Alerta sanitaria

El Gobierno estudia la suspensión del alquiler y una renta mínima temporal para los más vulnerables

Calviño defiende las medidas “proporcionadas y eficaces” del Ejecutivo para mitigar la ralentización

26.03.2020 | 02:02
La vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ayer a su llegada al Congreso en Madrid. Foto: Efe

Pamplona – El Gobierno trabaja para aprobar un nuevo paquete de ayudas públicas que alivie a los más vulnerables y los más afectados por la crisis económica desatada por la pandemia del coronavirus. Desde el Ejecutivo se trabaja en dos frentes claros. Por un lado se busca articular algún tipo de mecanismo para suspender dos meses los alquileres para aquellas personas que hayan quedado más expuestas. Por otro, los ministros trabajan en el diseño de una renta mínima temporal para los más vulnerables. Ambas propuestas están en una fase preliminar y aún se están perfilando y es posible que sufran cambios respecto al plan inicial.

Fuentes del Ejecutivo explican que la idea es llevar este paquete de medidas al próximo Consejo de Ministros para aprobarlas cuanto antes. Pero antes tienen que recibir el visto bueno de la vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, que quiere analizar con detalle el coste y el impacto de las medidas.

En este sentido, Calviño avanzó ayer que el Ejecutivo aprobara nuevas medidas de ayuda para quienes tienen dificultades en el pago del alquiler y añadió que seguirán tomando cuantas iniciativas sean necesarias en las próximas semanas.

Impacto estructural El objetivo es tratar de minimizar el riesgo de que la ralentización económica tenga un impacto estructural, sobre todo en términos de empleo y que suponga un lastre para la recuperación, afirmó durante su intervención en el Pleno del Congreso en la que ha pedido la convalidación de los tres decretos leyes económicos aprobados para enfrentar la crisis del COVID-19, que es "excepcional y transitoria".

Calviño insistió en que el Ejecutivo está trabajado para dar una solución a quienes se encuentran con dificultades para pagar su alquiler, teniendo en cuenta las especificidades de un mercado en el que operan entidades públicas, grandes tenedores de vivienda, otros profesionales y también personas que dependen de esta renta para poder abordar sus gastos mensuales.

En este sentido, ayer se mostró favorable a actuar en el mercado del alquiler tras señalar hace unos días que se debía "reflexionar" sobre los posibles efectos adversos de una suspensión del pago de alquileres similar a la puesta en marcha con las hipotecas para paliar la crisis del coronavirus.

La ministra de Asuntos Económicos y Economía Digital avisó de que la perturbación conjunta de demanda y oferta para la economía español afectará a los ingresos de las empresas y autónomos, generando tensiones de liquidez que podrían derivar en una pérdida de empleo "significativa".

Por ello, Calviño abogó ayer por adoptar cuantas medidas urgentes de estabilización sean necesarias para evitar que la crisis se convierta en estructural.

"Las propias medidas de contención que los distintos países hemos ido adoptando en las últimas semanas también tienen un impacto directo en la demanda y en la actividad económica doméstica", añadió al tiempo que afirmó que el Ejecutivo "está trabajando en otras medidas complementarias que puedan ser necesarias en las próximas semanas".

Con las medidas laborales –recordó Calviño– se facilita que el ajuste del empleo sea "transitorio" y "evitamos que haya cierre de empresas y despidos que puedan ser más estructurales, de modo que el impacto no vaya más allá de lo que dure esta crisis sanitaria".

La ministra también pidió seguir "actuando unidos, con lealtad y responsabilidad" y ha apelado a todas las Administraciones Públicas a trabajar "de forma coordinada y apoyándose mutuamente".

Con la convalidación de estos tres reales decretos-ley, señaló, se cumple la obligación de reforzar la respuesta sanitaria, apoyar a las personas más vulnerables y sostener el tejido económico y el empleo "para intentar evitar un impacto más estructural y duradero".

Agradeció la colaboración leal y se mostró convencida de que esa seguirá siendo la tónica.

"Creo que los ciudadanos españoles no entenderían que fuera de otra manera, cuando ellos mismos, con su comportamiento están colaborando, permaneciendo en sus casas, en la lucha contra la enfermedad", puntualizó la vicepresidenta y ministra.

Mercados

El ibex aguanta y sube un 3,35%

Encadena dos sesiones al alza. La bolsa española concluyó ayer la sesión con una subida del 3,35% y recuperó el nivel de los 6.900 puntos animada por el avance de Wall Street, que vuelve a rentabilizar el plan de dos billones de dólares acordado en Estados Unidos para estimular su economía y hacer frente a las consecuencias del coronavirus. El índice de referencia del mercado nacional, el IBEX 35, ganó 225,1 puntos, el 3,35%, hasta 6.942,4 puntos. En el año pierde todavía el 27,3% y en marzo, el 20,41%. En Europa, París ganó el 4,47%; Londres, el 4,45%; Fráncfort, el 1,79%; y Milán, el 1,74%.