El Murchante, el rey del 0-0

igualdad sexto empate sin goles del equipo visitante ante un cortes que jugó una hora con diez

10.02.2020 | 05:59

Cortes0

Murchante0

CORTES Casaús, Cabrejas, Chueca, Guiral (Bari, min. 66), Palacios, Pascual, Royo (Viela, min.23), Magallón, Domínguez (Salas, min. 81), Arriazu, Modrego.

MURCHANTE Israel, Richard, Agustín, Jesús, Iván, César, Salaheddine (José Luis, min. 68), Mario, Francés (Javier, min. 77), Álex, Diego (Juan, min. 60)

Árbitro Alberto Labiano, asistido por Mom y Aghmir. Amonestó con tarjeta amarilla a los locales Guiral, Arriazu y Pascual, y a los visitantes Diego, César e Iván. Además, expulsó, por doble tarjeta amarilla, a Cabrejas (m. 30).

Estadio San Francisco Javier.

cortes - Sexto empate a cero para el Murchante en un partido en el que el Cortes fue de menos a más, al contrario que su rival. Y es que a los cortesinos les costó encontrarse cómodos sobre el campo. Enfrente, unos azules que tuvieron el dominio del partido en el primer tiempo, pero a los que les faltó el peligro ofensivo necesario para dar un golpe sobre la mesa. Y eso que a los Murchante se les puso el encuentro de cara cuando Mikel Cabrejas fue expulsado, por doble amarilla, a la media hora de juego, dejando a su equipo con un jugador menos.

Con esa adversidad tuvieron que afrontar los de Serrano gran parte del encuentro, circunstancia que no les impidió ir desplegando, poco a poco, el juego que demostró en su partido anterior ante la Txantrea.

En la reanudación, el Cortes mostró una cara bien distinta al inicio del partido, sacando mucha más garra y hambre de gol, sin importarle su inferioridad numérica. Con muchas ganas que finalizar sus fiestas patronales con un buen resultado, los cortesinos fueron achuchando la portería de Israel, teniendo a Chueca como protagonista en casi todas sus acciones de peligro. De las botas del delantero buñuelero salieron las dos mejores ocasiones, con solo un minuto de margen entre una y otra. La primera, en un lanzamiento de falta que se marchó rozando la escuadra. La segunda, con un disparo que terminó siendo rechazado por el larguero. Al final, empate que deja una sensación agridulce. - María Mendoza