El paro sube en 1.800 personas en 2018 en Navarra, con una tasa del 9,9%, según los datos de la EPA

El desempleo baja en 16 CCAA y sólo sube en Navarra al cierre de año, indica la Encuesta de población Activa

Laparra achaca el dato del aumento del paro a una "subestimación" de la EPA del número real de ocupados en la Comunidad Foral

08.02.2020 | 16:41
Varias personas esperan junto a la oficina de Paulino Caballero del Servicio Navarro de Empleo (SNE). empleo, inem, desempleo, paro

El Gobierno de Navarra se ha planteado la realización de una encuesta propia sobre el mercado de trabajo.

PAMPLONA. El paro subió en 1.800 personas en el año 2018 en Navarra, lo que supone un 5,9 por ciento más que en 2017, siendo la única Comunidad en la que aumenta el desempleo durante el año pasado. El número total de desempleados en la Comunidad foral se sitúa en 31.600, según ha informado este martes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En el último trimestre del año pasado, el paro también subió en Navarra, en 1.300 personas, un 4,37 por ciento con respecto al trimestre anterior. La tasa de paro en la Comunidad foral se sitúa justo por debajo del 10 por ciento, en concreto, en el 9,99 por ciento. Navarra se sitúa junto a País Vasco (9,58%) y Cantabria (9,68%) como las comunidades autónomas con las tasas de paro más bajas este trimestre.

El número de ocupados en Navarra se coloca al finalizar el año en 284.800 personas y la tasa de actividad, en el 59,33 por ciento.

La cifra de hombres parados en la Comunidad es de 15.000, con una tasa de paro del 9,11 por ciento, mientras que el número de mujeres desempleadas es de 16.600, con una tasa de paro del 10,96 por ciento.

En cuanto al número de ocupados, en hombres es de 150.100, con una tasa de actividad del 62,90 por ciento, y en mujeres de 134.800, con una tasa de actividad del 55,86 por ciento.

En España, el paro bajó en 462.400 personas en 2018, lo que supone un 12,3% menos que en 2017, registrando su sexto descenso anual consecutivo. No obstante, este retroceso es inferior a los experimentados en los cuatro años anteriores, aunque superior al de 2013, cuando el desempleo bajó en 85.400 personas.

"SUBESTIMACIÓN DE LA OCUPACIÓN" El vicepresidente de Derechos Sociales, Miguel Laparra, ha achacado el dato del aumento del paro en Navarra en 1.800 personas a una "subestimación" de la EPA del número real de ocupados en la Comunidad Foral.

Laparra ha señalado en conferencia de prensa que los datos de la EPA ya han sido anteriormente muy diferentes a los del paro registrado. Así, en 2018 se produjo una reducción del desempleo en términos anuales de 2.890 personas (un 8 %), mientras que la EPA calculó un aumento del 5,9 %.

Además, ha apuntado, la afiliación a la Seguridad Social marcaba en 2018 un aumento de 8.305 personas (un 3,03 %), frente a la evolución de la EPA, que revelaba un incremento de solo 4.600.

"A la luz de estos datos", ha afirmado, "entendemos que en este momento la EPA estaría produciendo una cierta subestimación de la ocupación".

El vicepresidente ha subrayado que en el último trimestre de 2017 "pasó justamente lo contrario", ya que la EPA "fue especialmente positiva", al situar el número de desempleados por debajo de los 30.000, pero había una diferencia con el paro registrado de 5.500 personas.

De esta forma, ha agregado, había en aquel momento "una cierta subestimación del desempleo", que "parcialmente se ha corregido" a lo largo de 2018.

"Da la sensación de que el paro ha aumentado, cuando en realidad lo que parece ser es simplemente una corrección estadística dentro de una encuesta con una muestra lógicamente aleatoria", ha explicado Laparra, quien ha declarado que el Gobierno de Navarra se ha planteado hacer una encuesta propia sobre el mercado de trabajo.

Para el desarrollo de las políticas de empleo del Gobierno de Navarra, ha aseverado, sería conveniente contar con una encuesta con mayor nivel de detalle y con algunos módulos específicos, por lo que éste "podría ser un proyecto interesante".

Laparra ha indicado que, con una tasa de desempleo del 9,99 %, Navarra se sitúa junto a País Vasco (9,58 %) y Cantabria (9,68 %) como las comunidades autónomas con las tasas de paro más bajas este trimestre.

Tras subrayar el aumento de la población activa en 6.400 personas en 2018, el vicepresidente ha comentado que también se ha registrado una tasa de temporalidad "relativamente positiva, siendo todavía muy alta", del 24,1 %, aunque es la menor del conjunto del Estado.

Además, el paro desciende en los grupos con más dificultades de acceso al empleo: jóvenes, mujeres y personas de nacionalidad extranjera.

En concreto, la tasa de desempleo de las mujeres se sitúa en el 11,1 % (2 puntos porcentuales menos), en los jóvenes es del 26,4 % (5,1 puntos menos) y en los extranjeros es del 22 % (2,9 puntos menos). Laparra ha resaltado que, en 2013, estos porcentajes eran, respectivamente, del 19 %, 48 % y 40 %.

También ha puesto en valor el protagonismo del sector industrial, que supone el 26,7 % del empleo en Navarra, cuando la tasa nacional es del 14 %.

