Navarra encadena 4 meses con el paro al alza y aumenta la brecha de género

Se destruyen 2.923 empleos en Navarra en el enero con peor dato de afiliación desde 2013 en el Estado

04.02.2020 | 09:09
Varias personas en la oficina del Servicio Navarro de Empleo de Tudela.

PAMPLONA. El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo en Navarra subió en 674 personas en enero respecto al mes anterior, el 2,03 por ciento, según datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social publicados este martes. El número total de desempleados en la Comunidad foral se sitúa en 33.872 personas. En el mes de enero se destruyeron 2.923 empleos en la Comunidad. En el Estado el mercado laboral pierde 244.044 empleos, la mayor caída desde 2013.

En relación con estos datos hay que tener en cuenta varias cuestiones, apunta el Gobierno foral. La primera, que el mes de enero es un mes en el que siempre se incrementa el desempleo en Navarra. En ese sentido hay que destacar que la habitual subida del paro del primer mes del año ha sido en este caso la menor desde 2006. Sea como fuere, lo cierto es que todo aumento del desempleo resulta negativo y así se debe valorar. Además, y esta es la segunda cuestión a subrayar de manera negativa, se ha dado un aumento anual del desempleo.

Por su parte, en el conjunto de España el desempleo ha crecido mensualmente en mayor medida debido al mayor impacto del fin de la campaña navideña. Ese incremento ha sido exactamente del 2,85%. En cuanto a la variación anual, el desempleo desciende en un año el -0,97%.

Afiliación a la Seguridad Social y contratación

Respecto a la afiliación a la Seguridad Social, los datos mensuales del mes de enero confirman el previsible descenso de la afiliación. Tal y como se ha explicado, conviene tener en cuenta que el primer mes del año siempre ha resultado adverso para la creación de empleo.

En este caso, el número medio de personas afiliadas a la Seguridad Social en Navarra se sitúa en el mes de enero en las 286.929, por tanto, 2.923 menos que el mes anterior, un -1,01% mensual. Por su parte, en el Estado el descenso mensual de la afiliación ha sido del -1,26%.

Sin embargo, el balance en términos anuales es positivo. En un año se ha dado un aumento de 6.796 afiliaciones. Esta variación supone en términos porcentuales un aumento anual del 2,43%. Se trata de un crecimiento del empleo superior al de la media española (1,83%). De hecho, en 2019, concretamente en octubre, se alcanzó la cota histórica de empleo en Navarra (291.465 afiliaciones).

En cuanto a la contratación, los datos del mes de enero, como también es habitual, reflejan un crecimiento mensual de la contratación. El número de contratos con centro de trabajo en la Comunidad Foral registrados en el Servicio Navarro de Empleo-Nafar Lansare durante el pasado mes han sido 33.138 contratos. Esta cifra supone un incremento de 5.163 contratos respecto al mes anterior (un 18,5%). Sin embargo, respecto al mismo mes de 2019 se produce un descenso de la contratación del -1,5%, lo que supone 517 contratos menos.

Respecto a su tipología, el peso de la contratación indefinida se ha situado en enero en el 7,4% y, por tanto, el restante 92,6% han sido contratos temporales. También conviene destacar, en este caso de manera positiva, que el incremento porcentual del número de contratos indefinidos ha sido significativamente superior al aumento mensual de la contratación temporal. Así, los contratos indefinidos se han incrementado en un mes un 40,2% (704 contratos indefinidos más) mientras que la contratación temporal lo ha hecho un 17% (4.459). De hecho, en comparación con enero de 2019, mientras que el número de contratos temporales se ha reducido un -3,5% (600 menos), el número de contratos indefinidos se ha incrementado un 3,5% (83 más).

Desglose de los datos de paro

Por agencias de Empleo se produce una variación desigual, tanto en términos mensuales como anuales.

Se ha dado un aumento mensual del desempleo en todas las agencias salvo en la de Tafalla en la que ha descendido un -1%. En cuanto a los incrementos del desempleo, han sido los siguientes: En la agencia de Santesteban el aumento del paro ha sido del 4,5%, en la de Aoiz (4,4%), en la agencia de Alsasua (4%), en la de Estella (2,5%), en las de Pamplona (2,2%), en la de Lodosa (2,1%) y en la de Tudela (1,5%).

