Cientos de personas defienden el derecho a la lucha sindical

La secretaria general de LAB denuncia una "escalada represiva en contra de la protesta sindical"

25.04.2021 | 01:30
La cabecera de la marcha convocada ayer en Pamplona por el sindicato LAB. Foto: Unai Beroiz

Cientos de personas secundaron ayer la manifestación celebrada en Pamplona para reivindicar que "el sindicalismo no es delito", tras la detención de seis miembros de LAB. Los sindicalistas fueron detenidos el pasado martes por su presunta implicación en unos incidentes ocurridos durante una movilización del sector de limpiezas el pasado 9 de abril en el que se bloqueó un camión de la empresa ISN y por una protesta ante la sede de la CEN, el 8 de marzo. Una de las detenidas fue puesta en libertad el mismo martes y el resto al día siguiente.

La movilización, que contó con la participación de alrededor de 900 personas, según la Delegación del Gobierno, partió de la plaza Baluarte de Pamplona. Tres columnas de mujeres, ataviadas con chalecos morados con el mensaje 'Pikete feminista', abrieron la marcha seguidas por una pancarta con el lema El sindicalismo combativo no es delito. Borroka sindikala aurrera. A lo largo del recorrido se corearon consignas como 'El sindicalismo no es delito', 'Para delito el de la patronal', 'Gora borroka feminista' (Viva la lucha feminista) o 'Vergüenza me daría ser policía'.

En declaraciones previas al inicio de la manifestación, la secretaria general de LAB, Garbiñe Aranburu, aseguró que las detenciones de esta semana "han sido un salto más" en la "escalada represiva en contra de la protesta sindical y social". Para Aranburu, "el operativo policial ha sido un ataque muy claro contra el sindicalismo combativo y un modelo sindical feminista, que es el que practica este sindicato". "Estamos viendo que bajo este sistema capitalista los trabajadores no vivimos en democracia", afirmó la representante de LAB, que destacó que "se está dando una concentración cada vez mayor de beneficios y poder en una élite económica y por eso vemos que la patronal está envalentonada, porque se siente impune, porque lo que se está viendo es que todos los poderes del estado –el legislativo, el judicial y el policial– están al servicio del capital". "Es un poco el mundo al revés. Se plantea como delito luchar contra unas injusticias pero al mismo tiempo los actos de la patronal quedan impunes", denunció.

"Es delito luchar contra las injusticias mientras los actos de la patronal quedan impunes"

Garbiñe Aranburu

Secretaria general de LAB


noticias de noticiasdenavarra