España debe reducir la deuda tras bajar el déficit

La CE destaca que el déficit nominal bajase al 2,5% pese a no cumplir la exigencia de dejarlo en el 2,2%

10.02.2020 | 11:18

Bruselas - España debería centrar su política fiscal en la reducción de la deuda pública tras haber llevado su déficit por debajo del 3% del PIB en 2018 gracias a la buena coyuntura económica y pese a no haber hecho esfuerzos estructurales, según la Junta Fiscal Europea (JFE).

El informe anual publicado ayer por el cuerpo de asesores independientes de la Comisión Europea analiza la aplicación de las normas comunitarias de disciplina fiscal -el Pacto de Estabilidad y Crecimiento- durante el año pasado y evalúa la orientación de la política presupuestaria de la eurozona.

En el caso de España, destaca que el Ejecutivo comunitario cerró el procedimiento por déficit excesivo al país después de que el déficit nominal bajase al 2,5% del PIB, a pesar de que no se cumplió con la exigencia de llevarlo al 2,2% ni se redujo el déficit estructural, como exigía Bruselas.

"España tuvo un crecimiento muy rápido cuando empezó a recuperarse de la crisis. El objetivo (nominal) del 3% se convirtió en uno cada vez más suave, porque era fácil de cumplir gracias al rápido crecimiento", dijo el presidente de la JFE, Niels Thygesen, recordando que la Comisión le ha venido pidiendo que aproveche la buena situación para construir colchones fiscales.

"La estrategia de reducción de la deuda debería ser el principal objetivo de la política fiscal en España", dijo.

Baja el déficit en septiembre El déficit del Estado acumulado en los nueve primeros meses del año fue de 7.808 millones de euros, una cifra que equivale al 0,63% del PIB y que es un 38,4% inferior que la del mismo periodo de 2018.

Este dato de déficit se obtuvo después de que los ingresos crecieran un 4,2%, muy por encima del 0,8% que se incrementaron los gastos, según los datos publicados por el Ministerio de Hacienda.

Hacienda también ha publicado los datos de ejecución presupuestaria del conjunto de las Administraciones públicas de los ocho primeros meses del año --salvo las corporaciones locales, cuyos datos aún no se conocen-, que arrojan un déficit de 25.927 millones, un 8,8% más que el mismo periodo de 2018 y un 2,08% del PIB. - Efe