El puerto seco de Noáin ya registra el viaje de seis trenes semanales

Cohesión Territorial prevé que en las próximas semanas pueda elevarse el transporte a siete para atender a las empresas

10.03.2020 | 00:46
El consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza, y el director de Relaciones Corporativas de Hutchison Ports Best, Javier Mª Vidal, en la visita al Puerto Marítimo de Barcelona. Foto: cedida

pamplona – Navarra ha ampliado este mes a seis trenes semanales el transporte ferroviario de mercancías desde el Centro Logístico de Noáin al Puerto Marítimo de Barcelona. Con este aumento de la frecuencia –130 más–, se llegará a los 650 trenes de mercancías con 840.000 toneladas transportadas en los trayectos Noáin-Barcelona-Noáin en 2020, frente a los 520 de 2019. Sin embargo, Cohesión Territorial prevé que en las próximas semanas se necesiten siete trenes semanales para atender a las empresas.

El consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza, visitó el Puerto Marítimo de Barcelona, acompañado de la directora general de Transportes, Berta Miranda; el director de Relaciones Corporativas de Hutchison Ports Best, Javier María Vidal; y el director general de Synergy, Pablo García. El Gobierno foral destaca que una subida "del transporte ferroviario de mercancías reduce el número de camiones en las carreteras a medio y largo plazo, descongestiona las vías, aminora el desgaste de las infraestructuras y reduce las emisiones de CO2".

El operador logístico Gimex/Synergy gestiona desde 2012 el servicio ferroviario de mercancías entre Barcelona y Noáin (esta última ocupa una superficie de 35 hectáreas e integra el transporte por carretera y ferrocarril).

Desde 2012 se han efectuado 2.000 trayectos. Ese año operaba un tren de mercancías a la semana (viaje de ida y vuelta); en 2014 aumentó a dos trenes semanales; un año después, en 2015, a tres trenes; el incremento a cuatro llegaría en 2016; y, en 2019, se alcanzó la cifra de cinco trenes. Esta oferta ha conllevado a que en ocho años dejen de circular 73.000 camiones por las carreteras y que se haya evitado más de 100.000 toneladas de emisiones de CO2.