El Movimiento de Pensionistas se manifestará el 13 de febrero

Anuncian que protestarán también por la reforma propuesta en el Pacto de Toledo

02.02.2021 | 01:08

pamplona – El Movimiento de Pensionistas Vascos ha confirmado que mantiene su convocatoria de manifestaciones el 13 de febrero en Euskadi y Navarra en defensa de sus reivindicaciones. También han anunciado que en próximos días remitirán cartas al Gobierno central, los sindicatos UGT y CCOO y a partidos políticos para protestar por la reforma de las pensiones propuesta en el Pacto de Toledo y a pensionistas del resto del Estado para que se sumen a sus movilizaciones del sábado de la próxima semana.

Así lo anunciaron a los presentes concentrados en las movilizaciones de los lunes en las que han trasladado que, de cara a las manifestaciones del 13 de febrero, han envidado cartas a todas las plataformas de pensionistas del resto del Estado, para que impulsen o apoyen movilizaciones similares en sus respectivas ciudades y pueblos. En ese sentido, indicaron que "algunas plataformas ya les han manifestado su voluntad y disposición a hacerlo", por lo que desde el movimiento de pensionistas vasco, tienen la voluntad de intentar coincidir en una fecha de movilización "coordinada y fuerte" en torno a primavera.

El colectivo informó a los concentrados de los contenidos de la reunión que, por vía telemática, mantuvieron el pasado jueves los representantes del movimiento de pensionistas de Alava, Bizkaia, Gipuzkoa y Navarra donde constataron y coincidieron en denunciar la "grave situación" a la que se enfrentan este año las pensiones, las relaciones laborales y otros derechos sociales.

Los pensionistas criticaron "las malas noticias" que se hacen públicas sobre la aplicación de las recomendaciones del Pacto de Toledo y "la imposibilidad o incapacidad" de sacar medidas progresivas en la Mesa de Diálogo Social entre el Gobierno de Madrid, la patronal y los sindicatos CCOO y UGT, un formato de mesa de diálogo que se repite en Euskadi, y que, a juicio del colectivo, está evidenciando a nivel de la comunidad autónoma, "las enormes limitaciones en el área social del proyecto de presupuestos del Gobierno Vasco que presagian que "la borrasca" a la que tendrán que enfrentarse sea "violenta y dura".