Deporte y estudios van de la mano en Anaitasuna

03.05.2021 | 01:15
Ander Izquierdo, Mikel Redondo e Iñaki González, en el exterior de Foro Europeo, en Cizur Menor, donde cursan sus estudios.

Ander Izquierdo, Mikel Redondo e Iñaki González son jugadores del Helvetia Anaitasuna en distintas categorías y compaginan su pasión por el balonmano, los entrenamientos y los partidos con su formación académica en Foro Europeo

ander Izquierdo, Mikel Redondo e Iñaki González son jugadores de balonmano e integrantes del Helvetia Anaitasuna en diferentes categorías. Dedican muchas horas semanales a entrenamientos, a la preparación de los partidos, a desplazamientos y al juego. Incluso, en alguno de los casos, a coger aviones y viajar con la selección española absoluta hasta Hungría, Rusia o Qatar para disputar torneos internacionales. El deporte es, sin duda, la pasión que mueve a estos chavales de 19 y 21 años. Su modo de vida. Sin embargo, su esfuerzo del día a día va más allá y no descuidan su formación académica. Los tres estudian, se preparan para el futuro y lo hacen en Foro Europeo, la escuela de negocios ubicada en Cizur Menor.

Izquierdo es jugador del primer equipo, una de las joyas de la cantera, central con gran proyección de la Liga Sacyr Asobal y esta temporada se ha convertido en Hispano con mayúsculas tras recibir la bendición del seleccionador Jordi Ribera. El internacional, de 21 años, cursa un doble Grado Superior en Administración y Finanzas junto con Marketing y Publicidad. Sus dos compañeros de Anaitasuna, por contra, han encaminado su formación al mundo deportivo. Redondo, jugador del Primera Nacional, extremo derecho y debutante esta campaña en la máxima categoría cuando tenía 18 años, se ha decantado por un Grado Superior en Enseñanza y Animación Sociodeportiva. Los mismos estudios que cursa González, lateral zurdo que alterna su participación en el equipo de Segunda Nacional con incursiones en el filial.

la práctica, un punto fuerte A la hora de elegir un grado u otro para estudiar en Foro Europeo, cada uno de los jugadores del Helvetia Anaitasuna barajó sus propias opciones. Se decantó por unos motivos u otros. Sin embargo, hay una razón común que los tres esgrimieron para optar por este centro: el peso que en sus estudios tiene la formación práctica.

Dos años antes de volcarse en sus actuales estudios, Ander Izquierdo cursó un año la carrera de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte en Vitoria. Una rama más acorde con su dedicación profesional. Sin embargo, acabó por dejarlo. "No me resultó tan atractivo como pensaba. Siempre me ha gustado el deporte y, desde los 16 años o así, estaba convencido de que iba a estudiar algo relacionado. Pero la universidad no me atrajo tanto. Empecé a buscar otro tipo de ámbito y el marketing me gustó más, al igual que el grado de empresa. Tengo amigos que han estudiado aquí y me hablaron muy bien del centro. Además, me convenció mucho la idea de que los profesores fueran profesionales en activo y, sobre todo, la convalidación de muchos créditos a la hora de entrar", explica.

Mikel Redondo, por su parte, tenía claro desde siempre que iba a enfocar su futuro al deporte. "Cuando salí de Bachiller quería acceder a la universidad, pero no me daba la nota. Hablando con Iñaki me comentó lo de Foro, me informó y me animé a venir. Lo que me llama la atención de este grado es que hay mucha práctica y menos teoría. Además, no sólo salimos con el título de Enseñanza y Animación Sociodeportiva, sino también con el de Socorrista y eso siempre es un plus", resalta el joven extremo de Anaitasuna, quien además está inmerso en la preparación de selectividad para intentar acceder el curso que viene a los estudios de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte en Vitoria.

Al igual que su compañero, el obtener el título de Socorrista también fue un aliciente para Iñaki González a la hora de formarse en este centro. "Siempre lo he tenido claro. Quiero vivir del deporte. No me daba la nota directamente para la carrera y tampoco me quería meter en unos estudios universitarios para luego salir. Quería ver de qué iba y si me gustaba. Miré en más sitios por Navarra y al final me decanté por Foro porque me sacaba además el Certificado de Profesionalidad de Socorrista", apunta.

Los tres jugadores reconocen estar "contentos" con los estudios que cursan y son muy conscientes de la importancia de prepararse para el futuro y de tener una base que dé continuidad a su carrera deportiva cuando esta finalice. "El balonmano no es para toda la vida. Y tampoco es tan elitista como puede ser el fútbol. Los deportistas de primera categoría viven de ello, pero los sueldos no son tan elevados y los estudios son más que necesarios. Esto algún día se acabará y habrá que buscar el camino por otro lado", constata Ander Izquierdo, quien pone el ejemplo de otros compañeros de equipo como Chocarro, Meoki o Gastón que ya ahora "compaginan el trabajo con el deporte de elite".

De compaginar balonmano y formación académica hablan también los tres. Quien tiene más dificultades en este aspecto es el internacional del Helvetia, si bien cuenta con un buen apoyo. "Tengo bastantes viajes y también entrenamientos por la mañana donde se solapan clases, pero se portan muy bien conmigo y me dan facilidades. Tanto desde el centro, los profesores, como los compañeros, algo que agradezco mucho", dice. Quienes mejor lo tienen en esta cuestión son Mikel Redondo e Iñaki González. En el caso del primero, semanalmente entrena dos días con el filial y otros dos con el primer equipo. "Para organizarme lo tengo mejor, porque las sesiones son por la tarde. Y, si tenemos viajes, los desplazamientos son más cortos, al País Vasco o Aragón. Así que no me tengo que perder clases y he podido estudiar y dedicarme al balonmano sin problemas", asegura. Una circunstancia similar a la de su compañero. "Llevo la misma rutina de entrenamientos que el 1ª Nacional, aunque realmente juego con el Segunda. Durante la semana tenemos mucha carga de entrenamientos, pero tampoco ando justo de tiempo para compaginarlo. Claro que hay que organizarse, pero no he tenido que perder nada", subraya González.

Volcados en el tramo final del curso y en las prácticas en empresas, los tres jugadores del Helvetia Anaitasuna son muy buen ejemplo de que deporte y estudios pueden ir perfectamente de la mano con una correcta organización y con apoyo académico.

noticias de noticiasdenavarra