Veronica Ewers se impone en la segunda prueba de la Clásica Féminas de Navarra

La estadounidense, que en la primera cita en Irurtzun terminó segunda, lanzó un ataque a ocho kilómetros para el final con el que sentenció la carrera

11.05.2022 | 22:25
Veronica Ewers entrando en la meta entre los aplausos del público.

A la primera no pudo ser, pero sí a la segunda. Veronica Ewers (Education First), que en la prueba de Irurtzun vio como una fantástica Sarah Gigante (Movistar) le arrebataba el título, se resarció hoy al cruzar triunfante la meta, situada en la calle Sancho el Fuerte de Pamplona, y proclamarse campeona de la segunda cita de la Clásica Féminas de Navarra-Emakumeen Nafarroako Klasikoa 2022.

Una jornada más, el calor se hizo notar desde los primeros compases de la carrera. Con siete muros por delante y un puerto, el pelotón se mantuvo junto hasta el kilómetro 14, en el que Lija Laizane (Eneicat) y Ana Cristina Sanabria (Colombia) lanzaron junto a Sofía Gomes (Massi-Tactic), que se descolgó en la entrada del Muro de Olaverri, la primera escapada triunfal.

Al paso por el segundo muro, el de Tiebas, Laizane era la única superviviente de la primera arrancada. Acompañada por Mariana Herrera (Colombia), Aurela Nerlo (Massi-Tactic) y, posteriormente, por Usoa Ostolaza (Laboral Kutxa), atravesó los muros de Biurrun y Tirapu, en donde también se unió Mireia Benito (Stade Rochelais).

Artajona fue el punto de inflexión para el comienzo de las hostilidades. Ewers junto a Ane Santesteban y Kristen Faulkner (ambas del Team Bikeexchange) tomaron el relevo de Herrera, Nerlo y para poner las cosas serias de cara a la victoria. Con un pelotón que parecía poco preocupado con las amenazas de las primeras, las cuatro corredoras continuaron su trayecto manteniendo un minuto de ventaja con sus perseguidoras.

El muro de Galar, fue testigo del último y demoledor ataque de la carrera. A ocho kilómetros para el final, Ewers arrancó decidida a llevarse la prueba ante la pasividad de Santesteban y Faulkner, exhaustas por los esfuerzos de ambos días. La estadounidense del Education First atravesó Zizur y se internó en solitario en Pamplona para entrar como campeona de la segunda y última etapa de la Clásica de Féminas de Navarra.

LA VICTORIA DEL FRIO

Cansancio oculto por una inmensa alegría que mostró Veronica Ewers al conseguir su segunda victoria del año –la primera fue en una etapa en la Vuelta de Luxemburgo–. "Ha sido muy duro, sobre todo después de la carrera de ayer y por el calor. Estoy acostumbrada a temperaturas más frías", ha mencionado la vendedora, añadiendo que, "a falta de 40 kilómetros, el pelotón no estaba recortando la diferencia con la escapada, por lo que decidí lanzarme a por las corredoras de delante".

La determinación de Ewers fue clave para lograr una victoria que en la primera cita se le escapó ante el dominio de Gigante. Con este triunfo en mente, afrontará mañana la Itzulia Women. "Estoy deseando tener un día de descanso antes de afrontar la Itzulia", ha señalado la americana acerca de la prueba que durará hasta el domingo.

noticias de noticiasdenavarra