En cuanto a la variación anual, se ha dado un descenso del paro registrado en las agencias de Santestaban (-6,9%), Alsasua (-5,7%) y Tafalla (-1,5%). Por su parte, en Pamplona y en la agencia de Tudela el paro se ha incrementado ligeramente (un 0,6% y un 0,7% respectivamente). Por otro lado, el desempleo registrado se ha incrementado en un año en mayor medida en las agencias de Aoiz (5%), Estella (6,8%) y Lodosa (7,3%).

Respecto a la caracterización del desempleo, según sexo, el paro registrado se sitúa en 19.814 mujeres, produciéndose un aumento de 31 desempleadas en un año (un 0,2%) y en 14.058 hombres, con un incremento anual del 1,9% (262 parados más con respecto a enero de 2019). De esta forma, la proporción de las mujeres desempleadas con respecto al total del paro es actualmente del 58,5% frente al 41,5% que suponen los parados registrados.

Por grupos de edad, los jóvenes desempleados y desempleadas menores de 25 años son 3.098 (un 9,1% del total), las personas desempleadas de 25 a 34 años representan el 19,3% del total del desempleo (6.534), los parados y paradas de entre 35 y 44 años suponen el 23,8% (8.056), los parados y paradas de entre 45 y 54 representan el 23,4% (7.937 personas). Por último, el peso del colectivo de personas desempleadas de 55 o más años supone el 24,3%, se trata de 8.247 personas.

En términos anuales, el desempleo se reduce en los intervalos de edad intermedios. Un -0,9% en el caso de las personas de entre 35 y 44 años y un -2,1% en el de aquellas de 45 a 54 años. Por el contrario, aumenta en el intervalo de menos de 25 años (un 4,6%), también se incrementa el número de personas desempleadas de 25 a 34 años (en este caso un 2,5%) así como el de las personas paradas registradas de 55 y más años (un 3,0%).

Por otra parte, según la nacionalidad, el 20% de las personas desempleadas en enero tiene nacionalidad extranjera, se trata de 6.773 personas. En cuanto a las variaciones anuales, mientras que el desempleo de la población con nacionalidad española ha descendido un -0,1% (36 menos), el número de personas desempleadas de nacionalidad extranjera se ha incrementado en un año el 5,1% (329 más).

En lo que se refiere al desempleo de larga duración (un año o más en situación de desempleo continuado). Los datos correspondientes al primer mes del año indican que del total de las personas registradas como desempleadas, el 33,5% son desempleadas de larga duración. Se trata exactamente de 11.337 personas, de las cuales un 64,4% son mayores de 45 años (7.304) y un 40,3% son mayores de 55 años (4.568 personas). Como dato positivo hay que destacar que el paro de larga duración ha descendido en un año un -6,8% (en términos absolutos se trata de 825 personas desempleadas de larga duración menos).

Por último, por sectores económicos, el desempleo se ha incrementado respecto a diciembre en el sector primario y en el sector servicios. En el sector agrícola y ganadero el aumento mensual del paro ha sido de un 1,2% (24 personas paradas más). Por su parte, el paro derivado del sector servicios ha crecido un 3,5% (776 más). En cuanto a los descensos del desempleo, el paro procedente de la industria ha descendido un -0,3% en un mes (16 personas desempleadas menos) y un -6,4% el paro derivado de la construcción (111 menos).

En términos anuales, resulta positivo que el paro haya disminuido en el sector industrial, exactamente un -2,1% (98 personas desempleadas menos) y en el sector de la construcción (-4,4%, 75 personas paradas menos). Sin embargo, se ha incrementado un 2,8% en el sector primario (54 más) y un 1,3% en el sector servicios (297 más). Por otra parte, el número de personas desempleadas sin empleo anterior se ha incrementado en un 4,2% en un año (115 personas).

Hay que añadir que el paro del sector de servicios representa el 67,2% del desempleo registrado mientras que el desempleo procedente de la industria es del 13,8%, siendo del 4,8% el derivado de la construcción y del 5,9% el del sector primario. En cuanto al desempleo de las personas sin empleo anterior, este representa el 8,3% del total del paro registrado.

