Aimar Olaizola: "¿El ERTE de Baiko? si una empresa no tiene ingresos, es lo más lógico"

Mano/ profesional el veterano delantero de goizueta, de 40 años, se muestra comprensivo con su promotora y se sigue entrenando confinado con su familia en su casa de Hondarribia

07.04.2020 | 01:29
Aimar Olaizola, pedaleando en su domicilio de Hondarribi. Foto: cedida

Pamplona – Hay que remontarse hasta el pasado 8 de marzo para encontrar el último partido del Campeonato de Parejas de la LEP.M. Aquel domingo de hace casi un mes, Olaizola II y Aranguren, sustituto de Urrutikoetxea, que no pudo jugar por un mal de manos, derrotaron a Laso y Albisu (22-10) en el frontón Bizkaia de Bilbao. Lo hicieron en un encuentro correspondiente a la primera jornada de la liguilla de semifinales de un torneo que ha quedado interrumpido, como todas las competiciones deportivas, por la pandemia global de coronavirus. Uno de los protagonistas de aquel envite, el veterano Aimar Olaizola (Goizueta, 13/11/1979), 40 años de vida y casi 22 dedicados a la pelota a mano profesional, atiende la llamada de este periódico para hablar desde su aislamiento en Hondarribia (Gipuzkoa), donde reside con su mujer, Olaia, y sus por ahora dos únicos hijos, Irai, de 8 años, y Joan, de 4.

¿Cómo lleva el confinamiento?

–Sin ningún problema. Al principio, como es normal, se hace raro, pero, teniendo en cuenta la gravedad que está adquiriendo el tema y como se ha dicho que no hay que salir, lo mejor es quedarse en casa. En mi caso tengo la suerte de tener bastante sitio para poder estar con los críos fuera de casa, en el jardín, y lo estoy llevando bastante bien.

Eso ayuda....

–Sí, supongo que teniendo críos en un piso pequeño todo será mucho más complicado. Además de estar con ellos, también puedo hacer algo de entrenamiento, mientras que otros pelotaris casi no tienen sitio y, si no tienes espacio ni las herramientas que necesitas, es imposible. Por eso lo estoy llevando bastante bien, aunque el problema está en que no podemos jugar a pelota. Manos y eso puedo hacer en el garaje, pero es distinto.

Es que un pelotari sin frontón...

–Sí, pero en mi caso tampoco me preocupa mucho porque no suelo tener problemas de manos, aunque tengo bastante espacio y es peor para los que no lo tienen y no pueden tocar pelota.

¿Cómo se organiza?

–Lo primero son los críos. Al final es una situación rara para mí porque nunca he vivido de esta forma. En los últimos años, de normal, por la mañana dejaba a los críos en la ikastola y me iba directo a Beasain a entrenar, pero ahora hay que estar con ellos por la mañana, aunque, aparte de jugar con mis hijos y tal, también suelo tocar algo de pelota y hago pesas, mientras que después de comer me gusta hacer algo de bici. Suelo hacer sesiones todos los días y además estoy a todas horas jugando con los críos a pelota o a fútbol en el jardín, así que deporte ya estoy haciendo.

¿Jugar con sus hijos también cuenta como entrenamiento?

–Sí, y cansa más que lo otro (risas), pero a mí me viene bien porque sería diferente estando en un sitio pequeño en el que no puedes hacer nada. Yo mismo estaría incómodo porque estoy acostumbrado a hacer deporte todos los días y así me encuentro muy a gusto.

¿Qué opina del Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que anunció su empresa, Baiko, la pasada semana?

–No hay ningún problema. Hay que tener en cuenta que es una situación que ha venido de la nada, que nadie pensaba que iba a pasar. Si una empresa no tiene ingresos, es normal que no pueda seguir como antes. En nuestro caso, todos los pelotaris llevamos tres semanas y pico en casa, sin poder jugar ni entrenar en las condiciones de antes, y si la empresa no tiene ingresos, como está ocurriendo y están haciendo otros miles de empresas, veo muy lógico lo que han decidido. De parte de los pelotaris no ha habido ningún problema en entenderlo y la empresa se ha explicado muy bien desde el principio.

Además el panorama no resulta nada alentador...

–Creo que vamos a estar más tiempo en casa de lo que la gente se piensa y, cuando termine esto de estar confinados, habrá que ver cómo empieza a funcionar todo. En nuestro caso, para jugar partidos en recintos pequeños en los que va mucha gente, parece complicado, pero eso ya lo decidirán las empresas y las autoridades.

