La selección bate récord de medallas, con 54

evento | elogios a pamplona y a la organización por el europeo, “el mejor de la historia”

10.02.2020 | 01:52
La Estatua de los Fueros, en el paseo Sarasate, fue testigo del maratón de patinaje. En la foto, el masculino.

Elogios a Pamplona y a la organización por el Campeonato Europeo de patinaje, “el mejor de la historia”.

pamplona - El Campeonato de Europa de Patinaje de Velocidad bajó ayer el telón. Siete días, del 26 de agosto al 1 de septiembre, en los que Pamplona ha respirado patinaje. Ha vivido la emoción de este deporte, el color y el ambiente que imprimían las 17 selecciones participantes y sus 272 deportistas. Un "éxito" a nivel organizativo, según resaltaron los distintos estamentos ayer en la jornada de clausura, y un éxito también deportivo gracias a las 54 medallas obtenidas por España -récord histórico en un torneo continental-, sólo superadas por las 65 de Italia.

Las pruebas se han focalizado en tres escenarios distintos: las pistas de la UD Txantrea, el remodelado circuito de Antoniutti y el paseo Sarasate, núcleo de los maratones disputados ayer. Italia ha finalizado en el primer puesto del medallero, si bien la selección española, dirigida por el navarro Garikoitz Lerga, le ha seguido al acecho con 54 metales -21 oros, 17 platas y 16 bronces-, que reflejan el buen momento que atraviesa el patinaje. Una cifra que, además, bate registros, ya que supera con creces las 38 obtenidas el pasado año en el Europeo de Oostende (Bélgica).

El orgullo es aún mayor teniendo en cuenta el gran papel de los patinadores navarros en este Campeonato. Los deportistas de la tierra han copado 24 medallas y han demostrado por qué la Comunidad Foral es uno de los referentes del patinaje de velocidad. En el palmarés quedarán las cinco preseas del júnior Iván Galar -cuatro de ellas de oro-, el mismo número que se ha adjudicado la juvenil Ruth Arza -tres oros, una plata y un bronce-. Y, por supuesto, sin olvidar al mejor patinador navarro actualmente, Ioseba Fernández, dueño de cuatro medallas, las cuatro de oro, y que baraja la posibilidad de retirarse.

Pamplona ha querido, además, convertir esta cita deportiva en un referente en cuanto a sostenibilidad e igualdad. Las botellas de cristal que recibieron los participantes de este Europeo para rellenar de agua han propiciado un ahorro de 8.000 botellines diarios de plástico. Además, se ha apostado fuerte por el tema de la igualdad, promoviendo que chicos y chicas compitan juntos por los mismos podios. Como debe ser.

La clausura ayer de este Europeo, en el paseo Sarasate, sirvió para resaltar estos dos aspectos. Una ceremonia en la que se entregó el testigo del torneo a Portugal, que albergará la próxima cita continental.

¿otro mundial en Pamplona? Carmelo Paniagua, presidente de la Federación Española de Patinaje, destacó ayer que Pamplona acaba de cerrar "el mejor Europeo de la historia. Así lo ha dicho el comité europeo y, a nivel de medallas, España ha batido récords. Eso lo hace el mejor", sostuvo. Paniagua, navarro de nacimiento, resaltó "el trabajo de los clubes, de los deportistas, de los técnicos, del seleccionador y de la federación española, que pone su granito de arena para que todo esto crezca. Nuestro deporte está creciendo mucho y la prueba es que los éxitos no vienen solos, sino acompañados de mucho trabajo". El máximo responsable del patinaje español calificó de "potencia mundial" a España y también incidió en el buen trabajo que se está haciendo en la Comunidad Foral. "Navarra siempre ha tenido una tradición muy importante, es un deporte muy querido y practicado, y estoy orgulloso de sus éxitos". Paniagua fue más allá y dejó caer la posibilidad de organizar un Mundial de Patinaje de Velocidad en Pamplona, tal y como ocurrió en 1998. "Son palabras mayores, pero el ejemplo que hemos dado es de Campeonato del Mundo. El listón ha quedado muy alto", concluyó.

En la misma línea se expresó Sergio Parra, presidente de la Federación Navarra de Patinaje. "Podemos coger el testigo de un Mundial perfectamente. A Navarra le gusta el patinaje. La idea es poder celebrarlo coincidiendo con el 25º aniversario", señaló. Parra puso de relieve "el cariño" con el que se ha organizado este Europeo y valoró la dedicación de sus 160 voluntarios.

El acto de clausura también contó con la presencia de Rolland Brostaut, vicepresidente del World Skate Europe, quien en nombre de la presidenta, Irmelin Otter, agradeció a los patinadores "el espectáculo" y aseguró que este Europeo de Pamplona "ha marcado historia en nuestro deporte".

Entre las autoridades navarras a la clausura del torneo continental estaba Javier Remírez, vicepresidente del Gobierno foral, quien calificó de "magnífico" el Campeonato "de la sostenibilidad y la igualdad"; y María Caballero, del Ayuntamiento de Pamplona, quien aseguró que la capital navarra está "preparada para acoger grandes eventos deportivos".