"Vuelta a los chiringuitos del Régimen": ELA acusa al Gobierno foral de "promocionar" a UGT y CCOO

"Ya lo ha puesto en práctica con la Junta de Contratación Pública y con la ley foral sobre el deporte profesional"

24.05.2021 | 12:10
El coordinador de ELA en Navarra, Imanol Pascual, y la responsable del sindicato en Pamplona, Saioa Urriza

ELA ha denunciado que el Gobierno de Navarra está promocionando a CCOO y UGT en detrimento de otros modelos sindicales dándoles exclusividad en la Junta de Contratación Pública, la Mesa de la Formación y el Talento y la Mesa del automóvil así como a través de la Ley Foral 18/2019 de profesiones del deporte.

El coordinador de ELA en Navarra, Imanol Pascual, y la responsable del sindicato en Pamplona, Saioa Urriza, han planteado esta denuncia en una rueda de prensa en la que han anunciado que mañana se concentrarán frente al Palacio de Navarra y que solicitarán una reunión con los consejeros Elma Sainz (PSN), José M.ª Aierdi (Geroa Bai) y Eduardo Santos (Podemos).

"El Gobierno de Navarra ha recuperado los criterios antidemocráticos que utilizaban Miguel Sanz y Yolanda Barcina", ha denunciado Urriza señalando que está promocionando a UGT y CCOO a través de la Junta de Contratación Pública, la Ley Foral 18/2019, la Mesa de la Formación y el Talento y la Mesa del Automóvil.

A juicio de Pascual "no se trata de una decisión aislada ni improvisada" del Gobierno foral, sino que es "meditada y consciente" y busca "compensar" la pérdida de representatividad de ambos sindicatos puesto que ambas formaciones han pasado de representar en 2010 a más del 56 % de los trabajadores al 48 % actual.

Esta forma de actuar, ha señalado, es "consensuada por los tres partidos políticos que componen el Gobierno", PSN, Geroa Bai y Podemos, por lo que solicitarán una reunión con un representante del Gobierno de cada grupo.

En concreto, ha indicado, pedirán reunirse con la consejera de Economía y Hacienda, Elma Sainz (PSN), el vicepresidente segundo y consejero de Ordenación del Territorio, Vivienda, Paisaje y Proyectos Estratégicos, José María Aierdi (Geroa Bai) y el consejero de Políticas Migratorias y Justicia, Eduardo Santos (Podemos).

Asimismo, mañana a las 12.30 horas realizarán una concentración de delegados sindicales frente al Palacio de Navarra para pedir que el Gobierno modifique su "postura antidemocrática".

El dialogo social en Navarra tiene "una historia negra y llena de corrupción en la que durante muchos años se fue creando un entramado opaco compuesto por diferentes foros y mesas que se utilizaban principalmente para financiar a UGT, CCOO y la patronal", ha denunciado Pascual.

En este sentido, ha subrayado que a través de diferentes convenios se llegó a pagar con dinero público el salario íntegro de más de 120 miembros de estos dos sindicatos y a abonarse los gastos de luz y gas de sus locales, "un sistema cuestionado por la Cámara de Comptos".

Según Urriza, actualmente la situación más grave se da en la Junta de Contratación, y es que por decreto foral se establece como miembros solo a UGT y CCOO al amparo de la Ley de Contratos Públicos, que prevé en su artículo 119 la creación de una junta de contratación pública cuya composición se desarrollará a través de un reglamento.

Esta ley, aprobada en abril del 2018, fue "muy importante porque incorporaba las clausulas sociales", ha apuntado Urriza destacando que su aprobación "fue consecuencia de un trabajo sindical de concienciación y movilización muy grande". En este sentido, ha recordado que en 2014 ELA promovió una Iniciativa Legislativa Popular para su modificación con 14.635 firmas.

Esta estrategia de recuperar criterios antidemocráticos "fue la que se utilizó a lo largo de la pandemia", ha asegurado Pascual en referencia mesa de crisis creada para abordar esta situación, en la que participaban los CCOO, UTG, ELA, LAB y la patronal y que fue "liquidada" en junio del 2020.

En esta mesa, ha explicado, se estaba discutiendo la posibilidad de complementar los ERTE pero el Gobierno, sin contestar a la propuesta que había hecho ELA en esa materia, decidió llevar esa materia al Consejo del Diálogo Social para llegar a un acuerdo con UGT y CCOO.

El acuerdo alcanzado "resume muy bien la forma de ser del diálogo social" y su estrategia "basada en la propaganda y no en los hechos" ha denunciado señalando que se aseguró que 11.000 trabajadores se iban a beneficiar de ese complemento mientras que un año después apenas lo han recibido 600.

noticias de noticiasdenavarra