El Parejas todavía no ha terminado y después viene el verano. ¿Cómo cree que se va a organizar todo el calendario?

–Primero habrá que ver cuándo acaba el confinamiento y luego habrá que terminar el Campeonato de Parejas, porque es el torneo más largo de todos y creo que lo lógico sería terminar después de cuatro meses y pico de competición y a falta de solo tres partidos (dos jornadas de la liguilla de semifinales y la final). No sé cuándo, pero habrá que acabarlo y luego ver cómo van las fechas, porque enseguida viene el verano€ No sabría decir qué va a pasar, pero sería bueno que, si terminara todo esto, pudiéramos empezar a jugar en junio o así. Estaría perfecto jugar en junio lo que queda del Parejas y luego empezar con el verano, pero poco a poco se está viendo que esto va para más largo.

Primero el Parejas, así que del Manomanista, que se disputa a continuación, ni hablamos.

–Ya sé que es el campeonato más importante, pero creo que lo lógico sería terminar sí o sí el Parejas porque le faltan muy pocos partidos, y luego ya se verá.

Superó la primera fase del Parejas ganando junto a Mikel Urrutikoetxea la novedosa eliminatoria de play off y venció con Aitor Araguren el primer partido de la liguilla de semifinales. Qué fastidio de pandemia y de aplazamiento, ¿no?

–Sí, me ha pillado en mi mejor momento. Nos ha dado mucha pena porque Mikel ya estaba mucho mejor y más cómodo en la cancha, mientras que, en mi caso, hacía tiempo que no tenía ese juego. Me estaba encontrando muy a gusto, la pelota me salía muy rápida y con confianza, y es una pena. Habrá que intentar pillar otra vez ese punto cuando volvamos.

¿Les hará falta una mini pretemporada antes de regresar al frontón?

–Sí, pero habrá que ver cómo están las fechas. Aquí lo bueno es que las condiciones son iguales para todos, es decir, que todos estamos igual. En cualquier caso, todos somos personas y la pelota es importante, pero lo más importante ahora es la salud y hay que esperar a ver qué dicen las autoridades. Luego las empresas ya nos comunicarán qué hacer, pero hay que ir poco a poco porque todos estamos mentalizados de que esto va a durar.

Con 40 años (cumplirá 41 en noviembre), ¿va a condicionar este parón las decisiones sobre su futuro como pelotari profesional?

–No. A priori ahora no tengo nada pensado. Yo mismo veré según cómo me encuentre de juego, pero también hablaré con la empresa, que siempre me ha respetado. Ahora lo más importante es pasar esto y más adelante ya se verá cómo voy, aunque ahora mismo, con el juego que tengo, mi intención es seguir.

¿Quiere eso decir que hay Aimar para rato?

–Espero que sí, pero con la edad las cosas suelen cambiar de un día para otro. Ahora estoy jugando muy a gusto, la empresa también está a gusto con el nivel que estoy dando y ya veremos hasta cuándo sigo.

¿Qué echa en falta de no poder salir de casa?

–De todo un poco, pero sobre todo ir a entrenar todos los días, porque es lo que he hecho toda la vida. Me gusta muchísimo estar con los compañeros y jugar a pelota, pero lo más importante en una situación de alarma como ésta es quedarse en casa y hacer caso a las autoridades. Así llevamos tres semanas y media.

Y las que quedan...

–Parece que ahora han dicho hasta finales de abril, pero creo que todavía se alargará más.

"Por la gravedad del tema, creo que vamos a estar más tiempo en casa de lo que la gente se piensa"

 

"Hago manos en el garaje, pero no es lo mismo que hacerlo en el frontón, aunque otros pelotaris lo tienen peor"

 

"Suelo entrenar todos los días y además juego a pelota y a fútbol con mis hijos, que cansa más que lo otro"

 

"Si se pudiera, estaría perfecto jugar en junio lo que queda del Parejas, pero todo depende de las autoridades y las empresas"

 

"El parón me ha pillado en mi mejor momento; habrá que intentar coger ese punto cuando volvamos"

 

"Con la edad las cosas suelen cambiar de un día para otro, pero, con el juego que tengo ahora, mi intención es seguir"

Aimar Olaizola

Delantero de Baiko