"LA REALIDAD DE NAVARRA" En un comunicado, la secretaria general del PSN, María Chivite, ha afirmado que la jefa del Ejecutivo foral "se ha dejado llevar por la inercia pero los hechos demuestran que, cuando los vientos amainan y dejan de empujar, se ve la realidad".

"Y es que el Gobierno de Navarra no ha hecho nada por favorecer el empleo de calidad, la modernización y la innovación de los sectores productivos, y los datos son elocuentes", ha expuesto Chivite, para agregar que "el tiempo perdido ya no se puede recuperar y el próximo Gobierno foral no tendrá un escenario tan favorable como el que ha tenido y ha desaprovechado Barkos".

En este sentido, la líder del PSN ha afirmado que, si lidera el próximo Gobierno, su compromiso es "convocar cuanto antes al diálogo social a los agentes económicos y sociales y acordar un plan de empleo valiente y ambicioso, que apueste por la calidad y que permita afrontar con más certidumbres y con políticas efectivas un escenario económico de menor crecimiento, que es el que se anuncia".

En opinión de Chivite, "hacer políticas fuertes y específicas en Navarra es actuar con responsabilidad para reducir la dependencia de los factores externos y generar un contexto de más solidez y fiabilidad".

VALORACIÓN SINDICAL UGT ha mostrado su preocupación por el aumento del paro y de la precariedad. El sindicato añade que "los datos negativos se plasman también en la tasa de paro" de Navarra, del 9,99%, 36 décimas superior a la de hace un año.

Otro dato "preocupante" es para UGT el relativo al paro de larga duración, que afecta a 14.000 personas, 1.600 más que hace un año, lo que supone el 44,4% del total de desempleados de Navarra.

Destaca también "las situaciones de desigualdad" en la distribución del desempleo y que afectan especialmente los jóvenes menores de 25 años, con una tasa de paro del 23,37%, 13,38 puntos más que la media de Navarra, y a los trabajadores inmigrantes, cuya tasa de paro se eleva al 19,87%, casi 10 puntos por encima de la media.

UGT subraya que se producido asimismo un incremento de la temporalidad, que alcanza a 59.200 personas y eleva la tasa al 24,1%, un punto más que hace un año, al igual que ha aumentado el trabajo a tiempo parcial, que afecta a 46.200 personas, de las que 37.100, el 80,3%, son mujeres, lo que denota "otro elemento de desigualdad".

A la vista de estos datos, el sindicato considera "cada vez más evidente el gran error del Gobierno de Navarra de plegarse a las presiones de algunos de sus socios y renunciar" a la aprobación y puesta en marcha de un "imprescindible" Plan de Empleo "negociado y acordado con las organizaciones empresariales y sindicales" para hacer frene al paro y las incertidumbres económicas.

CCOO de Navarra ha criticado que la Comunidad foral "cierra el año con más paro y más precariedad" y ha añadido que "la recuperación no sólo no llega a todos los hogares navarros, sino que además, los problemas estructurales como el elevado paro, el paro de larga duración, la temporalidad y el trabajo a tiempo parcial lejos de disminuir, persisten".

En un comunicado, el sindicato que comentado que "el número de personas paradas sigue siendo muy alto, 31.600 personas, muy lejos de las 15.900 personas desempleadas contabilizadas en el año 2007, antes de la crisis". Y ha añadido que "el paro juvenil se mantiene en niveles muy altos: mientras que la tasa de desempleo en la población general se sitúa en 9,99%, en la población joven menor de 25 años supera el 23%".

Según ha continuado, "persiste el paro de larga duración y se convierte en un problema estructural, cerca del 44% de estas 31.600 personas llevan un año o más desempleadas, y este problema se mantiene a pesar de los años de crecimiento económico".

CCOO ha expuesto que "la población trabajadora cada vez soporta peores condiciones laborales: sube la temporalidad y la parcialidad". "Con respecto al mismo período del 2017, sube un punto la tasa de temporalidad, y se sitúa en el 24,1%, y aumenta también en 0,3 puntos la  tasa de parcialidad cercana al 17% de la población ocupada", ha indicado, para añadir que "las mujeres trabajadoras siguen soportando condiciones laborales más precarias: del total de la población ocupada a jornada parcial (46.200) el 80,3% son mujeres".

En opinión del sindicato, "este aumento del paro y la persistencia de estos problemas estructurales evidencian  la debilidad de nuestro modelo productivo y la ineficacia de las políticas activas de empleo que se están aplicando y que queda patente en la incapacidad de generar empleos suficientes, sostenibles en el tiempo y  menos precarios".

CCOO ha señalado que "urge" la puesta en marcha del "plan de choque por el empleo joven aprobado recientemente para el período 2019-2021, así como afrontar un plan para personas paradas de larga duración".

Ha abogado por "la derogación de los elementos más nocivos de la reforma laboral: el restablecimiento de la ultraactividad en los convenios, la prevalencia del convenio sectorial sobre el de empresa y la limitación de la subcontratación con la obligatoriedad de que las empresas adopten el convenio sectorial o el de la empresa principal".

Asimismo, ha señalado que es necesario "impulsar una negociación colectiva que incremente los salarios (especialmente los más bajos estableciendo suelo salarial en 14.000 euros brutos al año), que limite la eventualidad y la parcialidad en las empresas, trasladando a los convenios colectivos las medidas acordadas con la patronal en la revisión del acuerdo Intersectorial firmado recientemente".

Lo último Lo más leído