El Betis, finalista de Copa 17 años después

COPA / EL RAYO ACARICIA LA PRÓRROGA GRACIAS A UN GOL DE BEBÉ, PERO BORJA IGLESIAS SENTENCIA EN EL 91

04.03.2022 | 00:40
Los jugadores celebran el pase a la final. Foto: Julio Muñoz (Efe)

Betis 1

Rayo Vallecano 1

BETIS Claudio Bravo; Sabaly, Pezzella, Édgar, Álex Moreno (Guardado, m.95); Guido Rodríguez, William Carvalho; Canales, Fekir, Juanmi (Joaquín, m.81); y Willian José (Borja Iglesias, m.86).

RAYO VALLECANO Luca Zidane; Balliú, Catena, Mario Suárez (Bebé, m.77), Fran García; Isi Palazón (Nteka, m.61), Óscar Valentín, Pathé Ciss (Santi Comesaña, m.61), Álvaro (Kevin Rodrigues, m.89), Trejo; y Sergi Guardiola (Sylla, m.77).

Goles 0-1, m.80: Bebé. 1-1, m.91: Borja Iglesias.

Árbitro Juan Martínez Munuera (Comité Valenciano). Amonestó al visitante Balliú (m.71) y a los local Willian José (m.79),

Estadio Benito Villamarín; 59.916 espectadores, entre ellos medio millar de seguidores del Rayo.

SEVILLA – El Betis jugará la quinta final de la Copa del Rey de su historia después de empatar con el Rayo Vallecano, en el último suspiro, gracias a un gol de Borja Iglesias que evitó la prórroga y mandó directamente a los verdiblancos a la pelea con el Valencia por el título el 23 de abril en el Estadio de la Cartuja.

Más de tres lustros llevaba el Betis sin disputar una final copera. La última fue en 2005, contra Osasuna, en el Vicente Calderón, y con sabor dulce tras el triunfo. Este jueves, después de su victoria en Vallecas (1-2), culminó una nueva presencia en el partido definitivo del torneo del 'KO'. Eso sí, con buenas dosis de emoción tras un final de infarto.

El partido ofreció un espectáculo de muchos quilates, sobre todo en la segunda parte cuando el Rayo jugó con la valentía que le caracteriza, sin la red de los minutos y con el afán por seguir haciendo historia. Su entrenador, Andoni Iraola, no tuvo reparos en volcarse en ataque para intentar el gol que acabaría llegando.

Hasta ese momento fue el Betis quien más argumentos puso, aunque los de la barriada madrileña no se quedaron atrás.

En la segunda parte, el Rayo se fue a por todas y comenzó a generar ocasiones casi desde el arranque. La primera fue una mano de Guido Rodríguez que el VAR no quiso revisar.

Fue Bebé el encargado de reclamar la atención con un golazo de 40 metros de libre directo. Cuando todo apuntaba al tiempo extra apareció el talento de Joaquín –recién entrado al campo– y de Canales, que dejó el balón muerto en la misma línea para que el Panda Iglesias remachase con facilidad. Ese tanto fue histórico para un Betis que siguió durante mucho tiempo celebrado el pase sobre el verde.

El billete de los andaluces no empaña la gran actuación del Rayo, que puso toda la carne en el asador y estuvo muy cerca de forzar la prórroga.

noticias de noticiasdenavarra