Semana clave en los Pirineos

Jornada de Descanso | El Tour afronta el primer bloque de montaña y una crono individual

09.02.2020 | 20:04
Geraint Thomas, campeón el año pasado, con su equipo, el Ineo.

Albi - Tras la sorprendente jornada de viento y abanicos del lunes en la que una caída dejó a Mikel Landa casi sin opciones y varios favoritos se complicaron la general, el Tour descansó en Albi con el defensor del título, el galés Geraint Thomas y el colombiano Egan Bernal en la pole position ante la inminente llegada de los Pirineos y la crono de Pau.

La igualdad con la que se llegó hasta justo antes del descanso se la llevó el viento y una caída. Ineos podrá correr a la expectativa y ver cómo se manejan los rivales asumiendo los mínimos riesgos. Les sonríe la clasificación y la crono de Pau a los compañeros del ausente Chris Froome.

Thomas y Bernal secundan en el podio a Alaphilippe, separados por 4 segundos. A partir del galés la referencia la marca Enric Mas (Deceuninck Quick Step), que se halla en la sexta plaza a 34 segundos. Le sigue silencioso el británico Adam Yates a 35, y más alejados están Nairo Quintana a 52, el francés Pinot a 1:21 minutos y el danés Jakob Fuglsang a 2:10.

Así, el Tour se ha convertido en un "todos contra el Ineos". Pronto llega la montaña y ahí deberán limar los escaladores el tiempo perdido en la crono por equipos de Bruselas, pero los rodadores podrán sacar jugosas rentas con el reloj como mejor aliado.

Con las cosas más claras pero aún sin resolver, el Tour entra en su segundo tercio con una oportunidad para los esprinters hoy entre Albi y Toulouse. Ya en Pirineos, se afrontará un primer capítulo de montaña con meta en Bagnéres de Bigorre, con el Peyresourde (1ª, 13,2 kilómetros al 7%) y la Hourquette D'Ancizan (1a, 9,9 Kilómetros al 7,5%), con la cima a 30 kms de la llegada.

Al día siguiente, la crono de Pau constará de 27,2 kilómetros y marcará diferencias. Tampoco será muy adversa para los escaladores, ya que el recorrido es un sube y baja constante.

La semana termina con una jornada de 117 kilómetros que pueden causar estragos. La meta estará situada en la cima del Tourmalet, el puerto más emblemático del Tour. Los 19 kilómetros al 7,4% serán un revulsivo para los escaladores. Antes, el pelotón pasará por el Soulor (11,9 kilómetros al 7,8%).

Unos con confianza y avalados por la clasificación, como los hombres del Ineos, otros con la ilusión del debutante, como el subcampeón de la Vuelta Enric Más, y algunos con exámenes pendientes como Quintana y Landa, esperan una semana con citas claves. Habrá mucho que ver en este Tour marcado hasta el momento por una crono y un viento que mucho se llevó. - Efe