez Campos que han diseñado la muestra.

Entre las nuevas piezas que se pueden observar a lo largo de los seis espacios que forman la exposición se hayan las últimas cartas manuscritas de Elcano halladas en la Torre Laurgain de Aia y que son custodiadas por el Archivo Histórico de Euskadi: la carta que el marino escribió, probablemente desde Sanlúcar de Barrameda, a Carlos I para informarle de su llegada, y el testamento que dejó escrito antes de morir en Filipinas en una segunda expedición a la vuelta al mundo. Pero hay más material novedoso procedente de otras instituciones guipuzcoanas como Gordailua o el propio Museo San Telmo.

Estas se suman a un centenar de piezas y documentos originales del Archivo General de Indias como la famosa y polémica crónica de Pigafetta, en la que detalla las peripecias que vivieron sin, eso sí, mencionar ni una sola vez a Elcano.

"Contexto emocional" Precisamente, capturar "el contexto emocional" de esos documentos es lo que la exposición trata de conseguir y lo hace dividiendo la muestra en seis fases diferentes: sueño, partida, exploración, destino, regreso y transformación. "Si algo puede parecerse a la gesta que consiguieron es la conquista del espacio", aseguró Torres Mora, al tiempo que explicó que El viaje más largo es también una forma de reconocer el espíritu aventurero del hombre.

Este alma por lo desconocido queda más que evidente en el apartado dedicado a las Islas Molucas, con piezas como el Santo Niño de Cebú, procedente del Museo de Arte Oriental de Valladolid, o el conocido como Las Paces del Muluco, una serie de actas sobre las negociaciones diplomáticas con los habitantes de las islas.

"La exposición es memoria histórica. Es el espejo de nuestra historia y nos pone en relación con ella. Es una construcción permanente de nuestra imagen", señaló el consejero de Cultura del Gobierno Vasco, Bingen Zupiria, mientras que el alcalde de Donostia, Eneko Goia, afirmó que esta muestra es una prueba "de que nos estamos despertando tras varios meses de letargo" como consecuencia del covid.

El viaje más largo se complementa con un completo catálogo que recoge todos las piezas que alberga la exposición y con una pequeña muestra disponible en Itsas Museoa en la que se ilustra cómo era vivir 24 horas a bordo de la nao Victoria, la única embarcación que regresó hace casi ya 500 años.

noticias de noticiasdenavarra