Saiz dice que el impacto de la pandemia ha sido "menos acusado" en Navarra y que 2021 es el año de la "recuperación"

29.01.2021 | 10:59
La consejera de Economía y Hacienda, Elma Saiz, durante una rueda de prensa.

La consejera de Economía y Hacienda del Gobierno de Navarra, Elma Saiz, ha destacado que "estamos en un momento crucial" y ha afirmado que el 2021 "es un año de recuperación" después de que la economía navarra cerrase el 2020 con un retroceso del 8,3%, cifra que, ha resaltado, mejora las previsiones del Gobierno foral en agosto, que estimaba esta caída entre un 9% y un 10,2%.

Saiz se ha pronunciado así este viernes en una rueda de prensa, en la que ha valorado la evolución de la economía navarra durante el año 2020, un año marcado por la pandemia. Así, ha destacado que "el impacto de la pandemia ha sido menos acusado en la economía foral" que se ha contraído en 2020 un 8,3% frente al 11% a nivel nacional. Ha resaltado, además, que en la primera mitad de 2020, la reducción del PIB en la Comunidad foral fue del 10,7% frente al 12,9% nacional, una evolución que se mantuvo en la segunda mitad del año "a pesar de que la segunda ola golpeó con especial fuerza a Navarra en otoño".

Elma Saiz ha asegurado que "el escenario al que nos enfrentamos es completamente diferente al del año pasado". Así, ha afirmado que 2021 "es un año de recuperación" y ha subrayado que la vacuna "ha marcado un punto de inflexión en la lucha contra la pandemia y supone un impulso para la confianza de los agentes económicos y la recuperación de la actividad".

La consejera ha advertido de que estamos en una "situación extremadamente delicada con la tercera ola del virus en niveles máximos y una tensión sobre el sistema sanitario enorme". No obstante, ha resaltado que las medidas adoptadas "están mucho más acotadas" que las implantadas en marzo y, si bien, "debilitarán la actividad en los primeros meses del año, el impacto no será tan grande como en los meses de marzo y abril de 2020".



Por ello, ha apuntado que "en la medida en que avance el proceso de vacunación y se consigan controlar los contagios, la economía se irá reactivando con repuntes más fuertes previstos para la segunda mitad del año".

Igualmente, Elma Saiz ha resaltado que el escenario internacional "se ha relajado en los últimos meses" y ha asegurado que el acuerdo del Brexit y el resultado de las elecciones en Estados Unidos "permiten afrontar la reactivación desde unas óptica más optimista".

A ello ha unido "el mantenimiento de estímulos monetarios y fiscales". Así, ha destacado que el plan de recuperación europeo 'Next Generation' "ya esta en proceso de aprobación" y que el Banco Central Europeo ha anunciado que amplía su plan de estímulos hasta 2022.

Elma Saiz, ha reconocido que el escenario de 2021 "no está exento de riesgos" y ha llamado a ser "extremadamente prudentes" ante la evolución del virus, la aparición de nuevas cepas que "pueden complicar el proceso de inmunización y demorar la recuperación de la actividad", unido a problemas en el suministro de la vacuna que "supone un freno a la normalización". "Tenemos por delante unos meses muy difíciles todavía, pero estamos también ante una oportunidad única para sentar las bases de una economía más moderna, equilibrada y sostenible y hacer de Navarra una región más competitiva y más avanzada", ha concluido.

LAS MEDIDAS RESTRICTIVAS "FRENAN" EL AVANCE A FINALES DE AÑO


Los resultados del cuarto trimestre reflejan que el PIB creció en Navarra un 0,3% respecto al periodo anterior. Se trata de "un avance muy contenido que contrasta con fuerte repunte actividad del tercer trimestre" debido a que las medidas restrictivas implantadas en octubre "han frenado el rimo de avance de la actividad en la última parte del año" con una caída del 5,9% respecto a 2019.

La consejera ha explicado que la evolución por sectores "es dispar". Así, la actividad industrial, "que tocó suelo en el mes de abril, se ha ido recuperando desde entonces a un ritmo bastante aceptable, y la producción en la ultima parte del año se acerca a niveles pre-covid". El clima industrial, ha dicho, "se ha ido debilitando en los últimos meses pero las perspectivas son favorables y se prevé que la actividad vaya poco a poco volviendo a la normalidad".

Por su parte, el sector servicios está "muy condicionado por la evolución de la pandemia" y el endurecimiento de las medidas de contención "provocó un descenso de la actividad que se recuperó parcialmente en noviembre, pero lejos de recuperar los niveles previos a la pandemia". Así, ha esperado que conforme avance el proceso de vacunación "la actividad terciaria se irá normalizando".

Si bien ha reconocido que "quedan meses difíciles para el sector", ha esperado que "las ayudas del pasado mes de diciembre, unidas al paquete de hasta 10 millones que en breve verá la luz y el acompañamiento permanente al sector a través del plano fiscal y financiero, puedan ayudar a mitigar los efectos derivados de las limitaciones de actividad".

Las exportaciones "que se habían ido recuperando, se han resentido en noviembre por el aumento de las restricciones en Europa" pero las importaciones "han seguido creciendo". En cuanto a la evolución de la demanda, ciertos indicadores de consumo privado, como el comercio minorista o las matriculaciones de turismos, "han perdido tono en los últimos meses del año" y la confianza de los consumidoras "se mantiene en niveles mínimos ante las sucesivas olas de contagios". No obstante, Saiz ha señalado que conforme avance la vacunación y mejores la situación "es previsible que mejore el consumo impulsado por la demanda embalsada y el aumento del ahorro".

En cuanto al empleo, ha indicado que los indicadores laborales "reflejan las consecuencias del endurecimiento de las restricciones" sobre todo con el cierre de la hostelería en octubre que "obligó a reactivar los ERTES", de manera que en el último trimestre se presentaron más de 2.100 expedientes. Así, "tras cuatro meses consecutivos de descensos", el paro "aumento en 2.500 personas" y la tasa se situó en el 11,65%, un aumento del 1,7% respecto al trimestre anterior.

Así, si bien el empleo "continuó recuperándose en los últimos meses del año" a nivel interanual deja "casi 2.800 empleos menos que en 2019", con la hostelerías, las actividades artísticas y recreativas, el comercio y los servicios administrativos como los sectores más afectados. Por contra, el empleo ha crecido en servicios públicos pero también en los profesionales, científicos, técnicos o en la industria de la alimentación.
noticias de noticiasdenavarra