Claves de una generación de oro del atletismo navarro

Éxito / El trabajo de la cantera y de los entrenadores, imprescindible en el auge del atletismo navarro

29.09.2020 | 00:17
Los medallistas navarros del Pamplona Atlético, después del Campeonato de España sub-23. Foto: Grupompleo

Pamplona – La generación de oro del atletismo navarro logró el fin de semana 12 medallas en el Campeonato de España sub-23. Un nuevo éxito para una hornada que consiguió 11 medallas en el Campeonato de España absoluto, un sexto puesto por Federaciones Autonómicas y 12 medallas en el nacional sub-23.

Tres competiciones en las que Navarra logró los mejores resultados de toda su historia. Con solo 1.366 licencias, la comunidad foral no deja de lograr éxitos y es la envidia de equipos y federaciones con mayor número de deportistas. Por ejemplo, el Grupompleo venció por clubes en el Campeonato de España sub-23 por delante de grandes potencias como el Scorpio o el Playas de Castellón. Pablo Branchi, presidente del Pamplona Atlético, Francis Hernández, entrenador de pértiga y François Beoringyan, entrenador de las pruebas de velocidad y saltos, nos ayudan a explicar las claves de los éxitos logrados por una generación de oro en un verano de ensueño.

1. aumento de la base

El trabajo de las escuelas

La escuela del Pamplona Atlético, inaugurada en torno al año 2000, ha tenido esta temporada 340 alumnos. Pero no es la única. Canteras como la de Lagunak, Ardoi e Hiru Herri (con 360 jóvenes este año) cuentan con una gran tradición. La mayoría de los atletas que están brillando ahora comenzaron a correr a principios de siglo en estas escuelas. Por ejemplo, Nerea Bermejo empezó en el Ardoi, mientras que Asier Martínez creció desde pequeño en el Pamplona Atlético. Pablo Branchi, presidente del Grupompleo, asegura que el éxito de los atletas navarros es fruto del trabajo de todas las escuelas. "Los atletas que triunfan ahora han crecido juntos desde cadetes, tienen un gran ambiente y eso se nota". Por su parte, los entrenadores Francis Hernández y François Beoringyan explican la transformación vivida en el club. El expertiguista relata que "antes, había atletas de nivel, pero faltaba una estructura de trabajo para que los niños pudieran crecer". François Beoringyan recuerda que, cuando llegó, hace más de quince años, no había más que 30 niños en el club. "El Pamplona Atlético fichaba a muchos atletas buenos para competir. El cambio llegó de la mano de gente como Juan Carlos Razkin, José Odriozola o Francis Hernández, que fueron potenciando poco a poco la escuela. Buscaban sacar atletas porque sabían que, en algún momento, el dinero se podía acabar y hacía falta una buena estructura para sobrevivir", comenta. El trabajo de la base explica el boom de la generación actual, en la que no solo destacan uno o dos atletas como pudieron ser Marta Mendía, Goya Ferrer o Iñigo Monreal, hace unos años. Ahora, hay todo un bloque de un nivel excepcional.

2. labor de los entrenadores

Hacia la profesionalización

El éxito de los atletas no se puede comprender sin la figura de los entrenadores. Francis Hernández (pértiga), François Beoringyan (velocidad y saltos), Idoia Mariezkurrena (lanzamientos), Marisa Markotegi (marcha) e Ignacio Santamaría (fondo) son los técnicos del Grupompleo. Uno de los más veteranos, Francis Hernández, explica que son entrenadores de gran nivel, pero que su labor debería estar más reconocida. "Los técnicos están por amor al arte porque meten muchas horas por cuatro pelas. Lo más importante es que se dieran cuenta de que esto es un trabajo y hay que profesionalizarlo. No puede ser que nos haga falta tener tres o cuatro empleos, como me ocurre a mí, y luego venir a entrenar", relata. Uno de los entrenadores de moda en Larrabide es sin duda François Beoringyan. Sus pupilos lograron cinco medallas en el Campeonato de España absoluto y otras siete –contando los relevos– en el sub-23. "Esta ha sido la mejor temporada de mi vida y me alegro mucho por ellos, porque trabajan un montón y son un grupo espectacular", confiesa.