La consejera de Derechos Sociales, Carmen Maeztu, ha subrayado que "pese al mal dato de paro, la evolución de la generación de empleo y la afiliación a la Seguridad Social sigue siendo muy positiva en términos anuales. Desde el año 2018 venimos creando más empleo que la medida española y es algo que persiste." En ese sentido, "esperemos que las buenas perspectivas de la economía navarra sigan creando empleo y que este sea cada vez de más calidad y más inclusivo para todas y todos", ha concluido.

AFILIACIÓN La tasa de afiliación media a la Seguridad Social en Navarra se ha reducido un 1,01 % en enero en relación con diciembre y ha aumentado un 2,43 % en comparación con el mismo mes del año anterior, lo que ha situado la cifra media de afiliados en 286.929.
 
Según los datos facilitados este martes por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, en enero el número de afiliaciones se redujo en 2.923 en relación con diciembre y aumentó en 6.796 si se compara con enero de 2019.
 
Del total de inscritos en la Comunidad Foral, 46.993 son autónomos y 239.936 pertenecen al régimen general y dentro de este 5.207 al agrario y 7.074 al del hogar.

DESEMPLEO FEMENINO CCOO alerta del crecimiento del paro en las mujeres. Enero cierra con 811 desempleadas más que el mes anterior y con 31 desempleadas más que hace un año, por lo que la brecha en el desempleo femenino, lejos de disminuir, sigue aumentando. De las 33.872 personas desempleadas registradas en enero en las oficinas de empleo, 19.814 son mujeres, es decir, 6 de cada 10 personas en desempleo son mujeres.

Alta temporalidad y parcialidad en las contrataciones. La práctica habitual de las empresas sigue siendo la contratación temporal: más de un 92% de los contratos firmados en enero de 2020 fueron contratos temporales. La contratación a tiempo parcial se mantiene en niveles muy altos, suponen un 26,3% de los contratos firmados en enero, prácticamente la misma proporción de contratos a tiempo parcial que se firmaron en enero de 2019.

La brecha de género en parcialidad sigue siendo muy alta. En enero las mujeres firmaron 7 de cada 10 contratos a tiempo parcial y también firmaron 7 de cada 10 contratos temporales y a tiempo parcial a la vez, la forma de contratación más precaria. Esta alta parcialidad en la jornada laboral femenina, en la mayoría de los casos involuntaria, es la que está detrás de la elevada brecha salarial que sufren las mujeres en nuestra comunidad e influye de manera decisiva cuando se jubila, cobrando pensiones un 40% más bajas.

Para CCOO es imprescindible combatir la feminización del paro: "Se debe pasar de los discursos a la concreción y aplicación de medidas eficaces que conviertan en realidad la igualdad laboral".

PLAN DE EMPLEO Por su parte el secretario general de la UGT de Navarra, Jesús Santos, ha sostenido este martes que los datos del desempleo de enero "refuerzan la urgencia del Plan de Empleo".

En una rueda de prensa en la que ha dado a conocer un informe sobre la negociación colectiva, ha subrayado la necesidad de ese Plan de Empleo no solo en el incremento del desempleo, sino también en el hecho de que casi el 60 % de las personas en paro son mujeres y porque el 92,6 % de los contratos suscritos el mes pasado fueron temporales.

Al respecto, ha valorado como un "primer paso muy positivo" el "compromiso adoptado por el actual Gobierno de Navarra de impulsar la negociación de un Plan de Empleo en el marco del Consejo del diálogo social que ya se ha materializado en la sesión de planificación celebrada en enero y en la aprobación de los contenidos del plan, los principios para su elaboración y las comisiones de trabajo".

De la confluencia de un buen Plan de Empleo que "siente las bases para dotar a nuestro modelo de trabajo de la cantidad y calidad de empleo que necesita Navarra y unos buenos convenios colectivos se derivará una mejora generalizada de la calidad de vida y el bienestar, ha añadido.

Ha concluido asegurando que trabajarán para lograr revertir la "penosa situación laboral a la que condujeron la crisis económica y las políticas neoliberales y antisociales con la que se gestionó".