La organización cancela el Mobile por el coronavirus y la fuga de teleoperadoras

El congreso, previsto del 24 al 27 de febrero, iba a tener un impacto económico en Barcelona de 492 millones de euros

13.02.2020 | 01:12
Un operario prepara el Mobile World Congress ayer, antes de anunciarse su cancelación.

Barcelona – La GSMA, organizadora del Mobile World Congress (MWC), decidió ayer cancelar finalmente la edición de este año del congreso por el brote internacional de coronavirus y después de que una treintena de empresas haya anunciado que no asistirían.

La asociación tomó esta decisión después de la reunión de urgencia de su comité, formado por 26 empresas y operadores de la industria móvil. Entre las compañías que forman el comité, se encuentran Orange, Vodafone, Deutsche Telekom, NTT Docomo y AT&T, que son algunas de las empresas que habían anunciado que no asistirán al MWC por el coronavirus.

El Mobile de este año estaba previsto del lunes 24 al jueves 27 de febrero en Barcelona y L'Hospitalet, en los recintos de Montjuïc y Gran Via de Fira de Barcelona y La Farga de L'Hospitalet. La GSMA preveía más de 110.000 asistentes de 200 países –un poco más que el récord de participación de hace un año–, y un impacto económico de 492 millones de euros en su decimoquinta edición en Barcelona.

El salón tenía como lema Limitless intelligent connectivity (Conectividad inteligente ilimitada) y preveía generar alrededor de 14.100 empleos temporales, además de contar inicialmente con la participación de 2.800 empresas.

Las cancelaciones de asistencia de empresas al Mobile World Congress empezaron el martes 4 de febrero con LG Electronics y, en una semana, el listado ya había llegado a más de una treintena, con ausencias destacadas como Ericsson, Sony, Intel, Cisco, McAfee, Rakuten, Nokia y British Telecom.

También anunciaron que no acudirán al congreso Nvidia, Amazon, TCL, Gigaset, Unidigi, Vivo, Facebook, Telnet –la primera española en cancelar su participación–, Accedian, Mediatek, CommScope, Sprint y HMD Global, entre otras.

Antes de que las compañías empezarán a cancelar su asistencia, el miércoles 29 de enero, la GSMA comunicó por primera vez que estaba analizando el "potencial impacto" del coronavirus en la celebración del congreso, y aseguró que el salón se iba a desarrollar como estaba planeado y que no había registrado ninguna incidencia en las acreditaciones.

En ese mismo comunicado, la asociación ya indicó que estaban tomando medidas preventivas para garantizar la seguridad sanitaria de los asistentes el congreso.

Dos días más tarde, el viernes 31 de enero, los organizadores del MWC insistieron en que las acreditaciones no habían tenido ningún impacto por el coronavirus y que el congreso se mantenía, y anunciaron más medidas sanitarias, como más limpieza y desinfección y más apoyo médico, además de paneles con información en los recintos feriales.

También las administraciones públicas –Gobierno, Generalitat y Ayuntamiento de Barcelona– han hecho énfasis en las últimas semanas en que no había razones sanitarias para suspender el Mobile y que no era necesario tomar más medidas de protección que las adoptadas hasta ahora.

El siguiente comunicado llegó el martes 4 de febrero, el mismo día de la primera cancelación con LG, en el que la GSMA ya confirmó que había un "impacto mínimo" en la celebración del Mobile, pese a que remarcó que el salón continuaba como esta previsto.

Explicó que iba a implementar medidas preventivas adicionales contra el brote mundial, como un protocolo de cambio de micrófonos para los conferenciantes y sugerir a los asistentes abstenerse de saludarse estrechándose la mano.

Otra batería de medidas llegó el 6 de febrero, con un teléfono de atención médica 24 horas, un día antes de la anulación de Ericsson, que tenía más de 6.000 metros cuadrados expositivos en el congreso, decisión que la GSMA lamentó y admitió que tendría impacto en el MWC 2020.

Las últimas medidas que adoptó la GSMA fue la de prohibir la entrada a los participantes llegados de la provincia Hubai (China), con capital Wuhan; medir la temperatura a los congresistas; pedir a los asistentes que hubieran estado en China demostrar que han estado fuera del país 14 días antes del evento, y al resto certificar que no habían estado en contacto con nadie infectado por el coronavirus.

Mobile 2021 No obstante, la GSMA, la asociación organizadora del Congreso, garantizó ayer que este evento regresará a Barcelona en 2021 y en sucesivas ediciones, y achacó la anulación de esta edición del Mobile a la "preocupación global" sobre la epidemia del coronavirus.

En un comunicado difundido ayer por la tarde, el consejero delegado de la GSMA, John Hoffman, aseguró que esta preocupación global sobre el coronavirus y los viajes hacían "imposible" acoger el evento.