3. mejora de las instalaciones

En busca de la pista

bajo techo

Larrabide ha tenido varias reformas en este siglo. Tras una importante remodelación en 2004, la pista vivió un nuevo cambio en 2018, cuando se instaló el tartán azul. Branchi, Hernández y Beoringyan coinciden en señalar el buen estado de las instalaciones, pero lamentan la escasez de espacios y, sobre todo, echan en falta una pista bajo techo.

4. ayudas paRA DEPORTISTAS

La Fundación Induráin y el CEIM

El Centro de Estudios, Investigación y Medicina del Deporte (CEIM), situado en Larrabide, ayuda a los atletas que están en el programa de tecnificación del Gobierno de Navarra y les hacen un seguimiento. También tiene un servicio de fisioterapia e incluso de psicología. Por otro lado, bastantes atletas reciben becas de la Fundación Induráin en función de los resultados. Pablo Branchi describe la importancia de estos servicios. "Tener un centro como el CEIN ha ayudado mucho a los atletas. Por ejemplo, Maitane Melero ha trabajado mucho en los últimos años y las ayudas de la Fundación Induráin son fundamentales. Navarra es una de las pocas comunidades que tiene el apoyo de una fundación así. Todos querríamos ganar un poco más, pero es una ayuda importante para que un atleta puede estirar su vida deportiva después de terminar los estudios con 22 o 23 años, que es una edad clave porque todos tenemos que vivir de algo", reflexiona.

5. los clubes convenidos

Todo el territorio, cubierto

El Grupompleo cuenta con 12 clubes convenidos: Ardoi, Hiru-Herri, San Adrián, Atletismo Barañáin, Club Larraona, Berriozar, Tafalla, Iranzu, Lodosa, Ribera Atlético, Ederki y Gana. Su labor es fundamental para acoger a todos los deportistas de la comunidad. Algunos atletas, como Yaiza Sanz (Ardoi), Maite González y Daniel Ballesteros (Hiru-Herri) o Kerry Iyoha (Gana), son habituales en el equipo foral. Branchi remarca que "todos los clubes convenidos hacen un gran trabajo y sacan a muchos chavales. Para ellos, poder competir en División de Honor con el Grupompleo también es un aliciente", destaca.

6. competición poscovid

Controles y campeonatos navarros

Este año, se ha podido entrenar en Larrabide desde el 15 de mayo y eso ha sido fundamental para conseguir estos resultados. La Federación organizó varios controles previos a los Campeonatos navarros. "Ha sido fundamental competir para lograr este punto de forma", explica François.

7. la 'materia prima'

Talento y mucho trabajo

La generación de atletas navarros es excepcional: Asier Martínez, Iker Alfonso, Nerea Bermejo, Maite González, Sandra Barrios, Miren Bartolomé. Estanislao Ruiz, Laila Lacuey, Nerea Ibinaga, Uxue Erice y los dos relevos fueron medallistas en el Campeonato de España sub-23. François Beorignay explica las claves de este éxito. "Estoy muy contento y orgulloso de mi grupo. Tenemos una hornada muy buena, porque sin materia prima es muy complicado sacar estos resultados. Pero yo diría que hay más trabajo que talento; a veces, les digo que el talento es la capacidad de trabajar. Es muchísimo curro y me alegro por ellos porque sé lo que han sufrido y el tiempo que le han dedicado", concluye.

"Antes, había atletas de nivel, pero faltaba

una estructura para potenciar a la cantera"

Francis hernández

Entrenador de pértiga

"Tenemos una materia prima muy buena, pero hay mucho trabajo detrás de ese talento"

François Beoringyan

Entrenador de velocidad y saltos

"Todos los clubes convenidos hacen una gran labor para sacar a muchos de los chavales"

Pablo Branchi

Presidente del Grupompleo